ENTREVISTA

Ser eficiente energéticamente permite conseguir ahorros muy importantes


Roberto Ruiz Robles,

presidente de la Asociación de Ciencias Ambientales

Roberto Ruiz Robles 10/02/2015

¿La sociedad española está sensibilizada con los problemas medioambientales?

Es cierto que la sociedad española cada vez está más sensibilizada, pero todavía queda mucho por avanzar en comparación a nuestros vecinos europeos. En España estamos muy atrasados en muchos temas y uno de ellos es la sensibilización. Creo que la gente empieza a conocer algunos problemas ambientales, pero nos falta dar el paso y actuar. Cuesta bastante que la gente actúe.

¿Qué hace falta para que la sociedad se movilice?

Justo eso es lo que cuesta más en España. En comparación con otros países en España hay muy pocos socios en las entidades que se dedican al medioambiente. Por ejemplo, en los países anglosajones hay entidades de custodia del territorio que tienen más de una millón de socios y en España la entidad que tiene más socios es Greenpeace y se encuentra muy lejos de estas cifras de asociados. Estamos muy lejos de esos números.

Con un millón de socios, que aportan mensualmente una cuota, se pueden hacer muchas cosas a favor del medioambiente, pero en España a las ONG nos toca hacer cosas casi ar tesanales a base de muchas horas, casi sin dinero y buscando soluciones imaginativas para poder llevar adelante los proyectos.

¿Cuáles son los principales problemas medioambientales que tenemos encima de la mesa?

Hay muchos. Posiblemente el más conocido es el cambio climático, por su gran repercusión en la prensa, pero también hay otros problemas menos conocidos y no menos importantes como, por ejemplo, las especies invasoras. La colonia de mapaches en la zona del rio Henares y del Parque del Sureste de Madrid o la presencia de especies invasoras como el mejillón cebra o el caracol manzana en nuestros ríos y embalses no sólo son gravísimos problemas medioambientales sino también económicos.

Y ante estos problemas, ¿cómo valora la actuación del gobierno?

Creo que en estos últimos años hemos dado un paso atrás. En su día, España tuvo un Ministerio de Ambiente más o menos fuerte, pero ahora está bastante olvidado y es una de las cosas que menos importancia se le han dado. Muestra de ello es que en los últimos años, ya con el último gobierno de Rodríguez Zapatero, el ministerio donde está medioambiente es uno de los que ha visto más reducidos sus presupuestos.

Es cierto que el gobierno ha dado un paso atrás en esta materia, pero estoy seguro que si el medioambiente fuera uno de los principales problemas que tuviéramos todos los españoles en la cabeza esto no hubiera pasado. Si la sociedad en su conjunto  pidiera más avances, seguramente hubiéramos tenido más avances en medioambiente y energía.

¿Cómo valora la sensibilidad medioambiental de las empresas?

Hay de todo. Hay empresas que se lo creen y otras que no. Muchas veces depende de la directiva de las empresas. Si la directiva de las empresas tiene realmente una sensibilidad medioambiental, ello queda reflejado en las acciones y decisiones que toman. El papel de las empresas es clave para la biodiversidad. Además muchos temas ambientales afectan directamente a las empresas, también, de forma económica. Por ejemplo, una empresa que apuesta por ser más eficiente energéticamente posiblemente tenga un gasto al principio para adaptarse, pero a lo largo del tiempo va a conseguir ahorros muy importantes y más como están los precios de la energía ahora mismo en España.

¿Cuál considera que sería una buena acción de Responsabilidad Social Corporativa en materia ambiental?

Por ejemplo, la solución a medio y largo plazo a la pobreza energética pasa por la rehabilitación, pero el problema que existe es que los hogares más vulnerables a la pobreza energética son también los que menos recursos tienen para invertir en rehabilitación. Entonces una de las acciones de Responsabilidad Social Corporativa podría ser precisamente en ese campo, ayudar a gente que sea vulnerable a la pobreza energética a rehabilitar viviendas o barrios. Con esto, además de conseguir que esas familias dejen de estar en pobreza energética con las consecuencias que tiene en la salud, también se contribuiría a que España sea más eficiente y se consuma menos energía.

