Reportaje

solidaridad

BBVA dona 35 millones de euros para combatir a la COVID-19

19/04/2020 BBVA ha aumentado hasta los 35 millones de euros la donación económica destinada a combatir a la COVID-19 en los países donde opera. Hace unos días, el presidente del Grupo BBVA, Carlos Torres Vila, aseguraba que la entidad debe “dar un paso al frente” y usar todas sus capacidades y recursos “para salvar vidas, aliviar el impacto económico y ayudar a otros a superar este difícil bache”. Es por ello que la entidad financiera ha puesto en marcha una serie de medidas dirigidas a ayudar al personal sanitario, a la comunidad, a sus clientes y empleados.

Además de ayudas a organizaciones sociales, la mayor parte de los 35 millones de euros están destinados a la adquisición de material médico prioritario, especialmente respiradores. Hasta la fecha, y en un entorno de escasez mundial, ya han llegado varios cargamentos de material sanitario procedentes de China. Un primer envío aterrizó el sábado 28 de marzo en Barcelona con 260 respiradores para apoyo fuera de UCI que ya se han distribuido a distintos hospitales a nivel nacional.
El segundo avión aterrizó en el aeropuerto de Zaragoza con 13 respiradores para UCI y otros 740 respiradores para apoyo fuera de UCI que también han sido ya distribuidos.

BBVA ha puesto a disposición del Ministerio de Sanidad español todo este material y se ha encargado igualmente de la logística de su traslado dentro de España, según las prioridades marcadas por las autoridades sanitarias. La alianza público privada está siendo clave para acelerar la compra de equipos, garantizar precios razonables y asegurar una entrega oportuna de los bienes.

Adicionalmente a esta donación para la adquisición de material sanitario, el banco ha puesto en marcha, entre sus empleados, la campaña “Tu aportación vale el doble” para que puedan unirse a la ayuda solidaria contra la pandemia. Los trabajadores que lo deseen pueden colaborar con esta causa, en la que, por cada euro aportado por un empleado, el banco contribuye con otro euro más.
El presidente de BBVA, Carlos Torres Vila, ha anunciado además que, como acto de responsabilidad con la sociedad, sus clientes, accionistas y empleados en el contexto actual, “las personas que dirigimos el banco a nivel global y en los distintos países hemos decidido renunciar a toda nuestra retribución variable del año 2020”. Carlos Torres Vila, que destacaba la importancia de “los esfuerzos coordinados de las autoridades, de los supervisores, de las empresas, de la sociedad en su conjunto”, se refería también al rol de las entidades financieras como “parte importante de la solución”.“Podemos y debemos hacer todo lo que está en nuestra mano, que es mucho, para ayudar a superar el problema, y sin duda lo superaremos”, manifestaba.


Ayudas para clientes en España

Como entidad perteneciente a la Asociación Española de Banca (AEB), BBVA aplaza el pago de hasta tres meses del alquiler social para aquellas familias que habiten en una casa acogida al Fondo Social de Vivienda (FSV) y se hayan visto afectadas por la COVID-19. Este fondo fue creado en 2013 y cuenta con más de 10.000 viviendas en toda España, propiedad de las entidades de crédito. Además, para paliar los efectos de la crisis del coronavirus sobre los colectivos más vulnerables, la entidad ya ha empezado a aplicar la moratoria en el pago de las hipotecas, anunciada por el Gobierno.

Paralelamente, con el objetivo de mitigar los efectos económicos en las empresas y autónomos españoles, BBVA ha suscrito la Línea ICO de 400 millones. De esta forma apoyará al sector turístico, del transporte y la hostelería con problemas transitorios de liquidez. Las empresas y autónomos podrán solicitar un importe máximo de 500.000 euros, mediante préstamos con plazos de uno a cuatro años y uno de carencia, un tipo fijo máximo anual del 1,50% TAE y sin comisión de apertura. Además, esta línea cuenta con una garantía del ICO del 50% de la financiación.

BBVA ha realizado cerca de 70.000 gestiones con sus clientes en 15 días y, superado el primer tramo de la línea ICO, considera que en breve será preciso uno nuevo que ayude a paliar los efectos negativos de la crisis actual en autónomos, pymes y empresas. Tras los dos primeros días de comercialización, BBVA considera que las pymes y los autónomos son los que tienen en este momento una mayor necesidad y urgencia de liquidez. Por este motivo, BBVA también ha activado un protocolo de ayuda para apoyar a pymes y autónomos basado en dos líneas: refuerzo de sus capacidades digitales y líneas de crédito inmediato de hasta 25.000 millones de euros.

Finalmente, la entidad financiera adelanta el pago de las prestaciones y pensiones a las personas en situación de desempleo y pensionistas. Precisamente, este último colectivo de clientes pueden disponer de efectivo, de forma gratuita, en cualquier cajero de cualquier red de toda España, aunque la entidad aconseja a todos sus clientes evitar los desplazamientos atendiendo a las recomendaciones de las autoridades sanitarias, principalmente a los de mayor edad.


Facilidades para los usuarios

Asimismo, BBVA sigue reforzando las medidas adoptadas para que sus clientes puedan acceder de manera sencilla a los canales digitales y desde que se decretase el estado de alarma en España, la entidad ha recomendado la utilización de estos canales para limitar al máximo las visitas presenciales. Ahora, facilita a sus clientes la información necesaria para darse de alta en estos canales y poder operar al instante. Asimismo, ha contactado con ellos a través de email, app, SMS y llamadas de teléfono por parte de los gestores para informarles y ayudarles sobre la disposición de su pensión. Las medidas de comunicación han afectado a un millón y medio de clientes pensionistas, si bien, la comunicación a través de la app ha llegado a más de 2,5 millones de clientes.


Trabajo en remoto

En el ámbito de sus trabajadores, BBVA ha adaptado en tiempo récord las medidas y recomendaciones del Gobierno y las autoridades sanitarias gracias a los protocolos establecidos en sus planes de continuidad y a su apuesta por las formas de trabajo flexible. Así pues, el 95% de los empleados de servicios centrales de todo el Grupo está trabajando de forma remota. Durante la primera semana de aislamiento en España, el incremento del acceso virtual de empleados se multiplicó por siete, con respecto a una situación normal. La cifra de acceso en remoto a funcionalidades básicas, como correo electrónico o funcionalidades alojadas en la nube (herramientas de Google como drive, calendar o sites), alcanzó más de 43.000 conexiones en España durante esa primera semana.

En cuanto a la red comercial en España, BBVA está operando con un 30% de las oficinas abiertas y en torno al 10% de los empleados de la red trabajando presencialmente, siguiendo las medidas marcadas por las autoridades sanitarias y extremando las recomendaciones para limitar al máximo el riesgo de contagio. En España, los servicios bancarios están considerados como actividades de primera necesidad por Real Decreto, por lo que ha de seguir dando servicio a la sociedad a pesar de la situación de excepcionalidad. Para ello, se han establecido los protocolos de separación de personas y de limpieza e higiene, extremando las medidas para proteger la salud de todos. El resto de los empleados y, por supuesto, los pertenecientes a grupos de riesgo, incluidas las embarazadas, permanecen en sus casas teletrabajando.

Descargar archivo »

Enviar reportaje