Reportaje

desarrollo sostenible

BBVA impulsa el debate sobre los retos del desarrollo sostenible

25/07/2018 Con el objetivo de promover el desarrollo sostenible y luchar contra el cambio climático BBVA organizó la primera edición de BBVA Sustainable Finance Forum. Un evento que congregó a inversores, empresarios e instituciones del sector público y privado para abordar el cumplimiento de la Agenda Global marcada por los Objetivos de Desarrollo Sostenible y el Acuerdo de París.

En la inauguración de la primera edición de BBVA Sustainable Finance Forum, el presidente de la entidad, Francisco González, explicó la razón de ser de este encuentro: “Los bancos debemos ayudar a nuestros clientes en el impulso al desarrollo sostenible y en la transición hacia una economía baja en carbono. En BBVA, queremos ser catalizadores de este cambio”.

Para el presidente de BBVA, existen cuatro grandes hitos globales que están configurando un punto de inflexión, que afecta también al rol social de la banca. En primer lugar, la agenda global, que compromete no solo a Estados, sino también a empresas. En esta agenda destacan el Acuerdo de París y los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de Naciones Unidas. En segundo lugar, la enorme oportunidad de mercado generado por estos ODS. En 2030, un mercado de 12 billones de dólares requerirá una inversión anual de entre 5 y 7 billones de dólares, de los que un 70% se concentrará en mercados emergentes.

En tercer lugar, la creciente presión por parte de los inversores institucionales, que solicitan información sobre cómo las empresas integran los aspectos ambientales y sociales en sus operaciones, así como una visión a largo plazo. Y, en cuarto lugar, la regulación y las recomendaciones de organismos internacionales. En su exposición, el presidente de BBVA anunció que el banco forma parte de la nueva iniciativa promovida por el foro de finanzas sostenibles de Naciones Unidas (UNEP FI) para definir los Principios de Banca Responsable.

En su intervención, la entonces vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, explicó que el reto medioambiental, en general, y el cambio climático, en particular, constituyen uno de los cuatro grandes retos a los que se enfrentan, en la actualidad, las sociedades occidentales. “Los posibles efectos irreversibles del cambio climático en el futuro han puesto en marcha una acción coordinada de gobiernos, administraciones, organizaciones internacionales y empresas. Está respaldada por compromisos políticos al más alto nivel, pero no está exenta de importantes avatares”. Y es que “con la futura retirada de los Estados Unidos del Acuerdo de París, la Unión Europea tiene que reforzar su posición de liderazgo internacional en esta materia con medidas ambiciosas de mitigación y adaptación al cambio climático”.


El papel de las empresas

En el panel “¿Por qué las compañías integran el cambio climático en sus estrategias?” se abordó el papel del sector privado para alcanzar los compromisos de la Agenda 2030 de Naciones Unidas y el Acuerdo de París. El presidente y consejero delegado de Iberdrola Ignacio Sánchez Galán, explicó que “el cambio climático es un problema de todos” y “el granito de arena” que aporta Iberdrola a esta lucha es el uso de la tecnología para producir energía de forma más eficiente. Mientras que el consejero delegado de Repsol, Josu Jon Imaz, insistió en la necesidad de “generar más energía” con responsabilidad, siendo capaces de aunar objetivos de rentabilidad a corto plazo con una visión de largo plazo sostenible. En esta línea, defendió que “la sostenibilidad es compatible con la competitividad” y destacó la necesidad de movilizar a todos los empleados.

El punto de vista de los inversores lo aportó Isabelle Mateos y Lago, miembro del BlackRock Investment Institute, quien hizo especial hincapié en que los inversores no se interesan por las políticas que las empresas anuncian en esta materia, sino por su implantación real en las organizaciones, por “su inclusión en el gobierno corporativo y por el cambio interno” que esto conlleva.

Finanzas sostenibles y agenda global

La creciente importancia de las finanzas sostenibles en la agenda global marcó el contenido del debate del segundo panel del evento. Antoni Ballabriga, director global de Negocio Responsable de BBVA, destacó el momento de inflexión que se está produciendo en el proceso de conexión entre la sostenibilidad y el impacto financiero que conlleva. Y puso en valor el creciente papel de la industria bancaria en este proceso por su condición de financiador de la transición hacia una economía baja en carbono.

En su intervención Simone Dettling, Banking Team Lead de United Nations Environment Programme- Finance Initiative (UNEP-FI), destacó el reto y la oportunidad que para la industria financiera global supone el impulso de una economía sostenible. Un proceso para el que hay que avanzar de manera veloz, dijo, pero que supone también un objetivo a largo plazo. Por su parte, José Manuel Marqués, director de Innovación Financiera del Banco de España, incidió en que “el riesgo climático que afrontan las entidades debe formar parte de su gestión de riesgos”. Y llamó a los bancos a avanzar en otra serie de iniciativas para favorecer la sostenibilidad, como la creación de productos financieros que permitan a sus clientes minoristas y pymes gestionar su riesgo climático y contribuir a su lucha. Finalmente, Wim Mijs, CEO de la European Banking Federation (EBF), afirmó que los bancos “están repensando su papel en la sociedad” a partir de un “sentido de urgencia y oportunidad para crear una nueva banca, que necesitará de la colaboración entre el sector público y privado para alcanzar los objetivos globales de la sostenibilidad”.


Alianzas público-privadas

La importancia de establecer lazos entre el sector público y el privado para impulsar la lucha contra el cambio climático centró el panel “¿Cómo se impulsa el desarrollo sostenible desde las instituciones?”. En la mesa redonda, moderada por la directora de BBVA España, Cristina de Parias, intervinieron Pablo Zalba, presidente del Instituto de Crédito Oficial, Birthe Brunh-Léon, directora de Operaciones Iberia del Banco Europeo de Inversiones (BEI), y Valvanera Ulargui, directora general de la Oficina Española del Cambio Climático. Los tres representantes coincidieron en destacar que es necesario aunar esfuerzos e impulsar acciones conjuntas entre sector público y privado en un contexto como el actual, en que los niveles de inversión pueden no ser suficientes para luchar por el cambio climático y la transición energética.

Finalmente, el papel que actualmente debe desempeñar el sector financiero en la lucha contra el cambio climático, los desafíos que incorpora el reto de las finanzas sostenibles, o la propuesta de una serie de objetivos que faciliten la financiación verde, fueron algunas de las cuestiones planteadas en el último panel de la jornada “Soluciones en finanzas Sostenibles”. Ricardo Laiseca, responsable de Global Finance de BBVA, fue el moderador de una mesa en la que participaron Gerassimos Thomas, director general adjunto de Energía de la Comisión Europea, Philippe Zaouati, consejero delegado de Mirova, y y Muriel Caton, directora general de Vigeo Eiris. Los tres representantes han querido destacar los esfuerzos que se están realizando para impulsar las finanzas sostenibles, aunque aseguran que queda un largo camino por recorrer.

Descargar archivo »

Enviar reportaje