Precisamente la pobreza energética está presente en el debate ciudadano. ¿La sociedad se ha concienciado de su importancia por ser también un tema económico y social?

Los tres factores que afectan más a la pobreza energética son la mala calidad edificatoria que tenemos en España, puesto que la mitad de los edificios existentes en la actualidad tienen muchos años de antigüedad; los precios de la energía que cada vez han subido más; y los ingresos familiares que, con la crisis económica, se han ido reduciendo año tras año. Cada vez hay más gente en paro o que deja de cobrar subsidios y todo ello influye en que cada vez haya más pobreza energética. En España muchas personas sufren muy de cerca este problema, ya sea directamente o porque todos tenemos algún amigo o familiar que está viviendo en esta situación.

Desde la Asociación de Ciencias Ambientales definen pobreza energética cuando se destina más de un 10% de los ingresos familiares…

Uno de los problemas que hay en España es que no hay una definición clara de lo que es la pobreza energética, por ello nosotros nos basamos en dos fórmulas para tratar de medirla. Una de ellas establece que una familia está en situación de pobreza  energética cuando destina más del 10% de los ingresos a pagar la energía, y la otra fórmula viene de una encuesta que habla que la gente no es capaz de mantener su casa en una temperatura adecuada. Con datos relativos al 2012, siete millones de personas están afectadas por la pobreza energética en España, una cifra que seguro que ha aumentado porque en los últimos años el precio de la energía ha seguido subiendo.

Además, el estudio “Pobreza Energética en España”, elaborado por la ACA, pone de manifiesto las graves consecuencias que tiene en la salud. ¿De qué estamos hablando?

En los grupos de riesgo, es decir en las personas mayores y en los niños, la pobreza energética agrava enfermedades. Todos los años en España hay una mayor tasa de mor talidad en invierno y gran par te de ella se debe a la pobreza energética. Según nuestro estudio, un total de 7.000 personas al año en España podría estar muriendo a consecuencia de la pobreza energética, una cifra que la ONU eleva hasta las 10.000 muer tes en nuestro país.

Ha hecho referencia a la rehabilitación como parte de la solución a la pobreza energética, pero ¿qué papel pueden jugar las energías renovables?

El gobierno debería actuar en ese sentido porque, en su día, España fue un país puntero en materia de energías renovables y en los últimos años han sufrido un parón muy importante.

Hace unos años, el gobierno hizo una fuer te apuesta a nivel económico para conseguir que, por ejemplo, la energía fotovoltaica pudiera competir con el resto de energías. Es una pena que después de conseguir posicionarnos como uno de los países de referencia en renovables (fotovoltaica, eólica, termosolar) y en un momento en el que muchas de estas energías ya pueden competir en precios, sin ningún tipo de subvención, ahora ya no apostemos por ellas. No tiene ni pies ni cabeza.

La pobreza energética

La pobreza energética es la incapacidad de un hogar de satisfacer una cantidad mínima de servicios de energía para sus  necesidades básicas, como mantener la vivienda en unas condiciones de climatización adecuadas para la salud (18 a 20º C en invierno y 25º C en verano). Las causas que generan esta precariedad energética son diversas: bajos ingresos del hogar, calidad insuficiente de la vivienda, precios elevados de la energía, precios elevados de la vivienda, etc. Sus consecuencias en el bienestar son también variadas: temperaturas de la vivienda inadecuadas, incidencias sobre la salud física y mental (incluyendo mortalidad prematura de ancianos), riesgo de endeudamiento y desconexión del suministro, degradación de los edificios, despilfarro de energía, emisiones, etc.

  Enviar entrevista






CAPTCHA Image