ENTREVISTA

La movilidad futura sostenible se basa en la electrificación


Edgar Costa,

Responsable de Sostenibilidad de SEAT

Edgar Costa 22/10/2020

Desde hace años, SEAT está firmemente comprometida con su entorno, con el medio ambiente y con la salud y el bienestar de las personas. Estos tres aspectos se han convertido en el motor que mueve a la compañía y, para desarrollarlos al máximo, ha puesto en marcha una estrategia de sostenibilidad global, basada en los pilares económico y gobernanza, social y medioambiental, que está integrada dentro de la estrategia corporativa y se aplica de forma transversal en el día a día de todas las áreas.

 

¿Cuál es el leitmotiv de la sostenibilidad de SEAT?

En los últimos años, el cambioclimático ha cobrado aún más importancia y se ha convertido en uno de los puntos claves de la estrategia de sostenibilidad de SEAT. Por ello SEAT, como parte del Grupo Volkswagen, asumió el compromiso de alcanzar los objetivos medioambientales establecidos en el Acuerdo de París. En SEAT hablamos de la visión Move to ZER que nace como leitmotiv del pilar medioambiental de la estrategia de sostenibilidad de la compañía. Nuestro objetivo es minimizar al máximo el impacto ambiental de nuestros procesos de producción, nuestros productos y soluciones de movilidad durante todo su ciclo de vida y nuestra visión a largo plazo es conseguir una huella de carbono neutra en 2050.

 

¿Cuál es la apuesta de SEAT por la movilidad sostenible?

Para SEAT, la creación de una movilidad futura sostenible se basa en la electrificación. Bajo esta premisa, estamos inmersos en una transformación hacia la electrificación de la empresa y sus marcas. De hecho, en el mes de julio, la compañía ya anunció un plan de inversiones de 5.000 millones de euros hasta el año 2025, destinado a la electrificación de la gama y a equipos e instalaciones en la planta de Martorell. En términos de vehículos sostenibles, SEAT y CUPRA lanzarán en 2020 y 2021 cinco nuevos modelos eléctricos e híbridos enchufables, que se sumarán a la versión eléctrica del SEAT Mii, ya a la venta. La familia del León contará con modelos híbridos eléctricos enchufables con la marca SEAT y CUPRA, fabricados en Martorell; el SEAT Tarraco tendrá una versión híbrida enchufable y el CUPRA Formentor, el primer modelo diseñado y desarrollado para la marca CUPRA, también dispondrá de una variante híbrida eléctrica enchufable, que se fabricará en Martorell. Además, el CUPRA el-Born acompañará al SEAT Mii electric como el segundo vehículo 100% eléctrico de la compañía. Por otra parte, con SEAT MÓ, la marca de movilidad urbana de SEAT, hemos dado un paso más hacia la creación de una movilidad urbana sostenible. Con la nueva SEAT MÓ eScooter 125, el SEAT MÓ eKickScooter 65 y la entrada en el motosharing en Barcelona, la compañía apuesta por productos y servicios cero emisiones para alcanzar ciudades más accesibles y sostenibles.

 

Hace una década lanzaron Ecomotive Factory. ¿Qué hitos han alcanzado?

Gracias a la estrategia medioambiental Ecomotive Factory, que iniciamos en 2010, hemos conseguido reducir varios indicadores en la fábrica de Martorell. Hablamos de una reducción global de la huella medioambiental de producción del 43% y una disminución del CO2 de un 65%, así como del consumo de energía en un 26% y de agua en un 32%. También hemos conseguido mejorar la gestión de los residuos en un 58% y hemos reducido la emisión de compuestos orgánicos volátiles en un 23%. Podemos decir, que hasta ahora ha sido todo un éxito y hay que seguir en esta dirección.

 

¿Qué iniciativas destacaría?

