Reportaje

Acción por el clima

BBVA se adhiere al Compromiso Colectivo por el Clima del sector bancario

03/12/2019 En el marco de la cumbre climática de Naciones Unidas, que se celebró el pasado mes de septiembre en Nueva York, BBVA se ha sumado al Compromiso Colectivo de la Acción para el Clima, lanzado por 31 entidades financieras internacionales. Este compromiso tiene el objetivo de alinear sus productos y servicios con una estrategia colectiva ante la crisis climática. Supone un paso más allá de la firma de los Principios de Banca Responsable, suscritos por la entidad en dicha cumbre.

El Compromiso Colectivo por el Clima del sector bancario nace en el marco de los Principios de Banca Responsable y pretende que las entidades adheridas alineen sus carteras “para reflejar y financiar la economía baja en carbono, necesaria para limitar el calentamiento global por debajo de los 2 grados, esforzándonos por limitarlo a 1,5 grados”. Para ello, BBVA y 30 grandes bancos internacionales, “tomando como punto de partida el Compromiso de Katowice”, compartirán unos objetivos para “facilitar la transición económica necesaria para alcanzar la neutralidad climática”. Además, se comprometen a trabajar juntos y apoyarse mutuamente “para desarrollar las capacidades de cada banco y las metodologías necesarias para medir el impacto climático y el alineamiento con los objetivos climáticos locales y globales”.
El consejero ejecutivo y responsable de Economía y Relaciones Institucionales de BBVA, José Manuel González-Páramo, ha calificado este compromiso colectivo como “un paso adelante de cara a trabajar como una coalición global”. Tal y como ha explicado el directivo, “en BBVA somos conscientes de la responsabilidad que tenemos las entidades financieras en la lucha contra el cambio climático y, junto al resto de bancos adheridos, trabajaremos comprometidos por una sociedad más sostenible”.


Hoja de ruta

De cara a acelerar la transición hacia tecnologías, modelos de negocios y sociedades sostenibles, el Compromiso Colectivo de la Acción para el Clima prevé que, en el plazo de doce meses, las entidades que han firmado esta declaración publiquen e implementen el conjunto de medidas que llevarán a cabo junto a sus clientes para apoyarles y acelerar el paso a tecnologías bajas en carbono. Además, se han dado un periodo máximo de tres años para fijar y publicar objetivos específicos, basados en escenarios para el alineamiento de las carteras. La hoja de ruta para la consecución de las metas en favor de una economía baja en carbono y respetuosa con el medio ambiente será planteada en colaboración con el resto de actores sociales: gobiernos, grupos de interés, otras entidades relevantes y expertos en la materia.


Principios de Banca Responsable

Previamente a la adhesión al Compromiso Colectivo de la Acción para el Clima, BBVA ha suscrito Principios de Banca Responsable, una respuesta conjunta de 130 entidades financieras y la ONU con el objetivo de plantar cara a los desafíos de la emergencia climática y la sostenibilidad a los que se enfrenta la sociedad actual.
“Los Principios de Banca Responsable son nuestra respuesta colectiva para alinear el negocio bancario con objetivos a largo plazo que integren los desafíos sociales y medioambientales. Definitivamente, estos principios nos ayudarán a ser mejores bancos y reforzar la sostenibilidad de todo el sistema financiero. El futuro de las finanzas es financiar el Futuro”, ha declarado el presidente de BBVA, Carlos Torres Vila. Por su parte, el secretario general de las Naciones Unidas, António Guterres, ha manifestado que “los Principios de Banca Responsable de Naciones Unidas son una guía para el sector bancario global para responder, impulsar y favorecer el desarrollo sostenible de la economía. Los principios establecen los mecanismos clave para que cada parte asuma su cuota de responsabilidad, así como las metas que pueden inspirarnos a actuar”.
José Manuel González-Páramo, consejero ejecutivo de BBVA, ha participado en una cita que ha calificado de “hito, no sólo para la industria financiera”. “En BBVA defendemos una financiación sostenible y responsable guiada por nuestro propósito: poner al alcance de todos las oportunidades de esta nueva era”, ha declarado. BBVA fue una de las 30 entidades fundacionales de los Principios de Banca Responsable que fueron presentados en París el 26 de noviembre de 2018. Tras un periodo de consulta público que ha incluido el feedback de hasta 500 grupos de interés y durante el que se han ido adhiriendo entidades de todo el mundo, los Principios de Banca Responsable nacen para alinear a la industria financiera con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas y con los Acuerdos de París sobre el Clima. Naciones Unidas considera que se trata del compromiso de mayor envergadura alcanzado por el sector bancario hasta la fecha. En este sentido, el director de la Iniciativa Financiera del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (UNEP FI), Eric Usher, ha asegurado que “con el anuncio de este histórico compromiso el día de la Cumbre sobre la Acción Climática de las Naciones Unidas, estos bancos demuestran la importancia que el sector privado otorga a su constante compromiso con el desarrollo de una economía baja en carbono. Demuestran, además, el poder constructivo de la industria bancaria para tener un impacto global a través de la acción colectiva”.


Declaración de los Principios de Banca Responsable

La carta firmada por los presidentes o CEO de las entidades reconoce “el papel crucial de la banca en la sociedad”, así como su “propósito para ayudar a desarrollar economías sostenibles y poner a disposición de las personas más herramientas para que puedan aspirar a un futuro mejor”. “Por ello, -continúa la declaración- nos comprometemos con las ambiciones definidas en los siguientes principios”:
Compromiso. Las entidades firmantes se comprometen a alinear sus actividades empresariales con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y el Acuerdo de París sobre Cambio Climático.

Impacto. Se ampliarán los impactos positivos, reduciendo los negativos. Los bancos concentrarán sus esfuerzos en aquellas áreas donde su impacto sea más significativo.

Clientes. Las entidades trabajarán de manera responsable con los clientes para fomentar prácticas sostenibles y actividades económicas que generen prosperidad compartida, tanto para las generaciones actuales como las venideras.

Grupos de interés. Las entidades se comprometen a involucrar y colaborar proactivamente con los grupos de interés relevantes para alcanzar estos objetivos.

Gobierno y cultura. Pondrán en práctica su compromiso con estos principios a través de modelos efectivos de gobernanza y la promoción de una cultura de banca responsable.

Transparencia y responsabilidad. Revisarán periódicamente la implantación individual y colectiva de estos Principios e informarán de una manera totalmente transparente sobre los impactos positivos y negativos de su actividad asumiendo total responsabilidad sobre los mismos.

Descargar archivo »

Enviar reportaje