Reportaje

inserción socio-laboral

La inclusión socio-laboral de las personas en situación vulnerable, una apuesta que gana adeptos

31/01/2019 Después de dos décadas de andadura de la RSE en nuestro país, las políticas de diversidad e inclusión empiezan a formar parte de las agendas empresariales y cada vez son más las empresas que toman consciencia de la necesidad de la inserción socio-laboral de los colectivos en situación de vulnerabilidad. En este reportaje hacemos un repaso a las principales iniciativas que ha emprendido la empresa española en esta materia, ya sea a través de la contratación, directa o indirecta, la puesta en marcha de programas formativos o bien impulsando campañas de sensibilización.

Los beneficios de la recuperación económica y la creación de empleo están llegando de forma muy desigual a la población española. Un total de cuatro millones de personas -residentes en España en hogares de bajos ingresos o baja intensidad laboral- continuarán atrapados por el desempleo o la pobreza laboral a lo largo de los próximos doce meses. Esta es la principal conclusión de la actualización del Estudio de Población Especialmente Vulnerable ante el Empleo en España, elaborado con datos de 2017 por Accenture, Fedea y diferentes entidades sociales de la iniciativa “Juntos por el Empleo de los más Vulnerables”.

Paralelamente, a pesar de la ralentización que está experimentando el mercado laboral, según datos del Servicio Público de Empleo Estatal correspondientes a los tres primeros trimestres de 2018, la contratación de personas con discapacidad se ha incrementado a un ritmo superior al general. Así, entre enero y septiembre de 2018 han firmado 87.073 contratos, un 5,2% más que en el mismo periodo que el año anterior (aunque inferior al crecimiento registrado entre 2016 y 2017, del 13%). Este porcentaje del 5,2% es superior al incremento de la contratación general, que ha crecido un 2,9% en los tres primeros trimestres del año.
Según un informe de la Fundación Adecco, las causas que subyacen a esta realidad destacan el paulatino, aunque creciente, cambio de mentalidad por parte de las empresas, que empiezan a apostar por la diversidad y las políticas de inclusión como palanca de competitividad. Todo ello, unido a factores como el desarrollo de la tecnología inclusiva o las adaptaciones tecnológicas, posibilita el acceso de las personas con discapacidad a puestos de trabajo a los que antes no tenían acceso.

Según Francisco Mesonero, director general de la Fundación Adecco, “el mercado laboral se comporta de forma positiva en lo que respecta al empleo de las personas con discapacidad, pero aún quedan grandes retos por delante. El primero es la mayor penetración de las personas con discapacidad en el empleo ordinario, pues el 71% de los contratos siguen firmándose en el ámbito protegido. Los Centros Especiales de Empleo (CEE) cumplen una importantísima misión social, constituyendo una solución que favorece la empleabilidad y el empoderamiento de las personas con discapacidad, pero muchas veces se olvida el carácter transitorio que marca la ley y el hecho de que la empresa ordinaria representa el máximo exponente de inclusión socio-laboral. Sin embargo, aún existen obstáculos como la sobreprotección o el desconocimiento que conducen a las personas con discapacidad al empleo protegido como única opción”.

Además, Mesonero no olvida la importancia de seguir apoyando a las personas con discapacidad en su acceso al empleo: “Son todavía muchas las que podrían trabajar y no lo hacen. Además, es crucial garantizar que su contratación no obedece exclusivamente a la coyuntura del momento, sino que es extensible y sostenible en cualquier ciclo económico”. Precisamente un ejemplo de la apuesta por la contratación de personas con discapacidad lo encontramos en El Corte Inglés. A través de la renovación del Convenio Inserta, de la Fundación ONCE, el retailer tiene previsto incorporar a la plantilla de la compañía a más de 500 personas con discapacidad en los próximos cinco años. Estas contrataciones se sumarán a las ya existentes en virtud de los distintos acuerdos firmados con la Fundación.

