OPINIÓN

La RSE y la conciliación
¿Qué es primero? ¿La empresa social o la familiarmente responsable?

Roberto Martínez,

director de Fundación Másfamilia

Roberto Martínez

Una empresa socialmente responsable antes debe serlo y demostrarlo con sus propios empleados y con el ámbito familiar de éstos.

Llevamos más de una década hablando de la RSE, y estamos todavía tan sólo intuyendo de qué se trata. El que aquí les escribe publicó sus primeros artículos en la materia allá en el año 1999. Hoy podríamos reproducir cualquiera de estos artículos y nos parecerían de ¡plena actualidad!
Si nos ponemos trascendentes y un tanto estupendos, veremos tras la RSE una nueva cultura, un nuevo paradigma sociolaboral, una nueva ideología e incluso, para algunos, una nueva religión.

Otros, quizás los más, verán en la RSE un nuevo invento de las empresas para vender más sin que nada cambie u otro producto de consultores que, por cierto, de algo tienen que vivir.

Uno de los problemas que ha impedido su expansión es precisamente la profundidad y “angulosidad” del concepto. Para los ciudadanos es excesivamente complejo de manejar y, por tanto, se le condena a esferas de unos pocos intelectuales con mucho tiempo libre.

Otro de los problemas tiene que ver con su asimilación en el ámbito de la plantilla de una empresa, con la acción social y especialmente con el apoyo a grupos de interés alejados o con grandes problemas planetarios. Así, el apoyo a las culturas indígenas, al pueblo kurdo, a la pérdida de biodiversidad o a la deforestación de la Amazonia, siendo causas muy justas y loables, son percibidas como alejadas de la realidad de las personas y de sus necesidades más íntimas.
Una buena forma de progresar en el ámbito de la RSE es comenzar por la dimensión interior, como a mí me gusta decir, de dentro hacia fuera, desde el individuo y sus entornos esenciales, como su familia, hasta llegar algún día a otras esferas más alejadas. Esto le dota de coherencia y de credibilidad.

De entre las áreas internas de la RSE, una se nos antoja especialmente importante en nuestros días. Se trata de la conciliación de la vida familiar y laboral. Nadie duda de que apoyar la conciliación es practicar la RSE, pero son muy pocas las empresas que lo ponen en marcha y menos aún las que lo cuentan como tal.

Consideramos que una empresa socialmente responsable antes debe serlo y demostrarlo con sus propios empleados y con el ámbito familiar de éstos. Desde Fundación Masfamilia hemos diseñado y concebido un modelo para interrelacionar y alinear la RSE y la conciliación denominado RSefr© que se encuentra disponible gratuitamente en nuestra web (www.certificadoefr.org) y que pretende facilitar la labor de aquellas organizaciones que deseen conjugar ambos aspectos en una estrategia global de RSE.

Fundación Másfamilia es la propietaria del esquema de certificación y del modelo de gestión efr, destinado a la conciliación de la vida familiar y laboral y la igualdad de oportunidades. En la actualidad, son más de 150 empresas las que han obtenido la certificación, organizaciones que dan empleo a más 180.000 personas.

TEMÁTICA TRATADA EN OPINIÓN

TEMÁTICA GENERAL