OPINIÓN

Voluntariado corporativo, un futuro compartido

Teresa Millán,

Directora de Asuntos Corporativos de Lilly

Teresa Millán

La sociedad está cada vez más informada y es más exigente, no sólo con los productos que ofrecen las compañías sino que demanda criterios éticos, aplicados a una mejora y desarrollo sostenible. Las empresas son conscientes de ello y en la última década han incorporado a su gestión en la Responsabilidad Social Corporativa (RSC), de una manera progresiva.

En muchas ocasiones el compromiso social de una compañía nace, impulsado por las demandas de sus empleados o por las peticiones del entorno; y la gestión por parte del sector empresarial puede generar un gran valor para todos los agentes implicados, incluyendo la propia entidad. En el caso de Lilly, el compromiso social viene dado por la propia actividad de la compañía y por la visión de sus fundadores. Ya el Coronel Eli Lilly hace 137 años abogaba por la búsqueda de lo mejor para la sociedad como único camino para hacer crecer la compañía.

En la actualidad, el voluntariado corporativo se ha constituido como una herramienta para potenciar el crecimiento y la competitividad del capital humano e integra el compromiso de las compañías con el desarrollo de la sociedad y una responsabilidad compartida con el medioambiente.

Entre las labores de RSC que deben llevar a cabo las compañías hoy día está el buscar cauces y acciones que permitan expresar el compromiso social de los propios empleados. Una de las acciones más representativas de Lilly en esta materia es el Día de Voluntariado, en línea con la cultura y valores de la compañía. Dado a su éxito, este proyecto cuenta ya con su séptima edición y en él se involucran más de 450 empleados en su sede española y un total de 24.000 en todo el mundo. Con el objetivo de potenciar la naturaleza solidaria de los trabajadores, se les ofrece la oportunidad de colaborar durante una jornada laboral con diferentes entidades en el desarrollo de proyectos altruistas solidarios. En su última edición en España se centró en la lucha contra la exclusión social, la integración de la discapacidad y la protección del medioambiente.

Esta jornada finaliza con una aportación económica por parte de la filial española de 27.000 euros, destinados a fines sociales como el tratamiento y prevención de la tuberculosis en India.

Las acciones de Lilly no se resumen en este único día, ya que de la mano del Club del Voluntario, formado doscientos empleados y gestionado por ellos mismos, se ponen en marcha a lo largo de todo el año iniciativas que aúnan el carácter solidario de la compañía. Recogida de alimentos y juguetes, acciones de ayuda a la integración de discapacitados y ancianos o bazares solidarios son algunos ejemplos de las actividades que llevan a cabo junto a ONG’s o asociaciones sociales.

En esta misma línea, bajo el nombre “Premio a la ONG del Empleado”, Lilly premia con una dotación económica de 5.000 euros a los dos empleados que presentan los mejores proyectos de las entidades con las colaboran como voluntarios para financiar su ejecución. . De esta manera, la compañía premia la implicación de los empleados que destinan parte de su tiempo a colaborar con ONGs a la vez que contribuye a que dos proyectos de interés social puedan desarrollarse.

El voluntariado corporativo de Lilly también traspasa fronteras. Con carácter internacional, el proyecto “Conectando corazones en el exterior” reúne en cada edición en torno a doscientos empleados procedentes de treinta y ocho países donde está presente la compañía, para formar partes de diferentes acciones de voluntariado. Países en vías de desarrollo como Kenia, Brasil o India son los principales beneficiarios de éste proyecto en el que los embajadores de Lilly participan en actividades referentes a la salud, la educación y el desarrollo de la comunidad.

Todos estos proyectos parten de la estrategia de RSC de Lilly, respondiendo a las demandas de todos sus públicos de interés y especialmente de sus empleados, generando valor para la compañía, reafirmando su carácter sostenible y socialmente responsable, y potenciando el desarrollo de su capital humano, valores y cultura corporativa.

TEMÁTICA TRATADA EN OPINIÓN

TEMÁTICA GENERAL