En la misma línea y en el marco del mismo convenio de la Fundación ONCE trabaja Leroy Merlin, que recientemente ha anunciado la incorporación de 185 personas con discapacidad durante los próximos cuatro años. Un volumen de contratación que supondrá un total de 392 contrataciones desde el inicio de la colaboración entre ambas organizaciones, que se remonta al año 2013. Tal y como afirma Ana Belén Rodríguez, directora de Atracción de Talento, Employer Branding y RRHH SSII de Leroy Merlin, “entre nuestros objetivos se encuentra continuar impulsando la incorporación de personas con discapacidad en la compañía y nos hemos fijado el 3% como porcentaje a alcanzar. Actualmente, Leroy Merlin España ya cuenta con más de 300 colaboradores con discapacidad, lo que supone un 2,8% de la plantilla, superando así el número exigido por la Ley General de Discapacidad”.

En cuanto los resultados que Leroy Merlin obtiene con esta política de inclusión, Ana Belén Rodríguez destaca, principalmente, “el enriquecimiento de nuestros equipos y la mejora de nuestra experiencia cliente haciendo nuestras tiendas más accesibles. Además, hemos integrado la contribución a un modelo de sociedad más justo e inclusivo en la base de nuestro negocio, gracias a la incorporación a nuestra gama, de los productos realizados por estos colectivos”.


Formación para la empleabilidad

Con un firme compromiso con la mejora de la empleabilidad de colectivos desfavorecidos o en riesgo de exclusión, Mutua Madrileña ha puesto en marcha programas propios para garantizar esta inclusión socio-laboral. Entre ellos, destaca la puesta en marcha de la Escuela Mutua de capacitación profesional para formar y emplear como operadores de contact center a mujeres víctimas de violencia de género y otras personas en situación de vulnerabilidad. El director de Comunidad, Identidad Corporativa y RSC de Mutua Madrileña y director general de la Fundación Mutua Madrileña, Lorenzo Cooklin, explica que “en la primera edición del proyecto han participado trece mujeres, seleccionadas a partir de perfiles facilitados por un amplio número de ONG, siendo la mayoría víctimas de violencia de género. El objetivo de la Escuela Mutua Madrileña es la incorporación laboral de todas las alumnas y alumnos que finalicen con éxito el curso en las empresas del Grupo Mutua. Actualmente, estamos preparando la segunda edición”.

En el colectivo de los jóvenes, Mutua Madrileña también fue pionera al lanzar conjuntamente con ASETRA (Asociación de Talleres de Madrid) y la Fundación Exit, el programa de formación profesional dual Jóvenes Profesionales. Esta iniciativa, dirigida a jóvenes que han sufrido fracaso escolar, combina la obtención de un título de formación profesional en carrocería con prácticas laborales en talleres concertados del Grupo Mutua, facilitando a estos chicos y chicas rengancharse a los estudios y obtener una salida profesional. “En las siete ediciones que ha tenido el proyecto, ha formado a más de 90 chicos y chicas, de los cuales el 95% consiguió finalizar el ciclo formativo y un 65% se integró en el mundo laboral”, destaca Lorenzo Cooklin.

Consciente de la importancia que tiene la formación en la inclusión socio-laboral de colectivos vulnerables, Vodafone ha puesto en marcha distintas iniciativas con el objetivo de que los más jóvenes encuentren empleo. Tal y como explica José Manuel Sedes, manager de Sostenibilidad y Calidad de Vodafone España, “ofrecemos las Becas Vodafone Yu New Talent, dirigidas a jóvenes en último año de grado o master; o el programa Discover Graduates, una iniciativa dirigida a jóvenes graduados con menos de dos años de experiencia. Además, para jóvenes estudiantes desarrollamos iniciativas como Vodafone Youth Week Experience y Vodafone Youth Festival, para acercar el mundo laboral de las empresas a jóvenes estudiantes; Future Jobs Finder, una aplicación que permite al usuario identificar su perfil digital, adquirir nuevas competencias profesionales y facilitar el acceso a ofertas de empleo adecuadas a sus aptitudes e intereses; o el programa Code like a girl, que tiene por objetivo fomentar las profesiones STEM entre chicas de 14 a 18 años, las cuales participan en un programa de formación en programación”. Asimismo, la compañía dispone de becas especiales para la integración como empleados de personas con discapacidad intelectual, poniendo a su disposición un proceso de seguimiento que facilite su adecuada adaptación al puesto de trabajo.

