OPINIÓN

Transformación digital y sostenible, la respuesta de Ecovidrio

Ana Cardona,

directora de Operaciones, Finanzas y Servicios de Ecovidrio

Ana Cardona

Hace poco tuve la ocasión de conocer al Dr. Bruno Oberle en la XXII edición de los Premios Ecovidrio. Viajó a Madrid por primera vez desde que fue nombrado director general de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza y sus palabras siguen cada día más vigentes. Oberle conoce bien la evolución de la demanda de materias primas y recursos que se ha dado en las últimas décadas globalmente, sus efectos en los ecosistemas y las causas y consecuencias del cambio climático. Oberle apuesta por las soluciones basadas en la naturaleza para abordar estos retos. Es consciente del poder transformador de la tecnología, y de su impacto multiplicador, cuando se aplica a las cuestiones ambientales. En este sentido, Oberle compartió un ejemplo muy gráfico. Recordó cuántos litros de combustible necesitaba el coche de su padre para un trayecto corto y lo comparó con la revolución eléctrica que vive el sector de la automoción en la actualidad.

En Ecovidrio, desde nuestro ámbito de actuación -el del reciclaje de envases de vidrio-, también vivimos nuestra particular transformación. En un momento que todos conocemos como la “década de la acción” es urgente avanzar hacia la neutralidad climática y acelerar la transición hacia la economía circular. En materia de residuos Europa marca un nuevo rumbo, por lo que pronto veremos en nuestro ordenamiento jurídico cambios regulatorios y nuevos objetivos de reciclado, tan ambiciosos como necesarios.

Hace tiempo que nos pusimos “manos a la obra” y elevamos nuestra ambición. Por eso, apoyados por toda la cadena de reciclado de envases de vidrio en España, nos hemos comprometido a alcanzar una tasa de reciclado de más del 80% en 2025 para los residuos de envases de vidrio (por encima de la exigencia del 70%), lo que equivale a una recogida del 90% de todos los envases de vidrio puestos en el mercado.

No solo nos hemos preguntado qué vamos a hacer, sino el cómo. Sabemos que vamos a superar los objetivos marcados y nos hemos marcado una hoja de ruta concreta para lograrlo. Dentro de nuestro Plan Estratégico de Reciclado de Envases de Vidrio 2025, hemos diseñado una ambiciosa estrategia de transformación digital que ya está dando frutos. Gracias al despliegue de técnicas de Business Intelligence aumentamos la capacidad de análisis masivo de datos de recogida y optimizaremos la precisión de los escenarios para la toma de decisiones sobre el terreno.

Por poner un ejemplo, tendremos más de 250.000 contenedores geolocalizados a lo largo y ancho de nuestro país, sin olvidar las zonas rurales ni los pueblos más pequeños. Además, analizaremos -casi a tiempo real- los datos de recogida pormenorizados por municipio, barrio, contenedor e incluso bares y establecimientos hosteleros. Todo ello nos permitirá tomar decisiones sobre sus ratios de productividad y planificar rutas y campañas de movilización de forma más enfocada y eficiente. Este plan de digitalización impacta, también, en nuestros procesos internos para hacerlos más seguros y contrastados y, por supuesto, permitirá un intercambio de información más ágil y transparente con los agentes de la cadena de reciclado.

Nuestra respuesta al cómo hacemos las cosas también pasa por una estrategia de sostenibilidad que reduzca el impacto de nuestras operaciones, favorezca la descarbonización de la cadena de valor, impulse la eficiencia en las plantas de reciclado y promueva la circularidad de nuestros contenedores. Solo el año pasado reparamos 2.000 iglús que han vuelto a las calles, duplicando su vida útil gracias a nuestro plan de reparación y reutilización.

Tenemos la ambición y los planes. Digitalización y sostenibilidad son los pilares que guiarán nuestra actividad a lo largo de este año. Un año que acaba de ser reconocido por la ONU como el Año Internacional del Vidrio, por el impacto de este material en la evolución científica y social. Desde Ecovidrio aplaudimos este reconocimiento a un material, el nuestro, que es diferente, natural y que puede reciclarse indefinidamente sin perder sus propiedades.

Vuelvo a las palabras de Bruno Oberle para recordar una su frase: "Donde hay una voluntad, hay un camino y nosotros, juntos, vamos a tomar ese camino". En Ecovidrio nos hemos hecho las preguntas, hemos formulado las respuestas y ya hemos decidido cómo va a ser ese camino.

TEMÁTICA TRATADA EN OPINIÓN

TEMÁTICA GENERAL