ENTREVISTA

No dejamos de ser una anomalía en el sistema que algún día debería desaparecer


Cristina Rodríguez,

Responsable de Alianzas Estratégicas de Save the Children

Cristina Rodríguez 05/03/2020

Save the Children es la organización independiente líder en la defensa de los derechos de la infancia en todo el mundo. Desde hace 100 años, trabaja para asegurar que todos los niños y niñas sobreviven, aprenden y están protegidos. Actualmente la organización opera en más de 120 países. En España, trabaja en programas de atención a los niños y niñas más vulnerables, centrados en la infancia en riesgo de pobreza o exclusión social. La organización atiende, además, a la infancia migrante y está centrada a proteger a los menores frente a la violencia.

 

 

¿Cuál es la misión de Save the Children?

Save the Children tiene como misión tres objetivos fundamentales y en base a estos objetivos se enmarcan todos los programas de intervención que se desarrollan tanto en España como a nivel internacional. El primer objetivo es asegurar la supervivencia de los niños y niñas, especialmente menores de cinco años, porque está científicamente demostrado que, una vez pasada esta barrera, aumentan las probabilidades de supervivencia y de lidiar con enfermedades. En definitiva, que ningún niño muera por causas prevenibles antes de los cinco años. El segundo objetivo es garantizar el acceso a una educación de calidad. Y, el tercero, garantizar la protección de los niños y de las niñas ante cualquier tipo de violencia o abuso.

 

¿Cómo se traducen estos objetivos en programas?

Estos objetivos se traducen en programas de salud y nutrición, de educación y en programas de protección contra la violencia y, por supuesto, también la actuación en emergencias. Independientemente de que todos los programas tienen estas líneas estratégicas, en función del territorio se enfocan más en una dirección u otra.

 

¿Y en España?

En España trabajamos en tres líneas: lucha contra la pobreza infantil, donde se enmarcan todos los programas de refuerzo educativo en los mas de 65 centros en los que estamos trabajando y nuestros centros propios; la inmigración, infancia en movimiento, y para ello tenemos presencia con oficina permanente en la Ciudad Autónoma de Melilla y también en Algeciras, Granada, Almería, donde trabajamos con los menores que llegan solos a nuestras costas para garantizar la protección de sus derechos; y la protección de la infancia ante cualquier forma de violencia, con la aprobación de la Ley para la Erradicación de la Violencia contra la Infancia y la Adolescencia como el objetivo principal.

 

¿Cuál es la situación de la pobreza infantil en nuestro país?

A pesar de ser la quinta economía de Europa, España es el segundo país con una tasa de pobreza infantil más elevada, solo por detrás de Rumanía. ¿Cuál es el problema? Que es una pobreza que no se ve. La gente tiene una imagen de pobreza infantil ligada al niño desnutrido, pero estamos hablando de que en España uno de cada tres niños está en situación de pobreza o exclusión social.

 

¿Cómo es esta pobreza “invisible”?

Esta pobreza es no tener calefacción en casa, no poder tener una mínima ración de proteínas semanales para una correcta nutrición, tener problemas de visión y no tener acceso a unas gafas o no disponer de ninguna actividad de ocio y tiempo libre. Toda esta pobreza no se percibe, no se ve.Además, la pobreza va ligada a una segregación en las escuelas. De hecho en el informe “Mézclate conmigo” hemos analizado cómo los centros escolares de los barrios o zonas más desfavorecidas se acusa de una menor calidad educativa, mayor absentismo, fracaso escolar, etc.

 

¿Cuál es la vía para que un niño salga de la pobreza?

La educación es la herramienta más poderosa para salir de la pobreza. El 80% de los niños y niñas que nace en un contexto de pobreza y no tiene acceso a la educación de calidad va a continuar en ese contexto de pobreza. Por ello, nuestra principal intervención en España en la lucha contra la pobreza es el refuerzo educativo con el objetivo de que los niños y niñas no abandonen el sistema educativo.