Coca-Cola, por su parte, pone un especial foco en mejorar la empleabilidad y apoyar el talento de los jóvenes y las mujeres, aunque también trabaja con otros colectivos como los mayores de 60 años o las personas del mundo rural. De este modo, el proyecto GIRA Jóvenes ayuda a chicos y chicas de entre 16 y 22 años a desarrollar sus aptitudes profesionales y personales. GIRA Jóvenes es posible gracias a la colaboración de diez entidades sociales y otros colaboradores que permiten a la compañía ofrecer experiencias laborales que acercan el mundo laboral a este colectivo.

Desde sus primeros pasos en 2012, “GIRA Jóvenes ha logrado que más de 4.200 jóvenes de Madrid, Barcelona y Sevilla den un giro a su vida. El 89% de los participantes mejoran su empleabilidad según un estudio independiente realizado por ECODES. De hecho, de cada euro invertido en el proyecto, se ha generado un valor de retorno para la sociedad de 5,33 euros”, explica la directora de Responsabilidad Corporativa de Coca-Cola Iberia, Ana Gascón. Por otra parte, GIRA Mujeres, que ayuda a mujeres de ámbito urbano y rural a desarrollar competencias de empleabilidad y emprendimiento, ha contribuido en solo dos ediciones a romper prejuicios y dar visibilidad al talento de más de 9.200 mujeres. “En esta tercera edición lograremos, además, llegar a todas las provincias de España y a dos ciudades en Portugal”.


La importancia de la financiación

Una forma de insertar a los colectivos vulnerables es facilitando su acceso a la financiación. Por ello, las entidades financieras cuentan con líneas específicas para ayudar a estos colectivos. De este modo, CaixaBank creó hace una década el banco social MicroBank con la voluntad de promover la actividad de microcréditos que realizaba ”la Caixa” a través de su Obra Social. En la actualidad, “es el único banco en España dedicado exclusivamente a la concesión de microcréditos y se ha convertido en un referente europeo”, aseguran fuentes corporativas de CaixaBank. Su labor va dirigida a facilitar servicios financieros a aquellos colectivos que, por su nivel de ingresos o falta de garantías, pueden tener más dificultades de acceso a la financiación. Y los datos avalan su éxito pues, según ESADE, se estima en 181.000 los puestos de trabajo creados en este periodo gracias a los microcréditos de MicroBank. De los emprendedores que han solicitado y recibido un microcrédito, un 45% ha contratado algún empleado y un 37% tiene previsto hacerlo. Además, el microcrédito resulta fundamental para el comienzo de estos negocios: un 56% de estos emprendedores asegura que no podría haber llevado a cabo su proyecto sin la financiación, y el porcentaje se incrementa al 65% cuando el microcrédito tiene como destino iniciar un nuevo negocio.

Por su parte, BBVA cuenta con la Fundación Microfinanzas BBVA, que promueve la inclusión social, laboral y financiera a través de las microfinanzas productivas. “En sus más de diez años de actividad ha entregado más de 11.300 millones de dólares a más de cinco millones de emprendedores de bajos recursos, aproximadamente el 40% eran pobres o extremadamente pobres, creando oportunidades que mejoran sus condiciones de vida”, comenta Lidia del Pozo, directora de Programas de Inversión en la Comunidad de BBVA.


Comunicación y sensibilización

La sensibilización de la sociedad es otro de los pilares fundamentales para conseguir una plena integración socio-laboral. Es por ello que Atresmedia utiliza sus diferentes canales de comunicación para apoyar y difundir la importancia de la inclusión socio-laboral de colectivos desfavorecidos como personas con discapacidad o mujeres víctimas de violencia de género, a través de sus programas o informativos. “Campañas como Tolerancia Cero en Antena 3 Noticias ha emitido reportajes sobre la importancia de la inclusión laboral de las mujeres víctimas para ayudarles en su proceso. O programas como ‘Salvados’de laSexta, en el que Jordi Évole dio voz a los actores de ‘Campeones’ mostrando a la sociedad las capacidades de este colectivo, son algunos de muchos ejemplos. Además, el grupo difunde sin coste en todos sus medios, numerosas campañas de sensibilización de ONG que trabajan en estos temas”, explica la gerente de Responsabilidad Corporativa de Atresmedia, Susana Gato.

