Reportaje

ayuda al desarrollo

La Fundación Microfinanzas BBVA ya atiende a dos millones de personas en América Latina

05/12/2018 En el marco de su Responsabilidad Social Corporativa, BBVA creó en 2007 la Fundación Microfinanzas BBVA (FMBBVA) con un claro objetivo: aprovechar sus más de 150 años de experiencia para apoyar a personas vulnerables que cuentan con actividades productivas y mejorar, así, sus condiciones de vida. En la actualidad, la Fundación atiende a más de dos millones de emprendedores con pocos recursos en cinco países de América Latina (Colombia, Perú, República Dominicana, Chile y Panamá) para promover su desarrollo económico y social.

A través de sus seis entidades microfinancieras, FMBBVA ofrece a emprendedores con pocos recursos productos y servicios financieros adecuados a sus necesidades, además de educación financiera, capacitación y acompañamiento a lo largo del tiempo. En su día a día, la Fundación también impulsa otro foco estratégico: la transformación del sector de las microfinanzas.

En promedio, los emprendedores a los que atiende la Fundación consiguen aumentar sus ventas en un 16% al año y sus activos en un 24%. “En nuestros más de diez años de actividad, hemos comprobado que ofrecer productos y servicios financieros a emprendedores con pocos recursos y acompañarlos en el tiempo es clave para su desarrollo económico y social, reduciendo la pobreza y sus consecuencias”, explica el director general de la FMBBVA, Javier M. Flores. “El mérito es de estos emprendedores, que con una oportunidad son capaces de contribuir no sólo a su progreso, sino también al del mundo que les rodea y su labor así lo demuestra”

A través de su misión, la Fundación está alineada con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la Agenda 2030, la hoja de ruta que 195 países han suscrito en Naciones Unidas para transformar el mundo y que retoma los avances logrados con los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM), que estuvieron vigentes hasta 2015. Los 17 ODS reconocen la importancia de la inclusión financiera y de las microfinanzas en la reducción de la pobreza. Su erradicación, indispensable para el desarrollo sostenible, es el mayor desafío al que se enfrenta el mundo y el fin último de la Agenda 2030. Acabar con ella es también la razón de ser de la Fundación.


Tecnología para el desarrollo

La Fundación aporta una visión innovadora al sector de las microfinanzas, sumando el saber hacer de BBVA, la experiencia sobre el terreno de sus seis entidades y el trabajo de los más de 8.000 empleados que forman parte del Grupo Fundación Microfinanzas BBVA.

La FMBBVA apuesta por la revolución digital y la nueva ola de innovaciones para transformar la inclusión financiera a través de procesos ágiles de gestión y aplicaciones digitales que facilitan el trabajo de los más de 4.000 asesores de crédito que llegan hasta los hogares-empresa de los emprendedores a los que atienden. De esta forma, los emprendedores se familiarizan con las nuevas tecnologías y reciben una atención más rápida y efectiva. A modo de ejemplo, en Perú, donde la tasa de inclusión financiera en las zonas rurales apenas supera el 40%, los asesores de la FMBBVA llegan hasta los negocios de los emprendedores con un dispositivo móvil, desde el que pueden consultar su historial, su progreso y tramitar peticiones. Todo con el objetivo de facilitarles la vida y evitar el coste de su desplazamiento.

Tal y como explica la directora de Digital & Customer Experience de la FMBBVA, Mª José Jordá, “estamos viendo el valor que puede aportar el Internet de las Cosas (IoT), Blockchain, Inteligencia Artificial (IA), Chatbots y Analítica de Datos a los emprendedores a los que atendemos. Nuestro objetivo es poner a disposición de las personas en vulnerabilidad las soluciones más innovadoras usando las tecnologías más punteras”.


El 60% de las personas atendidas son mujeres

Según Naciones Unidas no es posible alcanzar el desarrollo sostenible si se sigue negando a las mujeres, la mitad de la humanidad, el pleno disfrute de sus derechos fundamentales y sus oportunidades. Señala la necesidad de que ellas tengan igual acceso a una educación de calidad, a los recursos económicos y a la participación política; además de las mismas oportunidades que los hombres en el empleo, el liderazgo y la adopción de decisiones a todos los niveles.

Más del 60% de los emprendedores en situación de pobreza a los que ha atendido la Fundación en los últimos tres años son mujeres. Ellas son capaces de crecer a pesar de empezar con menos y de tener más familiares a su cargo. El 82% tiene personas dependientes y en promedio, el tamaño de la familia es de 3,2 miembros. En este sentido, el departamento de Medición de Impacto de la FMBBVA asegura que las mujeres que llegan a la Fundación son más vulnerables económicamente que los hombres. De media, tienen menos activos que ellos (6.131 dólares frente a 8.330) y piden créditos más pequeños (696 dólares frente a 1.096), pero sus niveles de ventas son casi iguales (1.174 dólares al mes frente a 1.446).

De hecho, ocho de cada diez emprendedores que en los últimos tres años han salido de la pobreza con el apoyo de la Fundación son mujeres. Laura Fernández Lord, responsable de Empoderamiento de la Mujer de la Fundación Microfinanzas BBVA, afirma que “las mujeres emprenden por y para sus familias, son piedras angulares en el desarrollo y la reducción de la pobreza de un país. Por eso, contribuir a su empoderamiento económico es vital para lograr la Agenda 2030 de Naciones Unidas”.

Y un ejemplo de ello son las más de un millón de mujeres a las que atiende la Fundación, que progresan a lo largo del tiempo con servicios financieros especializados, como productos para apoyar el ahorro de sus hijos, microseguros con coberturas específicas para la mujer o el modelo de Banca Comunal en Chile. También les ofrece servicios no financieros como formación en administración del negocio, presupuesto y bienestar familiar, refuerzo de la autoestima o el acceso a redes, además de educación financiera.

Descargar archivo »

Enviar reportaje