Además de las iniciativas ya mencionadas, destacaría el programa de descarbonización transversal que ha activado la compañía. Se trata de un proyecto integral y ambicioso que marca la hoja de ruta que debe llevar la compañía para reducir su huella de carbono a lo largo de todo el ciclo de vida del producto. En este proceso se incluye toda la cadena de suministro, que empieza por la producción y la fabricación de las materias primas, pasando por la fase de producción y ensamblaje, así como por la fase de uso Well-to-Wheel hasta el fin de vida del producto. El fin es cumplir con los objetivos definidos en el acuerdo climático de la capital francesa. Como ejemplo del programa de descarbonización, destacaría el proyecto de recuperación de la energía que SEAT ha implementado en sus hornos de pinturas, el cual permite un ahorro anual de 11,7 GWh en el consumo de gas natural, el equivalente a lo que necesitan unos 2.400 domicilios españoles en todo un año. Gracias al mismo, se dejan de emitir 2.400 toneladas de CO2 cada año.

 

En 2019, la compañía ha conseguido generar un 34% menos residuos en sus instalaciones. ¿Qué medidas lo han hecho posible?

Fomentar el reciclaje y la segregación de residuos en todos los procesos es clave para conseguir estos objetivos. Desde hace años, en SEAT fomentamos el uso de “tripapeleras” para reducir los residuos generados y optimizar los recursos. Además, este año hemos conseguido disminuir en origen los envases de productos y masillas destinados a eliminación. Esta iniciativa nos ayuda a reducir en dos kilogramos por vehículo los residuos generados. Asimismo, hemos mejorado los procesos de segregación y tratamiento de dichos residuos para garantizar su posterior aprovechamiento. Desde el área de logística también se trabaja activamente con los proveedores para eliminar o minimizar la generación de residuos para el transporte de las piezas que recibimos. La eliminación de embalajes y cartones en dos tipos de piezas han evitado la generación anual de más de 430.000 m2 de plástico –el equivalente a 86 campos de futbol– y 14.000kg de cartón, 211 árboles.

 

Se han marcado el objetivo de reducir su impacto medioambiental en producción hasta un 50% en 2025. ¿Por dónde pasa la consecución de este logro?

Principalmente, debemos reducir todo lo posible el impacto en el entorno de nuestras fábricas, en particular de SEAT Martorell, de nuestros procesos de producción, nuestros productos y soluciones de movilidad durante todo su ciclo de vida. Para ello, por ejemplo, en 2019, la compañía ha realizado una inversión de 27 millones de euros en iniciativas medioambientales. Nuestra visión medioambiental establece también el desarrollo de un modelo propio de economía circular como paradigma para la gestión de recursos y el diseño de nuevos modelos. Éste, incorpora el análisis de toda la vida útil del vehículo y, por tanto, contempla aspectos como el impacto de su uso –principalmente, a nivel medioambiental–, la preservación de su valor durante el mayor tiempo posible y la posibilidad del reciclaje de piezas.

 

Uno de los proyectos medioambientales emblemáticos es SEAT al SOL. ¿En qué consiste?

SEAT al SOL es el parque solar más grande de la industria automovilística en Europa y una de las más grandes del mundo. Cuenta con 53.000 paneles fotovoltaicos capaces de generar 17 millones de KWh anuales. Se trata de unas instalaciones, ubicadas en el techo y las campas de la planta de SEAT en Martorell, que solo en 2019 generaron 17.311 MWh de energía limpia, completamente libre de emisiones de CO2. Esta instalación reduce casi 4.000 toneladas de CO2 al año, comparable a la que conseguirían anualmente cinco Central Park juntos. En concreto, con SEAT al SOL podríamos abastecer las necesidades de una población de 15.000 habitantes o cargar 3 millones de móviles cada día durante todo un año. Además, la corriente generada se reutiliza a posteriori en la fábrica y representa el 6% del total energético que necesita Martorell. De hecho, esta energía eléctrica equivalente ha permitido producir aproximadamente 67.000 coches desde la puesta en marcha de la instalación en 2013.

  Enviar entrevista






CAPTCHA Image