Por su parte, Mondelez International acaba de lanzar “un plan de acción que trabaja en programas de diversidad e inclusión para que este colectivo esté presente entre nuestro talento”, comenta Esther Patiño, manager de Corporate Affairs & Internal Communications y responsable de voluntariado de Mondelēz International. Paralelamente, la compañía trabaja en la sensibilización de su plantilla a través del programa de voluntariado corporativo. “Este año, la campaña del voluntariado se ha desarrollado bajo el título ‘Comparte desde el corazón’ simbolizando la solidaridad, el tiempo, las emociones y los momentos especiales que comparten nuestros voluntarios con los beneficiarios del programa. Respecto a la inclusión socio-laboral de colectivos desfavorecidos, colaboramos tanto con la Fundación ONCE como con la Fundación a la Par. En ambos casos realizamos diversas actividades a distintos niveles que buscan la concienciación e involucración en el apoyo a estos colectivos por parte de nuestros empleados”, añade Patiño.


Nuestra contribución debe ir más allá de lo meramente económico

Lidia del Pozo, directora de Programas de Inversión en la Comunidad de BBVA

En BBVA, la inclusión socio-laboral de colectivos desfavorecidos es uno de los ejes impulsores de los programas de inversión en la comunidad. “A través de las tres líneas estratégicas de acción social, que son emprendimiento social, educación financiera y conocimiento, educación y cultura, trabajamos transversalmente la integración de colectivos en situación o riesgo de exclusión”, afirma Lidia del Pozo. “Conseguir el objetivo último de la integración socio-laboral de estos colectivos, pasa por diseñar y desarrollar programas sociales en cercana colaboración con los agentes sociales y con los propios beneficiarios. En BBVA creemos que cada grupo de interés debe contribuir con aquello que aporta valor y nuestra contribución debe ir más allá de lo meramente económico, incorporando otros elementos como la experiencia corporativa, nuestra condición de empresa global o las lecciones aprendidas en el viaje de la transformación digital, que estamos viviendo en BBVA desde hace tres años”.

Como empresa global, BBVA tiene diferentes proyectos en función de cada geografía. En España, apoya la integración socio-laboral de personas con discapacidad física o intelectual con programas como el Premio Integra. En Turquía, apoya a las mujeres emprendedoras a través de iniciativas como Women Entrepreneur. En México promueve, a través de la educación, la integración laboral de hijos de migrantes con el programa Niños Adelante.


Soluciones digitales que ayudan a la empleabilidad

Ana Millán, directora general de Fundación Accenture

El compromiso de Accenture con la inclusión socio-laboral de los colectivos desfavorecidos se realiza mediante la puesta a disposición tanto de sus capacidades como empresa, a través de la generación de empleo directo e indirecto, como las capacidades de sus profesionales con sus aportaciones voluntarias.

A nivel de contratación directa, Ana Millán comenta que “llevamos muchos años impulsado la formación de más de 250 personas de esos colectivos en profesiones del mundo tecnológico y de las operaciones. En los dos últimos años hemos contratado a 70 personas en especial vulnerabilidad ante el empleo como programadores java, html5, de robots y profesionales del mundo de las operaciones”.

Paralelamente, Accenture presta de forma gratuita sus servicios profesionales para ayudarles, a través de las organizaciones sociales, a mejorar sus oportunidades de empleo con la iniciativa “Juntos por el Empleo de los más Vulnerables”. Gracias a ella, “Acccenture ha dedicado desde el 2012 hasta ahora más de 400.000 horas de consultoría donadas en esta iniciativa que aúna a más de 1.000 organizaciones. Con las que hemos co-creado 20 soluciones digitales que mejoren las oportunidades laborales de las personas en situación de especial vulnerabilidad ante el empleo. En términos de impacto, 9.484 técnicos de empleo/autoempleo de 627 entidades sociales en España y 246 en otros 30 países han utilizado nuestras soluciones para 549.987 beneficiarios, 449.361 se han formado vía elearning con las 32,4 millones de horas de formación proporcionadas y 99.011 se han insertado. También se han realizado 337.552 diagnósticos de empleabilidad”.


Conscientes de los beneficios de la inclusión socio-laboral de colectivos vulnerables

José Manuel Sedes, manager de Sostenibilidad y Calidad de Vodafone España

La inclusión socio-laboral de colectivos desfavorecidos forma parte de la estrategia de Sostenibilidad, ya que uno de sus denominados Objetivos Transformacionales se refiere precisamente al fomento de la Diversidad e Igualdad en sus diferentes ámbitos, incluyendo la diversidad de género, funcional, generacional, orientación sexual, etc.

