OPINIÓN

Tres décadas de realidad e inclusión

Jon Patxi Lerga, director general de Grupo SIFU,

director general de Grupo SIFU

Jon Patxi Lerga,  director general de  Grupo SIFU

Tres décadas. Treinta años de trabajo por y para las personas con discapacidad. En 1993 tomaba forma un sueño, una apuesta por la inclusión laboral ideada por Albert Campabadal. Su proyecto no podía ser más novedoso: en un entorno competitivo y no siempre equitativo, en el que las personas con distintas capacidades a menudo no eran tenidas en cuenta, la idea se centraba en ofrecer servicios de conserjería, jardinería y limpieza para comunidades de propietarios con equipos laborales formados por personas con discapacidad. Daba comienzo un proyecto apasionante que ahora, en 2023, es toda una realidad con miles de casos de éxito y en constante crecimiento y una expansión tanto humana como geográfica.

Grupo SIFU era una realidad y tenía gran potencial, como demostró que solo unos cuantos años después de su fundación comenzaron a firmarse contratos con distintas Administraciones. Además, el capital humano del Grupo tuvo un gran impulso con la incorporación de Cristian Rovira, actual vicepresidente de Grupo SIFU y, especialmente, presidente de su Fundación. Y aquella década no pudo terminar mejor, ya que en el año 2000 se aprobaba la Ley de Integración del Minusválido, que, entre otros aspectos, establecía una serie de medidas con carácter excepcional para que aquellas empresas que justificasen la imposibilidad de contratar personas con discapacidad pudieran cumplir la ley. Entre estas medidas se incluyeron la compra de bienes a centros especiales de empleo, la externalización de servicios mediante estos centros, la creación de enclaves o las donaciones a entidades que trabajasen por la integración laboral del colectivo. Esto suponía una gran oportunidad para que el Grupo pudiese cumplir más y mejor su leitmotiv fundacional.

Por lo pronto, supuso la llegada del Grupo a la gran empresa. A partir de ese momento, cada vez fueron -y son- más las empresas que contratan servicios de outsourcing a Grupo SIFU, que ofrece una amplia cobertura geográfica y experiencia en un amplio abanico de servicios. Solo tres años después, en 2003, el Grupo contaba ya con ocho delegaciones repartidas entre Cataluña, Madrid, Comunidad Valenciana, Baleares y Andalucía, y una plantilla que superaba el millar de personas. Todo en una década de ilusión, pero también de mucho esfuerzo.

Pero Grupo SIFU no se iba a detener ahí. En 2010, la cifra de empleados rebasó los 2.000 trabajadores y el número de oficinas superó la treintena. Además, en esta primera década del milenio, se produjo un hecho que, sin duda, marcaría el devenir de Grupo SIFU: el nacimiento de su Fundación en 2006. Esta es una entidad sin ánimo de lucro que tiene como objetivo promover y fomentar la inclusión de las personas con discapacidad en todos los sentidos. Por una parte, contribuye a la empleabilidad con formación integral y acciones encaminadas a preparar a las personas con discapacidad y sus familias para su plena inclusión en la sociedad. Por otra, trabaja en favor de la realización de la persona, con una apuesta por la cultura y el deporte, para profesionalizar su práctica o, simplemente, contribuir a que la persona se realice en su vida diaria. La Gala + IN, las becas SuperArte y Desafíate, charlas motivacionales y exposiciones son algunas de sus propuestas.

En 2013, coincidiendo con sus dos décadas de actividad, Grupo SIFU alcanzó los 3.000 empleados, justo en una fecha en la que la profesionalización de los servicios proseguía por su incesante cualificación para ofrecer lo mejor a sus clientes. La obtención de la certificación OSHAS 18001 y la extensión de la ISO 9001 refrendaron esta apuesta por dar cada día lo mejor. En 2018, tuvo lugar un gran hito en la historia de la compañía, que precisamente coincidió con el 25 aniversario de la puesta en marcha de aquella idea de Albert Campabadal. Grupo SIFU saltó las fronteras españolas y abrió su delegación en Francia, Groupe SIFU, con el objetivo de exportar tanto su espíritu de inclusión como su buen hacer profesional. Actualmente, esta división dispone de varias sedes en el país galo, y continúa con su crecimiento y diversificación de servicios. Además, junto a ella, el Grupo ha puesto en marcha una delegación en la vecina Andorra. El concepto de Grupo SIFU, su apuesta por las personas con distintas capacidades, no entiende de fronteras.

Este año, 2023, el Grupo está de enhorabuena. No muchas empresas alcanzan las tres décadas de historia. No muchas pueden presumir de haber diversificado sin descanso su catálogo de servicios, sus delegaciones nacionales y su número de trabajadores, que ya supera los 8.500 trabajadores, casi 5.000 de ellos con discapacidad. Pero lo realmente importante es que aquel sueño de su fundador, esa para muchos descabellada apuesta en favor de la inclusión, continúa impregnando cada acción, cada movimiento que efectúa Grupo SIFU. Porque no es una estrategia: es su razón de ser.