Reportaje

educación

Ana Botín pide más protagonismo y recursos para la educación

25/07/2018 El pasado mes de mayo Salamanca acogió el IV Encuentro Internacional de Rectores Universia. Un total de 600 rectores de 26 países, que representan a 10 millones de estudiantes de universidades de todo el mundo, participaron en este espacio de debate que contó con la presencia del rey Felipe VI, el entonces presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el presidente de la República de Portugal, Marcelo Rebelo de Sousa, entre otras personalidades.

Bajo el lema “Universidad, Sociedad y Futuro”, los asistentes pudieron profundizar, durante dos días, en los retos de presente y futuro de la Universidad con foco en tres ejes temáticos: “Formar y aprender en un mundo digital”, “Investigar en la Universidad, ¿un paradigma en revisión?” y “La contribución de la universidad al desarrollo social y territorial”.

En la apertura del encuentro, la presidenta de Universia y de Banco Santander, Ana Botín, recordó que cada generación “reescribe el contrato social que regula las relaciones entre la universidad y la sociedad a la que sirve”, un contrato que “incluye las contribuciones a la docencia, a la investigación y –cada vez más– a la innovación y el emprendimiento”. Y declaró que “una de las funciones de la educación universitaria debe ser enseñar a aprender, es decir, ofrecer las herramientas que permitan al estudiante de hoy desarrollar nuevas habilidades y competencias que necesite en el futuro.”

Convencida de la importancia de la educación por su poder de transformación a nivel personal, emocional, cultural y económico, la presidenta de Universia afirmó que “la educación es clave para poder construir sociedades más inclusivas, prósperas y resilientes”. Además, destacó la importancia de la universidad para promover el crecimiento personal y la movilidad social. “Nuestras universidades nos enseñan que el conocimiento, la ciencia y la experiencia humana no tienen fronteras. Debemos ver la universidad como parte de la respuesta para formar ciudadanos globales, evitando las visiones localistas y endogámicas que nos alejan de la cooperación internacional”, afirmó.

Además, Ana Botín señaló que “todo esto no puede ser a costa de descuidar los sectores menos favorecidos de nuestras sociedades. Debemos fomentar una educación superior abierta que promueva valores universales, la tolerancia y la inclusión social”, con “una formación humanista, trasversal y multidisciplinar”, y una “Universidad que sea una fuente de innovación, de pensamiento crítico y de conciencia social”.

Ante una importante presencia de responsables políticos como el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, la Secretaria General Iberoamericana, Rebeca Grynspan, o el presidente de Castilla y León, Ana Botín subrayó que “es necesario que la educación cuente con mayores recursos públicos y privados”, ya que de ella “nacen la igualdad y la libertad, el pensamiento libre y crítico. Tumba prejuicios y abre las mentes, nos aleja de extremismos y populismos, de posverdades y de intentos de manipulación de la opinión pública”.


Declaración de Salamanca

Las conclusiones del IV Encuentro Internacional de Rectores Universia se recogen en la Declaración de Salamanca, un documento que “reitera el compromiso de las universidades para reinventarse y transformarse para seguir liderando el progreso”, según Ana Botín. En este sentido, la presidenta de Universia y Banco Santander anunció que ambas organizaciones se hacen partícipes de estos objetivos mediante tres líneas de actuación en su colaboración con el mundo universitario. De este modo, a través de Universia, Banco Santander potenciará el capital humano de las universidades para garantizar mayor equidad en el acceso a oportunidades y el desarrollo en competencias técnicas y transversales, como el sentido crítico y ético, el emprendimiento y la movilidad intercultural y digital. También fomentará las alianzas y el trabajo en red entre universidades y otros agentes. Y, finalmente, contribuirá a la transformación digital y a la gestión de su impacto en la sociedad para garantizar un crecimiento inclusivo y sostenible.

“Nuestra alianza con las universidades es una prueba fehaciente de este compromiso. Como prueba de ello, en los próximos tres años más de 200.000 estudiantes recibirán una Beca Santander, lograrán una práctica en una pyme o participarán en programas de emprendimiento liderados por vuestras universidades y apoyados por el Santander”, señaló Ana Botín.

Descargar archivo »

Enviar reportaje