Tal y como comenta José Manuel Sedes, “en Vodafone somos muy conscientes de los numerosos beneficios de la inclusión socio-laboral de colectivos vulnerables. Desde un punto de vista interno, mejora nuestra competitividad al favorecer que cada empleado, independientemente de su situación personal, pueda contribuir al éxito del negocio con ideas y soluciones diferentes, creativas e innovadoras y potencia el orgullo de pertenencia. Además, esta apuesta por la diversidad contribuye a la cohesión social, aumenta nuestra reputación externa como empresa comprometida con la sociedad y nos permite explorar nuevas oportunidades para desarrollar nuevos productos y servicios”.


Escuela Mutua forma a mujeres víctimas de violencia de género para trabajar con nosotros

Lorenzo Cooklin, director de Comunidad, Identidad Corporativa y RSC de Mutua Madrileña y director general de la Fundación Mutua Madrileña

Mutua Madrileña se dirige, principalmente, a personas con discapacidad, jóvenes en riesgo de
exclusión y mujeres que han sufrido violencia de género. En este sentido, este año ha puesto en
marcha la Escuela Mutua de capacitación profesional para formar y emplear como operadores de
contact center a mujeres víctimas de violencia de género y otras personas en situación de vulnerabilidad.

“En la primera edición del proyecto han participado trece mujeres, seleccionadas a partir de perfiles facilitados por un amplio número de ONG, siendo la mayoría víctimas de violencia de género. El objetivo de la Escuela Mutua Madrileña es la incorporación laboral de todas las alumnas y alumnos que finalicen con éxito el curso en las empresas del Grupo Mutua”, comenta Lorenzo Cooklin.

“Con los jóvenes fuimos pioneros con el programa de formación profesional dual Jóvenes profesionales, que la Fundación Mutua Madrileña puso en marcha con ASETRA (Asociación de Talleres de Madrid) y la Fundación Exit, y que ha concluido este año su séptima edición”. Esta iniciativa, dirigida a jóvenes que han sufrido fracaso escolar, combina la obtención de un título de formación profesional en carrocería con prácticas laborales en talleres concertados del Grupo Mutua, facilitando a estos chicos y chicas rengancharse a los estudios y obtener una salida profesional.


Incorpora ha formado a más de 35.000 personas en riesgo de exclusión

Fuentes corporativas de CaixaBank

Incorpora, el programa de inserción laboral de la Obra Social ”la Caixa”, ha formado a 35.784 personas en situación de vulnerabilidad en toda España desde 2015, consiguiendo un alto nivel de inserción posterior. El 56% de quienes hacen acciones formativas de potenciación del talento, empoderamiento y fortalecimiento de las actitudes y las aptitudes logran un empleo.

La Obra Social ”la Caixa” ha desplegado en el territorio español 163 Puntos de Formación Incorpora, gestionados por entidades sociales especializadas en la atención a colectivos en riesgo de exclusión, como personas con discapacidad, parados de larga duración, jóvenes con dificultades para acceder a un empleo, exreclusos, víctimas de violencia machista e inmigrantes, entre otros.

Las acciones formativas incluyen el aprendizaje de competencias técnicas, competencias transversales, además de prácticas no laborales en empresas, que son un recurso para que los empresarios desarrollen su responsabilidad social.

Hasta el momento, las formaciones de Incorpora han contado con la colaboración de 10.804 empresas que han acogido a los participantes para llevar a cabo la puesta en práctica de sus nuevas habilidades, en sectores como la hostelería y restauración, atención al público, logística, limpieza o jardinería.


Abordamos el reto adoptando una visión 360

Ana Belén Rodríguez, directora de Atracción de Talento, Employer Branding y RRHH SSII de Leroy Merlin

Tal y como explica Ana Belén Rodríguez, “en Leroy Merlin abordamos el reto de la inclusión socio-laboral de colectivos en situación y/o riesgo de exclusión social desde distintos enfoques, adoptando una visión 360”. De este modo, la compañía trabaja en el ámbito de la formación y empleo, colaborando con diferentes iniciativas para impulsar la inserción laboral de personas en situación de vulnerabilidad o riesgo de exclusión social en su plantilla de colaboradores. También comercializa productos y tiendas accesibles, con el objetivo de fomentar el empleo de colectivos vulnerables. Y, finalmente, lleva a cabo acciones de sensibilización y acción social para promover la igualdad de oportunidades y la diversidad.

