Reportaje

empleados

Los empleados de Alphabet recorren el Camino de Santiago por una buena causa

31/01/2019 Desde hace ocho años, el Área de Responsabilidad Social Corporativa de Alphabet organiza la iniciativa Camino de Santiago, una experiencia con la que ofrece a todos sus empleados, la posibilidad de recorrer juntos pueblos y caminos gallegos con el objetivo de recaudar fondos y compensar las emisiones de CO2 de la compañía.

Potenciar una vida más sana haciendo ejercicio físico, estrechar lazos con los compañeros de trabajo y una causa solidaria. Estos son los ingredientes que caracterizan el Camino de Santiago que cada año, desde 2010, organiza Alphabet España con sus empleados, quienes forman grupos de hasta seis personas que durante cinco días –tres que la empresa ofrece sin descontar de vacaciones, más el fin de semana– recorren 100 kilómetros a pie o 200 en bicicleta, eligiendo la ruta que deseen. Una vez llegan a su destino, la totalidad de kilómetros recorridos se transforma en una aportación económica que la compañía destina a una causa solidaria. Entre el 17 de octubre y el 4 de noviembre, un total de 18 empleados de la compañía llegaron a Santiago de Compostela después de haber recorrido un mínimo de 100 kilómetros a pie o 200 en bicicleta. Una iniciativa que se ha traducido en una donación de 3.169 euros (1 euro por cada kilómetro recorrido) que serán destinados a la recuperación de los montes incendiados en Galicia.

Para Alphabet, esta es ya una tradición que es reflejo de parte de su proyecto interno en el que las personas son un pilar fundamental. Fomentar el desarrollo de vínculos entre compañeros se convierte en algo muy enriquecedor, tanto para el equipo como para el negocio. Además, el hecho de promover estas iniciativas fuera del trabajo consigue romper con los silos, creando una comunicación más directa entre los compañeros independientemente de su categoría y reduciendo con ello las carencias que supone la verticalidad en la comunicación interna.


Fomento del compañerismo y el trabajo en equipo

Aparte de la causa solidaria con la que culmina esta acción y del fomento de la realización de ejercicio físico, los participantes del Camino de Santiago han destacado que se trata de una experiencia muy gratificante que, además, les ha permitido ponerse a prueba a nivel personal. En este sentido, un empleado perteneciente al área de proyectos, afirma que “ha sido una experiencia muy enriquecedora porque hace probarte a ti mismo dando más cuando piensas que ya no puedes llegar y tienes que esforzarte más de a lo que estás acostumbrado. Pero superarte a ti mismo y saber que eso se convierte, además, en una buena causa supone una motivación difícil de explicar”. Por su parte, otro empleado de Alphabet, destaca que “la experiencia de realizar el Camino de Santiago, además de permitirte estrechar la relación entre compañeros, es una experiencia personal muy gratificante. Pasas mucho tiempo caminando y con espacio para ti y esto es muy motivador. Recomiendo a todo el mundo, tanto a mayores como a pequeños, hacerlo al menos una vez en la vida”.

Además, este tipo de iniciativas revierte positivamente en la capacidad de trabajo en equipo en la compañía. Tal y como comenta un profesional del área de grandes cuentas, “he ido con compañeros con los cuales, en el día a día, hablamos básicamente de trabajo. No tenemos tiempo de hablar de otras cosas y aquí hemos tenido muchos ratos muy buenos. Ahora mismo, si necesitas algo en el trabajo, tienes mucha más afinidad y esto es fundamental para un buen ritmo de trabajo y de trabajo en equipo”. En la misma línea, otro profesional del departamento de legal añade que esta iniciativa de la compañía “es una experiencia estupenda para conocer con mayor profundidad a tus compañeros e incluso para tener que afrontar situaciones que se salen de la rutina del trabajo y en las que cada uno puede aportar valor según sus habilidades. Por ejemplo, en nuestro grupo éramos tres y una persona tenía el rol de organizar los alojamientos, la otra se encargaba de aportar otras decisiones técnicas en cuanto a qué camino hacer… En resumen, nos repartimos las tareas y esto también es una forma de practicar trabajos en equipo fuera del ambiente laboral”.

Además, todos ellos coinciden en valorar positivamente el hecho de que Alphabet ponga a disposición de todos sus empleados la posibilidad de realizar el Camino de Santiago en días laborables, así como que permita participar a todos por igual independientemente del cargo que se tenga. De este modo, el empleado del área de proyectos destaca que, de no ser así, “nunca lo harías con tus compañeros de trabajo” y añade: “Tú conoces a la gente en el ambiente laboral y después de una experiencia así, que es lo que realmente te enriquece, tus compañeros se acaban convirtiendo en buenos amigos”.

Por su parte, un profesional del departamento de grandes cuentas apunta a la dificultad de compatibilizar este tipo de iniciativas con el trabajo sin la colaboración de la compañía. “Si la empresa no me lo hubiera ofrecido, probablemente hubiera tenido que gestionarlo de otra forma más complicada, con mis vacaciones o con la familia, pero con mis compañeros, seguro que no”, asegura. En la misma línea se pronuncia el empleado del área de legal que destaca que “desde luego con mis compañeros es muy difícil cuadrar días de vacaciones, somos de diferentes departamentos y las exigencias de trabajo son distintas. Así que nos parece estupendo que la empresa ofrezca varias fechas diferentes y nos conceda días para cuadrarlos con nuestros responsables y elegir el momento que mejor nos encaje a todos fuera del periodo vacacional habitual”.

Los empleados coinciden en que, sin ningún tipo de duda, tienen pensado repetir la experiencia. “Repetiría todos los años y, en cualquier caso, lo recomendaría a mis compañeros ya que, aparte de que el Camino de Santiago es increíble, tanto por el paisaje como por la experiencia, también se establece una relación personal que puedes mantener con tus compañeros”, añade.

En Alphabet se cree firmemente en este tipo de iniciativas y se apuesta por ellas. Es una manera de que se estrechen lazos entre compañeros, fomentando la creación de experiencias que les permitan conocerse y entenderse mejor, al margen del trabajo diario, generando más empatía y un refuerzo del compañerismo. Esto, unido al espíritu solidario de nuestros empleados que participan y se implican en las iniciativas de RSC que se organizan desde la compañía, repercute en un buen ambiente de trabajo haciendo que el día a día de todos los que forman parte de Alphabet, resulte más gratificante, lo que se traduce en una mayor motivación laboral y en la creación de un ambiente de trabajo mucho más creativo y productivo.

Descargar archivo »

Enviar reportaje