OPINIÓN

El apoyo de las empresas a sus clientes pyme ante el COVID-19

Elena Galante Marcos,

especialista de Responsabilidad Social

 Elena Galante Marcos

Los efectos económicos del coronavirus se comenzaron a dimensionar tras el aluvión de ERTES y el cierre de cientos de locales y empresas. Según el Barómetro Pymes de la Confederación Española de la Pequeña y Mediana Empresa (CEPYME), publicado para el mes de abril, la crisis ha afectado muy negativamente al 63% de las pymes nacionales, de las cuales más de la mitad han visto sus ingresos reducidos entre el 75% y el 100%, por el cierre obligatorio o por la falta de demanda de sus productos.

El problema inmediato al que se enfrentan es la falta de liquidez, aunado a otras causas como la pérdida de clientes y la necesidad de extremar medidas de higiene.

Desde el inicio de la crisis, las grandes empresas están desarrollando acciones de apoyo hacia sus clientes pyme para que puedan superar estos meses, alcalzar la reapertura y contribuir a la reactivación económica de país.

Para afrontar los problemas de liquidez, las empresas están ofreciendo préstamos, flexibilidades de pago, moratorias y exoneraciones. La banca arranca desde un inicio con paquetes de medidas diseñadas ad hoc. Líneas de crédito especiales, créditos expres o créditos pre aprobados son algunos de los ejemplos.

Empresas de servicios, como ENDESA, están aplicando medidas extraordinarias durante el estado de alarma, como el cambio en las condiciones de contrato o suspensión del suministro sin coste adicional. Naturgy ofrece facilidades de pago con la posibilidad de congelar seis meses el cobro de facturas de luz y gas a todos sus clientes pymes, micropymes, autónomos o pequeños negocios como restaurantes o peluquerías.

L’Oréal es otra de las compañías que apoyan a sus clientes pyme y micropyme en el proceso de reapertura con apoyo financiero, como la extensión de la fecha de vencimiento de las facturas, con el fin de garantizar la supervivencia económica de los salones y los empleos que generan.

La exoneración de pagos es otra de las medidas adoptadas por las empresas para aliviar la carga económica a las pyme. Descuentos en las primas de las pólizas durante el estado de alarma, como en el caso de MAPFRE, fraccionamiento de pagos sin intereses y ampliación del periodo de pago de los seguros, son algunos de los ejemplos.

De otro sector muy diferente es Just Eat España, quien anunció la eliminación de las comisiones por los pedidos que se recogen en el restaurante y la renuncia a las cuotas de inscripción para los nuevos negocios que se adhieran a la plataforma.

En gran consumo, la tienda en línea AliExpress, decidió no cobrar a sus vendedores locales la comisión por la venta de productos durante dos meses.

El uso de la tecnología ofrece infinitas posibilidades y nace el eCommerce solidario. Equivalenza lanza una campaña a través de la cual el consumidor puede adquirir productos de perfumería, cosmética y hogar que están habitualmente en las 175 tiendas físicas de Equivalenza en España. Los beneficios de cada venta se destinarán al propietario de la tienda más cercana al comprador o a su tienda habitual. Los licenciatarios y sus familias dependen de los ingresos que les genera su tienda y con esta iniciativa amortiguan los efectos de las crisis en sus economías.

La donación de productos o servicios por parte de empresas grandes a sus clientes PYME la está liderando Mahou San Miguel con una de las iniciativas más sonada en los últimos días. La empresa ha salido al rescate de sus bares con 75 millones de euros en agua y cerveza para su reapertura y sacrificará sus inversiones previstas para este año para sufragar la medida. Empresas como Damm y Heineken adoptan medidas en la misma línea.

Con miras a la apertura de los negocios y la vuelta a la nueva normalidad, las empresas también ayudan a los clientes pyme con asesoría y herramientas para la prevención del contagio y gestión durante la crisis, como el caso de Indra, que ha creado una solución para facilitar la vuelta de los empleados a los centros de trabajo a través del uso de la inteligencia artificial. Otras empresas ponen a disposición de sus clientes manuales de higiene y seguridad específicos de su sector, u ofrecen asesoría en gestión del negocio, como el caso de la 'Guía Heineken de actuación para restaurantes y bares', con información específica sobre tesorería, higiene, gestión del personal, minimización de costes o aplicación de las medidas anunciadas por el Gobierno.

En esta misma línea, Comess Group, está ayudando a sus clientes pyme aportando medidas para resolver los problemas de ámbito legal y de empleo, trámites con la administración, asesoramiento financiero y de gestión en general.

De nuevo el COVID-19 nos demuestra que la solución a la crisis y la vuelta a la nueva normalidad solo podemos hacerla a través de sinergias y alianzas que busquen el bien común.

TEMÁTICA TRATADA EN OPINIÓN

TEMÁTICA GENERAL