OPINIÓN

La flexibilidad en el alquiler de tecnología, clave para ayudar a las empresas a cumplir con los ODS

Sergio Alonso,

Head of Growth EMEA de Grover

Sergio Alonso

En un mundo empresarial cada día más digital y guiado por la tecnología, contar con el equipamiento adecuado es una prioridad fundamental para las empresas y organizaciones. La creciente exigencia en cuanto a agilidad en todos los niveles de negocio, la digitalización de los procesos y el escenario laboral del teletrabajo son factores que impulsan la necesidad de contar con una capacidad tecnológica a la altura.

Dentro de las diferentes necesidades que envuelven la dotación tecnológica, el hardware juega uno de los papeles más significativos. No en vano, el equipamiento representa la mayor parte del presupuesto de 2022 destinado a tecnología por parte de las empresas, según proyecciones de la firma especializada en soluciones tech Spiceworks ZD, que fija un porcentaje del 30% para el conjunto del presente año.

La adquisición de tecnología actualizada puede representar un desafío en lo económico para muchas empresas, pero sobre todo, un conflicto de valores ahora que la sostenibilidad juega un papel cada vez más importante. Es por ello que, dentro de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU, la Producción y el Consumo Responsable se encuentran entre los ODS más promovidos por las empresas españolas, tal y como refleja el informe ‘Las empresas ante los ODS’, de la plataforma de análisis de medios Onclusive.

Siendo el respeto por el medioambiente uno de los compromisos más abrazados por las empresas del siglo XXI, la reducción de la generación de residuos electrónicos ante la obligatoria actualización periódica del hardware empresarial pone en tela de juicio el modelo de la adquisición de dispositivos tecnológicos. No es complicado dar con una solución: el alquiler, un sistema que ha sido efectivo para las grandes corporaciones y que, sin embargo, continuaba siendo retador para pymes y pequeñas startups al no resultar rentables sus necesidades para los grandes proveedores de renting.

No obstante, la evolución de este negocio abre nuevas alternativas que los emprendedores, autónomos y propietarios de pequeños negocios pueden tener en cuenta para optimizar sus costes, reducir el peaje tributario de la disponibilidad de equipos informáticos y dar coherencia a su discurso a favor de la sostenibilidad. La aparición en el mercado de nuevos modelos de alquiler mucho más flexibles y personalizados está siendo un apoyo para que el tejido empresarial pueda hacer más real el propósito de combatir la generación de residuos electrónicos.

En el mundo actual, no basta con autodefinir una empresa como ‘sostenible’, sino que es necesario mostrar que este propósito es una realidad inherente a todos los procesos de negocio. La frase “Todos podemos aportar nuestro granito de arena al cuidado del planeta” puede ser real, siempre que sepamos identificar un proveedor de tecnología de alquiler que ponga todas las facilidades para que cualquier perfil empresarial pueda sentirse parte de este modelo sostenible y, además, hacerlo de forma efectiva y rentable para su negocio.

TEMÁTICA TRATADA EN OPINIÓN

TEMÁTICA GENERAL