ENTREVISTA

Fundación Sanitas y el CPE, aliados en la inclusión de la discapacidad a través del deporte


Miguel Carballeda, presidente del Comité Paralímpico Español,

y Yolanda Erburu, directora ejecutiva de Comunicación, RSC y Fundación de Sanitas

Miguel Carballeda, presidente del Comité Paralímpico Español 17/06/2019

La Fundación Sanitas apuesta por el deporte para la integración de personas con discapacidad. Con este objetivo, hace diez años puso en marcha la Alianza por el Deporte Inclusivo, junto con varios actores del mundo del deporte, para fomentar la práctica de deporte entre personas con y sin discapacidad. El Consejo Superior de Deportes, el Comité Paralímpico Español, la Comunidad de Madrid, el Ayuntamiento de Madrid, la Fundación ONCE y la Fundación Real Madrid son algunos de los socios de la Alianza.

 

¿Cómo ha evolucionado la Fundación Sanitas a lo largo de sus más de dos décadas de existencia?

Yolanda Erburu. En sus inicios, la Fundación Sanitas se dedicaba de manera preferente a proyectos relacionados con la asistencia sanitaria y la gestión de la salud, muchos de ellos dirigidos al colectivo médico, pero en 2005 quisimos ir más allá y dar respuesta a las expectativas de nuestros clientes y de la sociedad en general. Entonces reformulamos el concepto de la Fundación, decidimos concentrar la actividad y quedarnos con un proyecto emblemático como la promoción del deporte inclusivo, que es el que aglutina toda la financiación de la Fundación excepto una parte, no menor, que se destina al Premio MIR, el reconocimiento que hacemos al mejor médico interno residente en España.

 

¿Por qué deciden apostar por la promoción de la inclusión en el deporte?

Yolanda Erburu. Sanitas ha trabajado mucho en el terreno deportivo, porque es una palanca fundamental para promover hábitos de vida saludables, y también habíamos trabajado mucho con nuestros inestimables partners de la Fundación ONCE en la prestación de asistencia sanitaria a este colectivo. En el 2007 vimos  que la inclusión en el deporte era una tendencia bastante incipiente, pero creímos que era una buena vía para ampliar la base de personas con discapacidad que practicaban deporte, derribar barreras y hacerla llegar a cuantas más personas mejor.

En aquel momento pensamos que necesitábamos el consejo experto para llevar a cabo esta idea y hablamos con los colectivos que tenían más conocimiento y experiencia tanto en el mundo del deporte como de la discapacidad. De esta forma decidimos unir fuerzas y crear la Alianza por el Deporte Inclusivo, rodeándonos del Comité Paralímpico Español, el Consejo Superior de Deportes, la Fundación ONCE, la Fundación Real Madrid, la Comunidad de Madrid, el  Ayuntamiento de Madrid y Telemadrid, como media partner

 

¿En qué terrenos trabajan para que la inclusión a través del deporte sea una realidad?

Yolanda Erburu. En primer lugar, trabajamos en el ámbito de la investigación porque queremos que la inclusión en el deporte tenga una base técnica y científica robusta. Además, financiamos la Cátedra “Fundación Sanitas” de Estudios sobre Deporte Inclusivo de la Universidad Politécnica de Madrid, a través de la cual tenemos la capacidad de generar contenidos formativos, tanto para los estudiantes de INEF como para los profesionales del deporte en activo a quienes ofrecemos formación continua. Y el tercer ámbito de actuación es la puesta en práctica de la inclusión en el deporte, es decir, no solo hacer exhibición sino también competición deportiva.

 

¿Qué resultados están obteniendo?

Yolanda Erburu. En el ámbito de la investigación tenemos una actividad importante, mientras que la Cátedra “Fundación Sanitas” de Estudios sobre Deporte Inclusivo ha generado un importante número de proyectos de investigación, tanto en tesis doctorales como en posgrados, y hemos implementado cerca de 400 actividades formativas que han formado a cerca de 30.000 profesionales deportivos. También han tenido la oportunidad de recibir este tipo de formación un total de 25.000 alumnos de 200 colegios. De este modo, la unión de investigación y formación es lo que va a permitir que las nuevas generaciones de chicos y chicas, con y sin discapacidad, vean la inclusión en el deporte como algo totalmente natural y sea parte integrante de su concepto de deporte. Y, finalmente, promocionamos la competición inclusiva que es donde se pone en práctica el deporte, donde disfrutan y está la emoción.

