OPINIÓN

Compromiso con la economía circular

Francisco Ariza,

director de RSC y Sistemas de Ecoembes

Francisco Ariza

El año 2017 ha supuesto un punto de inflexión en la progresiva transición hacia un modelo de desarrollo social basado en el uso eficiente de los recursos y el reciclaje. Sin duda, la virulencia y frecuencia con que se han sucedido fenómenos meteorológicos extremos en diferentes lugares del planeta ha intensificado el debate sobre la idoneidad de las medidas desarrolladas por los Estados para frenar el cambio climático.

La Cumbre del Clima de Bonn ha revelado la necesidad de implantar un modelo global de economía circular que pueda sustituir al actual sistema de producción y consumo lineal. Para lograrlo, se ha indicado la necesidad de involucrar en los ciclos productivos y comerciales tanto a las instituciones públicas como a los agentes sociales y económicos. En este sentido, el modelo de colaboración público-privada que se plantea con la economía circular demanda de las empresas un compromiso claro en materia medioambiental. Afortunadamente, el tejido empresarial de nuestro país hace ya tiempo que asumió como propias una serie de responsabilidades en materia de eficiencia y sostenibilidad, a través de la implantación de medidas que impulsaran el reciclaje y el ecodiseño.

Precisamente, es en el ámbito del ecodiseño donde la actividad de las empresas españolas ha resultado más determinante. Así, de acuerdo con los resultados del VI Plan Empresarial de Prevención 2015-2017 de Ecoembes, las medidas de ecodiseño aplicadas durante este periodo han conseguido evitar la emisión de 152.421 toneladas de CO2 a la atmósfera. A lo largo de los dos últimos años, las 2.179 compañías participantes en los planes de prevención de Ecoembes, de las cuales un 61% son pymes, han puesto en marcha 6.451 medidas, dirigidas principalmente a la reducción del peso de los envases (52%) y a la reducción de su impacto ambiental (10%).

Gracias a la aplicación de estas medidas de ecodiseño, se han utilizado 34.652 toneladas menos de materias primas en la fabricación de envases. Unos datos que se traducen en un ahorro energético de 1.308.909 MWh y de 22.745.269 m3 de agua.

Ecoembes hace una clara apuesta por el ecodiseño a través de TheCircularLab, un centro de innovación sobre economía circular pionero en Europa. Para ello hemos puesto en marcha un proyecto que evalúa el comportamiento de los envases a lo largo de todo su ciclo y propone recomendaciones de mejora para conseguir un menor uso de recursos. Asimismo, se está trabajando en la búsqueda de nuevos materiales sostenibles y en la introducción de materiales reciclados en los procesos de producción. Además, con la intención de identificar y aplicar las novedades que surjan en este ámbito, se ha creado el primer Observatorio del Envase del Futuro.

No obstante, aún queda mucho camino por recorrer. En Ecoembes somos plenamente conscientes de ello y nos esforzamos para hacer de la economía circular una realidad. No nos conformamos con la tasa de reciclaje del 76% que alcanzamos en 2017: queremos promover un modelo de desarrollo sostenible, basado en la economía circular y la innovación colaborativa, con una ciudadanía cada vez más implicada en materia de reciclaje y concienciación medioambiental. Y esto también incluye a las empresas, pilar fundamental en este proceso. Llevamos más de 20 años trabajando en ello y tenemos la energía e ilusión necesarias para continuar haciéndolo por muchos años más

TEMÁTICA TRATADA EN OPINIÓN

TEMÁTICA GENERAL