Reportaje

consumo responsable

Endesa reducirá en un 75% los plásticos de un solo uso en sus oficinas

09/07/2019 Reducir al máximo el consumo de plástico en la compañía. Este es el objetivo de la iniciativa Plásticos Zero que acaba de poner en marcha Endesa. En el marco de su Plan de Sostenibilidad, la compañía se ha propuesto eliminar, este año, los plásticos de un solo uso en un 28% hasta conseguir una reducción del 75% en el 2023. Esta iniciativa tiene, además, una vertiente de concienciación sobre un mejor aprovechamiento de los recursos y fomentará la reutilización y el reciclaje entre los empleados.

Plásticos Zero es un proyecto participativo que nace a propuesta de algunos empleados concienciados con la importancia de poner freno a los plásticos, motivo por el que propusieron a la compañía que tomara medidas efectivas para reducir el consumo de plásticos en los centros de trabajo. Fruto de esta propuesta, Endesa decidió poner en marcha un plan basado en reducir los residuos de plástico no solo en los centros de trabajo, sino en toda la compañía.

Así pues, de acuerdo con su compromiso con la economía circular, las primeras acciones del plan que se están llevando a cabo en las oficinas de Endesa se centran en la eliminación de los plásticos de un solo uso, es decir, aquellos objetos plásticos que utilizamos con un carácter desechable. En este sentido, la compañía ha empezado por eliminar todas las botellas de plástico de las máquinas de vending y sustituirlas por briks de cartón mixto, lo que supone la eliminación de más de 400.000 botellas de plástico al año en todos los centros y oficinas de Endesa, generando así por cada brik una reducción del 40% en el impacto ambiental que supone cada botella de plástico tradicional.

Además, la compañía ha entregado a todos los empleados una botella de vidrio para que la reutilicen diariamente y contribuir así, todavía más, a la eliminación de residuos. La sustitución de botellas de plástico no reciclado por botellas de vidrio reutilizables puede suponer un ahorro de 10 kg de CO2 por trabajador y año, lo que equivale, por ejemplo, a 25,3 toneladas al año solo en la sede de Endesa en Madrid.

Paralelamente, se están eliminando todos los vasos de plástico y paletinas de las máquinas de café por otros compostables, una medida que se traducirá en la eliminación de más de un millón de vasos de plásticos año. Además, los empleados podrán usar sus propios vasos en las máquinas de café. Por otro lado, se sustituirán muchos envases por otros menos perjudiciales para el medio ambiente. Por ejemplo, en los centros que cuentan con restauración se van a sustituir todos los envases, accesorios y cubiertos desechables por otros compostables take away, además de dar a los empleados tuppers reutilizables de 20 usos.

Las primeras medidas abarcarán los procesos internos de Endesa, ya que el 58% de los residuos plásticos en las oficinas de Endesa corresponden a plásticos generados en restauración y vending, pero el plan Plásticos Zero va a alcanzar todas las áreas de la compañía antes de 2023, lo que supone que los clientes de Endesa también se verán beneficiados y alcanzar así unos resultados notables para el medio ambiente.


Concienciación de los empleados

Endesa pretende que las medidas vinculadas al plan Plásticos Zero también promuevan un cambio cultural entre sus empleados en relación al uso de plásticos, con el objetivo de que sigan reduciendo su uso también fuera de sus ámbitos de trabajo. Por ello, el pasado mes de mayo, la compañía organizó una charla para empleados que abordó la problemática de los plásticos a cargo de Patricia Reina y Fernando Gómez.

Hace poco más de tres años y medio, Patricia y Fernando iniciaron la “aventura” de vivir sin plásticos y la plasmaron en un blog y, posteriormente, en un libro. No demonizan el plástico, pero sí el uso que hacemos de este material. “El plástico en sí no es malo, de hecho es un material maravilloso para determinadas cosas. El problema es el uso que estamos haciendo de él, estamos utilizando un material que es prácticamente indestructible para un uso muy corto, de unos minutos o segundos, y eso no tiene ningún sentido. Es ridícula la cultura de usar y tirar que tenemos”, comenta Fernando Gómez.

Conscientes de ello, lo primero que hicieron fue guardar todos los plásticos que utilizaban durante una semana. “La imagen fue muy impactante”, confiesa Patricia Reina. Por ello, empezaron a eliminar progresivamente el plástico de sus vidas. “Empezamos con cosas sencillas como eliminar las botellas de agua o las bolsas de plástico en la compra. Existen bolsas de tela de diferentes tamaños para comprar fruta y verdura y, así, ahorrar un montón de plástico”, comenta Fernando. “Además nos hemos acostumbrado a no comprar la verdura embolsada y compramos lechugas enteras, las cebollas y las zanahorias en manojo o las legumbres a granel. También puedes optar por el jabón, en lugar del gel, o los champús sólidos”.

Y todo este proceso, que se inicia con la eliminación del plástico, les ha llevado a tener un consumo más consciente y responsable. Tal y como comenta Patricia, “antes comprábamos en supermercados, pero como nos dimos cuenta de que si no comprábamos plástico no comíamos, empezamos a comprar en tiendas de barrio, promoviendo así el comercio local”. Y añade: “Al final se trata de abrir los ojos, cambiar el chip y tener un consumo responsable. Acabas valorando más las cosas y consumiendo menos”.


Compromiso con el desarrollo sostenible

Todas estas medidas contribuyen a reforzar el compromiso de Endesa con el desarrollo de una actividad sostenible. Endesa asume con plena convicción los principales marcos de referencia internacionales promovidos por Naciones Unidas en materia de sostenibilidad, como corresponde al hecho de ser un agente clave en la construcción de un nuevo modelo energético global y sostenible. Por ello, mantiene un firme compromiso con los Diez Principios del Pacto Mundial, con los principios Rectores sobre Empresa y Derechos Humanos y con los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). El plan Plásticos Zero de Endesa está alineado con estos objetivos, en concreto, la reducción de plásticos de enmarca dentro del ODS 12 de Producción y Consumo Responsables, que tiene como objetivo hacer más y mejores cosas con menos recursos.

Endesa se adelanta así a la normativa aprobada por el Parlamento Europeo que prohíbe los artículos de plástico de usar y tirar más populares a partir de 2021. Según cálculos de la Unión Europea, los plásticos de un solo uso representan cerca del 70% de los deshechos plásticos que contaminan las aguas y las playas del territorio comunitario. Por ello, el objetivo de las medidas es erradicar el uso de artículos de plástico para los que existen ya alternativas en materiales que no dañan el entorno.

Descargar archivo »

Enviar reportaje