 

¿De qué forma la práctica del deporte puede contribuir a una sociedad más justa e inclusiva?

Miguel Carballeda. La capacidad de superación del ser humano siempre ayuda a mejorar. Está claro que cuando compites los logros son importantes, el poder ganar una medalla, escuchar un himno, recibir el aplauso del público…, pero lo más importante de todo es el proceso de superación. Ser discapacitado no es fácil, pero el deporte es, sin duda, una forma de afrontar y superar las adversidades que te han tocado en la vida.

El problema es que algunos ámbitos del mundo de la educación para los niños y otros de adultos tienen serias dificultades para poder practicar deporte con normalidad, y el hecho de que Sanitas se haya comprometido, tenga una Cátedra para formar a profesionales y organice la Semana del Deporte Inclusivo para concienciar a la propia sociedad de los deportistas que tienen y que no tienen discapacidad, nos ayuda a hacer un camino mejor como ciudadanos y nos hace avanzar como sociedad. Antes de trabajar con Sanitas, las cosas eran diferentes y ahora hablamos de deporte inclusivo con toda normalidad gracias a ellos.

 

¿Consideran que la sociedad española es inclusiva? ¿Cuál es el reto?

Miguel Carballeda. Hemos avanzado mucho. A pesar de los vaivenes, este país ha ido cambiando y tenemos algunos ejemplos muy positivos en comparación a lo que se hace en otros lugares del mundo. Nosotros continuaremos luchando  por una integración plena en todos los campos. Ahí es muy importante la educación y Sanitas nos está ayudando para que todos los niños, ya sea en la escuela ordinaria o en la educación especial, tengan profesionales a su lado que les ayuden a hacer deporte y no los dejen al margen. En el mundo de la discapacidad está claro que el deporte es un vehículo extraordinario para conseguir la integración y hoy Sanitas se ha convertido en el referente en deporte inclusivo en nuestro país.

Yolanda Erburu. En España estamos en una situación mejor, entre otras cosas, gracias al impagable papel que hace la Fundación ONCE. Somos uno de los países referentes del mundo desarrollado a nivel de sensibilidad, ello nos ha convertido en una sociedad mejor y hemos aprendido antes a hacer mayores avances en inclusión. Dicho esto, creo que es un camino en el que hay que seguir trabajando siempre hasta llegar a la plena inclusión. En el ámbito del deporte todavía queda mucho camino por recorrer también y nuestra ambición es que ningún niño o niña, con o sin discapacidad, se quede sin practicar deporte si lo desea. Es la manera de contribuir a que tenga una vida más sana, integrada y con mayores opciones laborales, incluso si quisiera dedicarse al  deporte. Ese es el fin del proyecto.

 

La Alianza por el Deporte Inclusivo se inicia como un proyecto circunscrito a la Comunidad de Madrid. ¿Cómo ha ido creciendo?

Yolanda Erburu. En un inicio circunscribimos el proyecto a la Comunidad de Madrid para hacerlo abordable, al tratarse de una única comunidad, y porque es donde están concentradas el mayor número de organizaciones de deporte a  nivel nacional. Posteriormente, hemos ido ampliando el proyecto a otras comunidades autónomas y desde el año pasado hemos tenido la suerte de haber podido incluir una final inclusiva en los Campeonatos en Edad Escolar del Consejo Superior de Deportes, de forma que todas las selecciones autonómicas pueden participar en esa convocatoria y las federaciones territoriales de las comunidades autónomas pueden aportar equipos y deportistas a las pruebas que se celebran.

 

El Grupo BUPA, matriz de Sanitas, ¿tiene previsto replicar el proyecto en otros países?

Yolanda Erburu. El Grupo cuenta con fundaciones potentes en el Reino Unido y en Australia y, aunque trabajan en otros ámbitos, este proyecto les entusiasma. Me encantaría poderlo llevar fuera y contar con la participación del Comité Paralímpico Internacional. Se ha demostrado que el proyecto tiene éxito en un país así que por soñar que no quede.

Miguel Carballeda. Reino Unido y Australia son dos potencias en deporte paralímpico con magníficos recursos y una comprensión por parte de las administraciones muy importante. Pero una encuesta realizada por el Comité Paralímpico Internacional recoge que la sociedad española es la segunda del mundo, solo por detrás de la japonesa, que conoce y reconoce al deporte paralímpico. Eso significa que, afortunadamente, acciones como la que realizamos conjuntamente con Sanitas mejoran mucho la situación del deporte paralímpico en España.

