ENTREVISTA

La RSE debe ser un elemento competitivo de naturaleza voluntaria


Jesús María Terciado,

presidente de CEPYME

Jesús María Terciado 16/01/2013

¿Qué significa Responsabilidad SocialEmpresarial para la CEPYME?
La Responsabilidad Social Empresarial es una herramienta generadora de valor, que aumenta la competitividad y la reputación de las empresas y mejora las condiciones del entorno social, ambiental y económico en el que operan.
La Responsabilidad Social de las Empresas debe ser un elemento competitivo dentro de un marco de pleno respeto a su naturaleza voluntaria.

¿Cómo se gestiona internamente la RSE en CEPYME?
CEPYME, a través de la Comisión de Responsabilidad Social de CEOE de la que forma parte, realiza un intenso seguimiento de todas las iniciativas sobre esta materia en el ámbito español y europeo, fundamentalmente a través de la presencia y participación en los distintos foros e instituciones.

Las grandes empresas ya han desarrollado, en su mayoría, políticas de RSC. ¿Qué valoración hace de las pymes en nuestro país en esta materia?
Son muchas las PYMES que ya están realizando aportaciones adicionales a través de distintos medios a su principal contribución a la sociedad, que es crear riqueza y empleo. Aunque existen posibilidades para un desarrollo mayor de esas contribuciones adicionales, tienen que hacerles frente con recursos muy limitados. Es, por tanto, indispensable crear un entorno atractivo para la RSE, identificando iniciativas que generen realmente valor a las empresas y su aplicación resulte sencilla.

Hace algo más de un año la Red Española del Pacto Mundial y el ICO pusieron en marcha la iniciativa RSE-Pyme, ¿cree que ha servido para acerca la RSC a la pymes? ¿qué valoración global hacen desde CEPYME de la iniciativa?
Esta iniciativa tiene como objetivo fomentar la Responsabilidad Social Empresarial como modelo de gestión a las pequeñas y medianas empresas. La Red Española del Pacto Mundial de Naciones Unidas, el Instituto de Crédito Oficial y Mapfre han firmado un nuevo acuerdo de colaboración siguiendo con la idea de extender la RSE respetando el carácter voluntario de las actuaciones de este tipo.
Nosotros entendemos que la RSE debe ser promovida por y entre las empresas y las iniciativas de este tipo son muy positivas para dar a conocer diferentes estrategias que generen valor, aumente la competitividad, la reputación y la mejora del entorno.

¿Cree que la RSE puede contribuir a incrementar la competitividad de nuestras pymes?
La RSE se identifica como una manera de gestionar que aporta un valor añadido a la empresa, de hecho, refuerza la competitividad empresarial y el tejido productivo. Eso sí, debe ser un elemento competitivo dentro de un marco de pleno respeto a su naturaleza voluntaria. Existe, pues, una estrecha y necesaria vinculación de las iniciativas de RSE con la viabilidad y competitividad de la actividad empresarial.

¿Cree que con la actual crisis es momento de plantearse políticas de RSE?
No se puede negar que en estos tiempos el desarrollo de la RSE plantea un desafío, especialmente
en las pymes. Las empresas tienen como reto inmediato su propia viabilidad. Ahora más que nunca la RSE no se puede utilizar para exigir, fiscalizar ni crear obligaciones añadidas, debe asumirse voluntariamente por las empresas como instrumento para aumentar su prestigio, seriedad y credibilidad.

CEPYME participa en el CERSE, Consejo Estatal de Responsabilidad Social Empresarial ¿qué valoración hacen de su funcionamiento?
El Consejo Estatal de Responsabilidad Social Empresarial cuenta con 14 vocales en representación de las organizaciones empresariales más representativas de un total de 56 vocales. Desde nuestro punto de vista la presencia empresarial es insuficiente. Esto ha permitido que los grupos de trabajo del CERSE estén más orientados a evaluar y someter a examen las actuaciones de las empresas en RSE por parte de administraciones públicas, sindicatos, organizaciones civiles y de consumidores, que a promover la RSE en España.
Creemos que es imprescindible un cambio, tanto en el enfoque como en la composición del mismo.

Las pymes se encuentran con enormes dificultades en el momento actual de crisis económicas, ¿cuáles considera que deberían ser las medidas del Gobierno para luchar contra estas dificultades?
La mayor dificultad a la que se enfrentan las pymes en el actual contexto de crisis es obtener la financiación necesaria para el desarrollo de su actividad. Desde CEPYME hemos pedido que culmine con urgencia la reforma del sistema financiero para que empiece a fluir de nuevo el crédito. Pero hasta ese momento, que mucho nos tememos que tardará todavía en llegar, es preciso buscar y desarrollar instrumentos alternativos de financiación, como el capital riesgo, los business angels o el Mercado Alternativo Bursátil.

La emprendeduría es una de las salidas de la crisis, ¿cómo valora las acciones que se están llevando a cabo por parte del Gobierno en el apoyo e impulso de la emprendeduría empresarial?
El Gobierno anunció al principio de su mandato una Ley de Emprendedores, que desde nuestro punto de vista era un proyecto muy positivo y con medidas, algunas de las cuales se anunciaron, muy beneficiosas para las pymes y los empresarios autónomos. Sin embargo, la intensidad de la crisis que estamos viviendo y la necesidad prioritaria de reducir el déficit público han condicionado la aprobación de esta Ley, que parece que podría ver la luz en el primer trimestre del
nuevo año.
Confiamos en que sea así y que en la misma se recojan medidas anunciadas, como los incentivos fiscales en los primeros años de puesta en marcha de una empresa o el aplazamiento de los pagos del IVA hasta que éste se cobre de manera efectiva, que contribuirían a mejorar la liquidez de las empresas de menor dimensión y de los autónomos.

CEOE y CEPYME piden flexibilidad y moderación salarial

CEOE y CEPYME consideran que seguimos ante una situación muy negativa del empleo, según su valoración tras conocer la cifra de paro registrado en el mes de noviembre de 2012, que ha aumentado en 74.296 personas, en relación con el mes anterior, frente a los 59.536 desempleados más en el mismo mes del año anterior.
Ante esta situación, ambas organizaciones empresariales insisten en la necesidad de contar con las empresas en el proceso de recuperación y de intensificar los esfuerzos para aumentar la competitividad empresarial, reactivar la actividad económica y mejorar el marco sociolaboral, fundamentalmente en contratación y negociación colectiva, para que el crecimiento se traduzca en la mayor creación de empleo posible.
Asimismo, consideran que es preciso seguir avanzando tanto en medidas de flexibilidad como de moderación salarial, ya que redundará en una mejora de la competitividad de la economía y contribuirá a una recuperación que permita comenzar a crear empleo.

RSE, viabilidad y competitividad

La Responsabilidad Social Empresarial es una herramienta generadora de valor, que aumenta la competitividad y la reputación de las empresas y mejora las condiciones del entorno social, ambiental y económico en el que operan.
Existe una estrecha y necesaria vinculación de las iniciativas de RSE con la viabilidad y competitividad de la actividad empresarial.
Ahora más que nunca la RSE no se puede utilizar para exigir, fiscalizar ni crear obligaciones añadidas, debe asumirse voluntariamente por las empresas como instrumento para aumentar su prestigio, seriedad y credibilidad.
La mayor dificultad a la que se enfrentan las pymes en el actual contexto de crisis es obtener la financiación necesaria para el desarrollo de su actividad. Desde CEPYME hemos pedido que culmine con urgencia la reforma del sistema financiero para que empiece a fluir de nuevo el crédito.

  Enviar entrevista






CAPTCHA Image