Reportaje

responsabilidad social

TranveRSa debate los retos de la función de la Responsabilidad Social

26/07/2018 La Asociación Española de Directivos de Responsabilidad Social, DIRSE, organizó el pasado mes de mayo junto a Corporate Excellence – Centre for Reputation Leadership y la Asociación de Directivos de Comunicación – Dircom, la tercera edición de TranveRSa. A lo largo de esta jornada anual, celebrada en la Escuela de Organización Industrial de Madrid, más de un centenar de profesionales abordaron la transversalidad de la responsabilidad social y la elevación de las funciones del dirse.

La importancia del propósito cuando se habla del rol de la empresa, la transversalidad de la función del dirse y la importancia de la rendición de cuentas y la transparencia son algunos de los temas que se abordaron en la tercera edición de TransveRSa.

El presidente de DIRSE, Francisco Hevia, sostuvo que “para conseguir la excelencia corporativa, la organización necesita establecer un diálogo continuo entre todas sus áreas funcionales que permita detectar todos aquellos aspectos fundamentales que pudieran contribuir o destruir su cadena de valor. En este proceso, el rol del dirse cobra un papel fundamental respecto a la función de dinamización del resto de áreas organizativas en las empresas para la extensión de las estrategias de responsabilidad social corporativa”.

En su intervención, el director general de la Asociación de Directivos de Comunicación, Dircom, Sebastián Cebrián, señaló que “las empresas que no aboguen por modelos sostenibles desparecerán. La sostenibilidad ya no es una opción sino parte de su actividad principal. La economía del marketing ha dado paso a la economía de la reputación”. En este sentido, Cebrián remarcó que “la sostenibilidad es un elemento transversal y debe ser entendida como parte del ADN de las organizaciones. Ya no es el marketing verde, sino entender que en los procesos y procedimientos de cualquier tipo de organización debe implementarse todo aquello que tiene que ver con la sostenibilidad”. Por todo ello, en este este nuevo mundo en el que la sostenibilidad forma parte del core de las organizaciones, “el dircom adquiere un nuevo rol donde la comunicación corporativa debe ser entendida como un aliado necesario para la gestión eficiente de la reputación de las organizaciones”.

Por su parte el CEO de Corporate Excellence – Centre for Reputation Leadership, Ángel Alloza, destacó que “el futuro de las organizaciones pasa por la transversalidad, la transparencia y por incorporar en el cuadro de mando que define el éxito de las organizaciones indicadores que complementen a los indicadores financieros. Si colocamos ahí arriba indicadores como la buena reputación, la fortaleza de la marca, el compromiso de los empleados o la propensión a recomendar nuestra empresa y nuestros servicios a terceros, entonces tendremos una empresa que crea valor económico, valor ético, social y medioambiental”.


La transversalidad de la RSE

La tercera edición de este congreso anual se articuló en torno a dos ejes: la transversalidad de la Responsabilidad Social y la elevación de las funciones del dirse. De este modo, directivos de empresas como Bankia, Danone o Consum compartieron su aproximación a la gestión de la Responsabilidad Social y cómo integran las prácticas de negocio responsable en sus modelos de gestión.

El director comercial Bankia Pensiones, Juan Pablo Hernández de la Merced, presentó su caso sobre el Fondo Futuro Sostenible. Por su parte María del Mar Güell, Sustainability Manager-Public Affairs de Danone, expuso el caso del Proceso de certificación BCorp de Danone. Finalmente se presentó el caso Informe de Sostenibilidad y diálogo con stakeholders en Consum, de la mano de Javier Quiles, director de Relaciones Externas de Consum.

El responsable de moderar la mesa empresarial sobre el impacto transversal de la Responsabilidad Social fue Alberto Andreu, Dr. en Economía y profesor asociado en la Universidad de Navarra. Andreu profundizó en el concepto de rendición de cuentas, afirmando que “una compañía estará en disposición de rendir cuentas si responde de forma solidaria ante terceros, es decir, como una compañía en su conjunto, no departamento a departamento; asume compromisos públicos ante terceros (tanto en lo financiero como en lo no financiero); y explica el nivel de cumplimiento de esos compromisos, tanto de los que se cumplen, como de los que no, y es ahí donde cobra sentido el principio de “cumplir o explicar” sobre el que se asienta la RSC”. Según Alberto Andreu, “si se entiende así la rendición de cuentas, es evidente que solo puede relanzarse cuando la función de RSC es trasversal a todas las áreas de la compañía, y no se circunscribe solo a un departamento, el de RSC o el Sostenibilidad”.


El diálogo con el CEO

En el encuentro participaron también directores generales como Elvira Rodríguez, presidenta de Tragsa, Antonio Espinosa de los Monteros, fundador y CEO de AUARA, José Almansa, CEO de Welever, y Juan Suárez, cofundador y director de Aristrocrazy. Todos ellos explicaron que la función del dirse en sus organizaciones está ligada con la definición y activación del propósito corporativo.

En este sentido, Javier Garilleti, director general de la Fundación EY y moderador de la mesa de diálogo con el CEO, aseguró que “el propósito es el nuevo concepto de referencia cuando se habla del rol de la empresa en la sociedad. Se trata de un concepto muy vinculado a la visión del líder de la organización, sobre todo, en cómo su organización puede tener un impacto significativo entre sus stakeholders, que ahora son más exigentes y que trasladan nuevos requerimientos. Si queremos hacer operativa la idea del propósito en nuestras organizaciones, y que no se quede en un concepto de ‘marketing amable’, es necesario actuar a múltiples niveles, pero todos vinculados con la cultura corporativa”.

Descargar archivo »

Enviar reportaje