 

Coincidiendo con el 10º aniversario del lanzamiento del proyecto, la Fundación Sanitas ha sido reconocida con el Premio Nacional del Deporte, el Infanta Sofía. ¿Qué valoración hace?

Yolanda Erburu. Estamos muy satisfechos y orgullosos. Cuando empezamos este proyecto lo abordamos con mucha ambición, queríamos ser un instrumento de transformación social, queríamos contribuir, en la medida de lo posible, a hacer las cosas bien y a sentar las bases de una transformación que pudiera ser perdurable. Queremos creer que este premio reconoce que se ha generado un cambio en el concepto del deporte y se han sentado las bases del deporte del futuro, que será inclusivo o no será.

 

Y más allá del deporte, ¿cuáles son los retos de la discapacidad en España? ¿Cuándo alcanzaremos una inclusión plena?

Miguel Carballeda. Es muy difícil contestar a esta pregunta. Somos algo más de cuatro millones de personas con discapacidad en este país, pero cada día hay nuevos discapacitados por muchas causas. Creo que estamos bien a nivel de   legislación, hemos luchado mucho por ella y podemos decir que estamos en la Champions League, pero otra cosa diferente es el nivel de cumplimiento. En ese  ámbito estamos a punto de bajar a segunda división. Eso es parte del problema, es decir, que nos creamos las leyes que hacemos y que todos, en la medida en la que nos corresponde, las apliquemos. Sobre todo, en lo que se refiere al 2% de reserva de puestos de trabajo, es muy importante que empresarios y sindicatos defiendan esa posibilidad porque estamos hablando de ciudadanos españoles que lo tienen peor que otros. Si cumplimos con ello,  habremos resuelto el problema del 2% de empleo, pero quedarán otras cuestiones. Siempre habrá cosas pendientes y siempre habrá crisis y las crisis siempre las pagan los colectivos más vulnerables, pero afortunadamente estamos mejorando.

Por otra parte, demasiadas veces somos excesivamente críticos con cosas de nuestro país. Creo que tenemos algunas que funcionan de maravilla y algunas de ellas están en el mundo de la discapacidad, si no lo que sería de nosotros sería muy triste. Creo que estamos en el buen camino, pero todavía falta mucho para conseguir una integración plena.

 

Diez años promocionando la inclusión a través del deporte

Hace diez años la Fundación Sanitas puso en marcha la Alianza Estratégica por el Deporte Inclusivo, junto con varios actores del mundo del deporte, para fomentar la práctica de deporte entre personas con y sin discapacidad. Desde entonces, cada año se desarrollan acciones que ayudan a lograr este objetivo de inclusión en la sociedad. Una de estas iniciativas consiste en llevar el deporte inclusivo a la escuela a través del programa educativo DIE (Deporte Inclusivo en la Escuela) y dar a conocer así la práctica deportiva inclusiva en centros educativos, tanto para alumnos como para profesores.

Además, en 2010 se creó la Semana del Deporte Inclusivo. Una iniciativa que cuenta con un componente académico, a través de la de la Cátedra “Fundación Sanitas” de Estudios sobre Deporte Inclusivo de la Universidad Politécnica de Madrid, y actividades lúdicas, como talleres inclusivos o la celebración del evento final en el que la inclusión y reconocidos deportistas están siempre presentes.

 

¿Qué es el Comité Paralímpico Español?

El Comité Paralímpico Español se creó en 1995 y desde su constitución cuenta con la Presidencia de Honor de la Infanta Elena. La Ley 10/1990 del Deporte reconoce al Comité Paralímpico Español la misma naturaleza y funciones que las del Comité Olímpico Español, pero en el ámbito de los deportistas con discapacidad. Esta misma Ley declara al Comité Paralímpico Español entidad de utilidad pública.

Desde su creación, el Comité Paralímpico Español se ha configurado como el  órgano de unión y coordinación de todo el deporte de personas con discapacidad en el ámbito del Estado Español, en estrecha colaboración con el Consejo Superior de Deportes.

Forman parte del Comité Paralímpico las catorce federaciones deportivas españolas con modalidades incluidas en el programa oficial de los Juegos Paralímpicos, así como dos federaciones no paralímpicas, que cuentan con actividad de alta competición para personas con discapacidad. Todas ellas son quienes organizan el deporte de competición en nuestro país y cuentan, en total, con más de 13.000 deportistas afiliados.

 

  Enviar entrevista






CAPTCHA Image