Reportaje

jornadas

Transversalidad y RSC centran una nueva edición de TransveRSa

09/07/2019 Más de 200 profesionales de distintas áreas corporativas se dieron cita, el pasado 6 de junio, en TransveRSa 2019, el evento de referencia sobre la función de Responsabilidad Social y de Sostenibilidad organizado por la Asociación Española de Directivos de Responsabilidad Social (DIRSE), con el apoyo de Corporate Excellence – Centre for Reputation Leadership y la Asociación de Directivos de Comunicación (Dircom). Una edición que contó con el apoyo de CompromisoRSE como media partner.

En esta cuarta edición, patrocinada por Leroy Merlin y Bankia, más de 200 profesionales de diferentes áreas debatieron y reflexionaron sobre el vínculo existente entre el área de Responsabilidad Social/Sostenibilidad y los dos departamentos protagonistas de la edición: la Gestión de Riesgos y la Experiencia Cliente. Asimismo, los asistentes pudieron conocer de primera mano cómo viven la RSC otros actores como los CEO y los emprendedores sociales.

Las entidades organizadoras estuvieron representadas por sus máximos responsables en la mesa inaugural: Elena Valderrábano, presidenta de DIRSE, Miguel López-Quesada, presidente de Dircom, y Ángel Alloza, CEO de Corporate Excellence. Los acompañaron en la apertura, representando a las organizaciones colaboradoras en la organización de TransveRSa 2019, Juan Carlos Estepa, presidente del CGRE; Jaime Silos, presidente de Spainsif y Carlos Saiz, presidente de Cumplen.

En su intervención, Miguel López-Quesada incidió en la importancia que, desde Dircom, se da a continuar participando un año más en TransveRSa al señalar que “los dircoms gestionamos la reputación y la influencia de las organizaciones en las que trabajamos. Por este motivo, la RSE es una función muy cercana y muy nuestra para los directivos de Comunicación”. Por su parte, Ángel Alloza, de Corporate Excellence, explicó que “más del 40% de la reputación de una compañía procede de la sostenibilidad. Por ello, la apuesta por un negocio responsable es imprescindible en este nuevo contexto. Solo así podremos empatizar y aportar valor a los stakeholders y, en definitiva, ganarnos su confianza y licencia para seguir operando”.


La gestión de riesgos no financieros

La primera sesión, coordinada con el Club de Gestión de Riesgos de España (CGRE) y moderada por Inmaculada González, socia de Gestión de Riesgos Financieros (FRM) de KPMG, estuvo centrada en las aportaciones de la RSC a la gestión de los riesgos no financieros. Para ello se contó con testimonios de responsables del área como Félix López, director de Riesgos de Mercado y Operacionales de Bankia, Ana Isabel Jiménez, gerente de Gestión de Riesgos de Telefónica, y José Antonio Buendía, responsable de Riesgos Corporativos de Cepsa. En sus intervenciones los ponentes presentaron cómo supervisan la gestión de los riesgos en sus compañías, especialmente los derivados de la reputación, y compartieron experiencias concretas. Además, ahondaron en las metodologías que utilizan para valorar la probabilidad, no ya de que ocurra un riesgo, sino de que ese riesgo tenga un impacto, y la severidad de ese impacto y su traducción en la cuenta de resultados.


Dar respuesta a retos sociales

A continuación, en la mesa redonda de “Diálogo con otros actores” se exploraron varios casos de entidades que ofrecen productos o servicios en respuesta a retos o demandas sociales y ambientales y, por tanto, generan beneficios tanto para la sociedad como para la empresa. En su intervención, Remedios Orrantia, directora de RRHH e Inmuebles en Vodafone y presidenta de la Fundación Vodafone, y responsable de moderar el panel de expertos, destacó que “cuando las empresas empezamos a trabajar en temas de RSC lo hacíamos de forma reactiva, para dar respuesta a riesgos y demandas de grupos de interés concretos. Sin embargo, en los últimos años ha habido una evolución natural muy interesante que ha dignificado al mundo empresarial. El entorno empresarial, además de preocuparse del beneficio económico, también busca tener un propósito en la sociedad. Esto ha provocado que la RSE se haya elevado a los CEO y a los consejos de dirección”.

Por su parte, durante el debate se conocieron ejemplos de la aplicación de la RSC desde la misma concepción del modelo de negocio de la mano de Arancha Martínez, fundadora y CEO de itwillbe.org y directora del área de ONG de la start-up ComGo, María Gutiérrez, CEO de Hiwook, y Coral Márquez, CEO de los Laboratorios Fridda Dorsch.


Experiencia cliente y empleado

La última mesa de la jornada abordó el desarrollo de la experiencia cliente y empleado como claves para la sostenibilidad. El panel de expertos estuvo formado por miembros de la Asociación para el Desarrollo de la Experiencia Cliente (DEC) y moderado por Susana Posada, responsable de Comunicación Institucional y Responsabilidad Social Empresarial de Leroy Merlin. En su intervención, Susana Posada, comentó que los dos principales grupos de interés de una compañía son los empleados y los clientes. Por ello, destacó “la necesaria colaboración de todos los departamentos de la compañía con la Responsabilidad Social”. “La presencia en este foro de profesionales de otros departamentos me congratula porque es una muestra de que estamos avanzando”, afirmó la directiva de Leroy Merlin.

En esta mesa, cuyo eje fue dar a conocer experiencias concretas en las que RSC y experiencia cliente y empleado hayan ido de la mano, participó Patricia Jiménez, directora de Marketing y Comunicación de Metlife. En su intervención destacó que “la experiencia cliente en las organizaciones es clave para el crecimiento sostenible. La RSC forma parte del ADN de nuestro negocio porque tenemos que estar en el momento crítico de las personas”. En la misma línea, la directora de Comunicación y RRPP de Securitas Direct, Laura Gonzalvo, afirmó que “si no somos capaces de que nuestros empleados vivan la experiencia, difícilmente la podrán trasladar a los clientes. Por ello, el employee centricity es una cuestión de sostenibilidad”. Finalmente, el director de Marketing y Estrategia Digital de Ibercaja, Ignacio Torre, afirmó que “entendemos que la RSC se realiza a través del impacto de nuestra actividad económica en la sociedad. Luego está la filantropía”. Y partiendo de la base de que la RSE es devolver a la sociedad parte de lo que esta nos da, “en Ibercaja tenemos mucho conocimiento interno que tiene que llegar a terceros para crecer”.

Durante el cierre de esta cuarta edición, la presidenta de DIRSE, Elena Valderrábano, destacó cómo TransveRSa se está consolidando como lugar de encuentro y referencia para todos aquellos profesionales vinculados con la sostenibilidad. “La transversalidad debe avanzar más en las empresas españolas como una nueva manera de hacer las cosas. No en vano, según el II estudio sobre la profesión que presentamos hace apenas un mes, los dirses identifican la falta de cultura de transversalidad, como uno de los obstáculos que impiden el avance de la función de RSC/Sostenibilidad en sus compañías. Ello sólo será posible con gran generosidad, como la que se ha mostrado hoy aquí, por parte de todas las funciones de las empresas”.

Descargar archivo »

Enviar reportaje