“Entre nuestros objetivos se encuentra continuar impulsando la incorporación de personas con discapacidad en la compañía y nos hemos fijado el 3% como porcentaje a alcanzar”. Actualmente, Leroy Merlin España ya cuenta con más de 300 colaboradores con discapacidad, lo que supone un 2,8% de la plantilla, superando así el número exigido por la Ley General de Discapacidad.


Especial compromiso con las personas con discapacidad y mujeres víctimas de violencia de género

Susana Gato, gerente de Responsabilidad Corporativa de Atresmedia

Atresmedia tiene un especial compromiso hacia las personas con discapacidad, mujeres víctimas de violencia de género y personas en situación de desempleo que se materializa en las diferentes iniciativas puestas en marcha por la compañía.

Destaca que en 2017 Atresmedia firmó un convenio de colaboración con la Fundación Down Madrid que ha permitido la integración laboral de este colectivo en el Grupo. Adicionalmente, mantiene una colaboración desde 2015 con la Fundación Integra, a la que apoya en su programa de becas para fomentar la empleabilidad de mujeres víctimas de violencia de género en su plantilla. Por último, a través del programa de voluntariado corporativo de la compañía, los empleados del grupo han participado en actividades de ocio, acompañamiento y apoyo en trabajos administrativos con este colectivo. “Esto ha contribuido a acercar y normalizar la realidad de este colectivo, así como a mejorar su inclusión social”.


La inclusión y la diversidad son valores que nuestra marca ha defendido siempre

Ana Gascón, directora de Responsabilidad Corporativa de Coca-Cola Iberia

“Si pensamos en Coca-Cola, rápidamente nos daremos cuenta de que la inclusión y la diversidad
son valores que nuestra marca ha defendido siempre”, asegura Ana Gascón. Es por ello que, en la dimensión interna, “nuestra política de igualdad y diversidad busca integrar a todos los colectivos y minorías fomentando una cultura inclusiva entre nuestros empleados y colaboradores. De hecho, la inclusividad es uno de los cuatro pilares que fundamentan nuestra cultura corporativa”.

En la dimensión externa, la compañía pone un especial foco en mejorar la empleabilidad y apoyar el talento de los jóvenes y las mujeres, aunque también trabaja con otros colectivos como los mayores de 60 años o las personas del mundo rural. En este sentido, el proyecto GIRA Jóvenes ayuda a jóvenes de entre 16 y 22 años a desarrollar sus aptitudes profesionales y personales. Este este año ha cumplido su sexto aniversario y por él han pasado más de 4.200 jóvenes. Por otra parte, GIRA Mujeres, que ayuda a mujeres de ámbito urbano y rural a desarrollar competencias de empleabilidad y emprendimiento, ha contribuido en solo dos ediciones a romper prejuicios y dar visibilidad al talento de más de 9.200 mujeres.


Queremos que estas personas formen parte de nuestra compañía

Pablo Tauroni, responsable de Relaciones Laborales de El Corte Inglés

“La inclusión socio-laboral de colectivos desfavorecidos es parte fundamental de nuestros valores y políticas, así como de nuestro Plan Estratégico de RSE”, comenta Pablo Tauroni. Por ello, el retailer ha firmado convenios con diferentes entidades como la Fundación Inserta del Grupo ONCE, Cruz Roja Española o Fundación Integra, entre otras, destinados a implementar y desarrollar programas específicos de inserción de distintos colectivos en riesgo de exclusión. “Queremos que estas personas formen parte de nuestra compañía, buscando su integración en nuestra plantilla. Para ello, realizamos jornadas de formación y sensibilización -tanto presencial como a través de la intranet de la compañía-, y trabajamos conjuntamente con las entidades mencionadas planificando actividades y adaptación de perfiles para facilitar la máxima inserción de estos colectivos”, añade.


