Reportaje

acción por el clima

BBVA, pionero en el uso de la analítica de datos para calcular la huella de carbono de las empresas

14/07/2020 ¿Se ha planteado alguna vez cuál es la huella de carbono de su empresa? BBVA ha incorporado una nueva funcionalidad al agregador financiero BBVA One View que, a través del análisis de datos, permite a las empresas conocer la cantidad de gases de efecto invernadero que emiten a la atmósfera con su actividad diaria.

Esta nueva funcionalidad entra en vigor en un momento en el que la principal preocupación de las pymes y empresas es saber cómo afrontar la desescalada durante la crisis sanitaria. Por este motivo, conocer su huella de carbono es un primer paso para implementar acciones que les ayuden a reducir sus gastos en energía, al mismo tiempo que generan un impacto positivo en el planeta. Además, a partir de esta información, podrán explorar nuevas líneas de negocio, más sostenibles, que les facilitarán la recuperación en un nuevo contexto.


¿Cómo funciona?

El agregador inteligente para empresas, llamado BBVA One View, facilita el cálculo de la huella de carbono a partir de los movimientos que se producen en las cuentas agregadas de la empresa relacionados con los gastos de electricidad, gas o combustible. Con esta información, la nueva funcionalidad convierte los gastos en energía en toneladas de CO2 emitidos a la atmósfera por la actividad empresarial. Para ello, y sin que el cliente tenga que introducir ningún dato adicional, se aplica el correspondiente factor de emisión de CO2 a la estimación de la cantidad de energía consumida en cada uno de esos gastos. Una vez calculada la huella de carbono de la empresa en toneladas de CO2 que emite a la atmósfera, esta herramienta muestra su evolución mensual junto con la de los gastos energéticos asociados. De este modo, las empresas pueden realizar un seguimiento de sus emisiones y también de sus gastos de energía. Además, todo este volumen de información se presenta de manera simplificada usando referencias como, por ejemplo, el número de árboles que equivalen a una tonelada de carbono. Todo ello con el objetivo de fomentar la concienciación de la empresa sobre las consecuencias medioambientales que su actividad productiva tiene en el planeta.


Recomendaciones prácticas

Asimismo, con el objetivo de que los clientes empresariales avancen en su transición hacia un modelo más sostenible, BBVA One View ofrece recomendaciones prácticas sobre qué medidas pueden adoptar para ser más eficientes energéticamente y, de esta forma, puedan mejorar su cuenta de resultados. Aunque la herramienta no constituye un certificado oficial, el cálculo de la huella de carbono puede también ampliar las capacidades de negocio de una empresa a la hora de optar a concursos abiertos por la administración pública. “Son cada vez más los consumidores que exigen a sus empresas el cuidado del medioambiente y cada vez más las empresas que exigen a sus proveedores una política medioambiental. BBVA quiere ayudar a sus clientes empresariales a conseguir un posicionamiento diferencial, donde ese impacto medioambiental positivo sea además compatible con las tecnologías más eficientes y competitivas. La digitalización de estas soluciones es particularmente útil a las pymes que están empezando en el camino de la sostenibilidad y que, ahora más que nunca, necesitan reinventarse para dar respuesta a los cambios que la crisis del coronavirus ha introducido en la economía y en nuestras vidas”, ha señalado Daniel Navia, director global de Soluciones Sostenibles en BBVA. En la actualidad, alrededor de 120.000 empresas ya utilizan el agregador inteligente para empresas, BBVA One View. Desde ahora, podrán obtener su huella de carbono de manera gratuita y conocer el impacto medioambiental de su actividad.


Primeras tarjetas de plástico reciclado de la banca europea

Paralelamente, en su compromiso de ser un banco neutro en emisiones de CO2 en 2020, BBVA ha lanzado con motivo de la celebración del Día Mundial del Medio Ambiente, las primeras tarjetas de plástico reciclado, realizadas en un 86% en PVC (policloruro de vinilo), que procede de desechos de otros materiales plásticos. Los clientes menores de 30 años que soliciten o renueven su tarjeta Antes y Después (tarjetas prepago y crédito) han empezado a recibirlas este mes de junio, mientras que a partir de septiembre las tarjetas de débito que emita la entidad ya serán recicladas.
Este pionero lanzamiento pone de manifiesto el compromiso de la entidad en la lucha contra el cambio climático y la puesta en marcha de iniciativas que contribuyan ala consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Por ello, el compromiso de la entidad financiera es seguir mejorando este producto hasta hacerlo 100% reciclado, incluyendo elementos como los chips.
Según un estudio interno de la entidad financiera, el 93% de los clientes jóvenes consideran que todas sus tarjetas deberían ser sostenibles. “Somos conscientes de que la conciencia medioambiental va en aumento entre nuestros clientes, sobre todo de los más jóvenes. Tenemos un compromiso claro con la puesta en marcha de iniciativas que contribuyan al cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible y este lanzamiento es prueba de ello”, ha asegurado Ana Pitarch, responsable de Clientes Particulares de BBVA en España.


BBVA será neutro en emisiones de CO2 en 2020

BBVA se ha comprometido a ser neutro en emisiones de CO2 en 2020 y para 2025 se ha fijado el objetivo de reducir un 68% sus emisiones de CO2 con respecto a 2015 y que el 70% de la energía contratada en todo el mundo sea renovable. Unos objetivos enmarcados en su Compromiso 2025, lanzado por la entidad para avanzar en la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de Naciones Unidas y del Acuerdo de París sobre cambio climático. Reducir el impacto de su actividad sobre el medioambiente es uno de los objetivos de la estrategia de BBVA para luchar contra el cambio climático e impulsar el desarrollo sostenible. Además, BBVA quiere ayudar a sus clientes empresariales en su transición hacia un modelo más sostenible. Como parte de este Compromiso 2025, BBVA también movilizará 100.000 millones de euros entre 2018 y 2025 en financiación sostenible, de los que ya ha alcanzado casi una tercera parte, según las cifras disponibles al cierre de 2019.

Descargar archivo »

Enviar reportaje