 

Muestra de ello es que el último informe PISA pone de relieve la relación entre pobreza y fracaso escolar…

En España, de media, los alumnos pobres repiten curso cuatro veces más que los hijos de familias con más recursos. Ahí existen una serie de factores como, por ejemplo, que en las familias de clase media hay una mayor implicación en las tareas y deberes de los hijos, en su estimulación, en el acompañamiento hasta en la elección de los propios centros educativos. Todo ello repercute en el resultado académico.

 

¿De qué manera una empresa puede minimizar sus impactos negativos en la infancia?

En el año 2012 Unicef, Save the Children y el Pacto Mundial de Naciones Unidas publicaron los Diez Derechos de Infancia y Principios para Empresas, que es un marco global de trabajo y recomendaciones para que las empresas puedan minimizar cualquier impacto negativo que, por su operativa diaria, tengan en la infancia. Estos derechos y principios hacen referencia desde el trabajo infantil en la cadena de suministro hasta que condiciones laborales de los padres les permitan conciliar o el marketing y la publicidad de los productos, entre otros aspectos. Solo observando y respetando estos diez principios, el impacto en la transformación y eliminación de los efectos negativos sobre la infancia sería impresionante.

 

¿Cuáles son sus retos de futuro al frente del área de Alianzas Estratégicas de Save the Children?

La vía para terminar con situaciones de vulnerabilidad en España es que el tejido empresarial, las instituciones públicas y la sociedad civil trabajemos alineados y de la mano. El trabajo para conseguir un impacto social y una transformación a largo plazo pasa por construir alianzas innovadoras y sostenibles en el tiempo, con el know-how de la empresa y con la implicación de las instituciones públicas. Al final, no dejamos de ser una anomalía en el sistema que algún día debería desaparecer.

 

¿Cuál sería un buen ejemplo de alianza transformadora?

Por ejemplo, conjuntamente con la Fundación Vodafone y Cruz Roja Juventud estamos trabajando en el programa llamado DigiCraft, mediante el cual un grupo de expertos en tecnología y educación de la Universidad de Salamanca ha desarrollado una metodología que garantiza la correcta comprensión y adquisición de competencias digitales. Así pues, a través de juegos colaborativos, inventos tecnológicos o manualidades, jóvenes de 6 a 12 años conocen la inteligencia artificial, la realidad aumentada o el diseño 3D, posibilitando el aprendizaje de las competencias digitales de una forma fácil y divertida. El objetivo es ampliar este programa para que llegue a los más de 5.000 niños y niñas con los que trabajamos directamente en España. Se trata de una alianza en la que cada uno aporta su conocimiento para dar respuesta al reto de la brecha digital en una realidad de vulnerabilidad.

 

 

Eglantyne Jebb, una activista de principios del siglo XX

Todo el mundo conoce Save the Children, pero poco se conoce de Eglantyne Jebb (1876-1928), una mujer que hace 100 años, una vez terminada la Primera Guerra Mundial, fue capaz de convencer a la clase política y a la sociedad británica de la necesidad de ayudar a los niños y niñas del “bando enemigo”. Las arriesgadas campañas que llevó a cabo Eglantyne Jebb lograron poner de su lado a personalidades de la época tan relevantes como Winston Churchill o el Papa Benedicto XV, pero también la llevaron a la cárcel. El reparto de folletos informativos que contaban la hambruna que sacudía Europa le hizo ir a prisión. Sin embargo, en julio de 1919, solo seis semanas después de la fundación de Save the Children, Eglantyne Jebb ya había logrado recaudar 400.000 libras esterlinas para ayudar a la infancia. En marzo de 1922, Eglantyne Jebb propuso por primera vez un documento que definiera los deberes de los adultos para con la infancia. En 1924, la fundadora de la ONG fue la principal promotora de la Declaración de Ginebra, un documento que se convirtió en la base, en 1959, para la Convención sobre los Derechos del Niño.

  Enviar entrevista






CAPTCHA Image