Hemos definido un plan de acción que trabaja en programas de diversidad e inclusión

Esther Patiño, manager de Corporate Affairs & Internal Communications y responsable de voluntariado de Mondelēz International

“Mondelez International tiene ya varios años recorridos en esta apuesta, que entendemos es además una necesidad social. Nos iniciamos en ella a través nuestro programa de voluntariado y, a día de hoy, tenemos además definido un plan de acción que trabaja en programas de diversidad e inclusión para que este colectivo esté presente entre nuestro talento”. Este plan de acción integra múltiples iniciativas impulsadas por diversas funciones de la compañía más allá de Recursos Humanos. Así, “garantizaremos que se dé el cambio cultural necesario en la organización, así como la adaptación de los procesos de reclutamiento, la adaptación de espacios físicos en la oficina, etc.”.

Paralelamente, destaca la importancia del Voluntariado Corporativo para la inclusión socio-laboral de colectivos desfavorecidos ya que, “en nuestro caso, ha sido la vía inicial de colaboración y sensibilización vía nuestra colaboración durante años con diversas ONG y fundaciones”. Respecto a la inclusión socio-laboral de colectivos desfavorecidos, la compañía colabora con la Fundación ONCE y la Fundación a la Par. “En ambos casos, realizamos diversas actividades a distintos niveles que buscan la concienciación e involucración en el apoyo a estos colectivos por parte de nuestros empleados”.


Impulsamos el empleo responsable y de calidad en toda nuestra cadena de valor

Enrique Guillén, director de Personas, Servicios TIC y Calidad Total de Calidad Pascual

La preocupación de la familia Pascual y su compromiso en materia de igualdad de oportunidades, conciliación de la vida laboral y personal e integración de personas en riesgo de exclusión es una realidad presente desde la creación de la compañía.

En la actualidad, “impulsamos el empleo responsable y de calidad en toda nuestra cadena de valor. Contamos con un plan específico en el que se establecen acciones como la contratación directa de personas con discapacidad, ya somos el 2,77% de la plantilla, en la que superamos la obligación legal fruto de nuestro firme compromiso; y la promoción indirecta a través de la compra de bienes y servicios a Centros Especiales de Empleo, entre otras iniciativas”.

Dentro de su Plan de Compras Responsables, la compañía impulsa la contratación de bienes y servicios con Centros Especiales de Empleo y empresas de economía social que trabajan en el ámbito de la discapacidad, a través de la introducción de criterios sociales en nuestros procesos de compras. Ilunion es un ejemplo con el servicio de atención al cliente, manipulados, gestión documental y hoteles, entro otros.

“Asimismo, desde 2007 estamos adheridos al programa Inserta, de la Fundación ONCE, que nos ha permitido contratar desde el año 2017 a 69 personas con discapacidad. También trabajamos con otras entidades locales como FEAFES en Aranda de Duero”.


Fomentar la integración y la empleabilidad de personas en riesgo de exclusión social

Gloria Iglesias, gerente de Conciliación y Diversidad de Repsol

Repsol y su Fundación desarrollan iniciativas dirigidas a fomentar la integración y la empleabilidad de personas en riesgo de exclusión social con especiales dificultades de acceso al mercado de trabajo.

Entre ellas, destaca el programa de formación ocupacional para la integración profesional de personas con discapacidad y otros colectivos en riesgo de exclusión social, con el que anualmente Repsol combina formación teórica y prácticas no laborales en su red de estaciones de servicio. “Desde 2005, una media anual de un centenar de personas ha realizado estos cursos, con un porcentaje global de contratación del 53%”. Por otra parte, conjuntamente con Fundación Repsol y Fundación Integra, la compañía impulsa el programa Mujeres caminando hacia el empleo, que persigue mejorar la empleabilidad de estas mujeres, dotándoles de las herramientas necesarias para facilitar su incorporación a la vida profesional: motivación, confianza en sí mismas y en sus capacidades, formación y estrategia de acción. Para ello, participan en un completo programa formativo de dos meses que es impartido por voluntarios de Repsol y profesionales en activo de empresas colaboradoras de Fundación Integra. Además, la formación teórica se completa con prácticas en diferentes departamentos de Repsol. Otra iniciativa destacada es el programa adaptado de Formación Profesional de Grado Medio para jóvenes afectados por parálisis y/o daño cerebral liderado por la Fundación Repsol y la Fundación Bobath.

Descargar archivo »

Enviar reportaje