OPINIÓN

El futuro es de las empresas socialmente responsables

Jorge Gómez,

director de N-Nova

Jorge Gómez

La crisis económica ha sido buena maestra. En la actualidad podemos afirmar sin temor a equivocarnos que no existe ya empresa o división corporativa que pueda sobrevivir sin un compromiso firme con la Responsabilidad Social: comunicación, marketing, recursos humanos, cadena de suministro… Incluso los departamentos financieros, siempre vigilantes y guardianes del puro beneficio, han tenido que aprender a través de herramientas como la “Triple Bottom Line” los beneficios de una gestión apoyada en el báculo de la buena gobernanza y el compromiso social y medioambiental.

En el siglo XXI la responsabilidad de una empresa, independientemente de su tamaño, con sus grupos de interés no es baladí y está sometida a escrutinio. Rindiendo cuentas ante ellos al presentar la memoria anual de responsabilidad social. Las prácticas responsables determinan no sólo decisiones de compra por parte de de los clientes sino también de inversion.

Cada vez más, estar al margen de la RSE, supone para las empresas distanciarse de las demandas de la sociedad mientras que las que consigan alinear su beneficio económico con un impacto positivo en la sociedad apuntalarán en mayor medida su negocio manteniéndolo en el medio y largo plazo.

Y además, la RSC está dejando atrás su antiguo sesgo de voluntariedad para convertirse en la protagonista indiscutible de más de una iniciativa legislativa. Y es que ya es un hecho; la ley de RSE extremeña está ya en su última fase de aprobación y también se ha aprobado recientemente el proyecto de Ley de Economía Social, que reconoce un “modelo de empresa participativo, responsable y generador de cohesión social, valores indispensables para recuperar la confianza en los mercados y caminar hacia la recuperación económica que todos deseamos”.

Más allá del debate sobre la conveniencia o no de legislar en materia de RSE, es obvio que ésta impregna cada vez más las políticas públicas, que deben actuar como impulsoras, como catalizadoras de las prácticas socialmente responsables.

www.n-nova.es

TEMÁTICA TRATADA EN OPINIÓN

TEMÁTICA GENERAL