ENTREVISTA

Leroy Merlin apuesta por la comercialización de productos de empresas sociales


Piedad Romero,

jefe de Producto; y Soledad Bautista, directora de la tienda de San Sebastián de los Reyes de Leroy Merlin

Piedad Romero 30/01/2019

En su firme apuesta por el negocio responsable, Leroy Merlin ha desarrollado, en colaboración con la empresa social Soulem, una línea de productos artesanos y sostenibles alineados con el compromiso de la compañía con las personas y el medio ambiente. Soulem tiene como misión dignificar la vida de mujeres que han sobrevivido a situaciones extremas, como la exclusión social o la explotación sexual, a través de la formación y la empleabilidad en el oficio de pantallera artesana.

 

¿Por qué Leroy Merlin apuesta por trabajar con empresas sociales?

Soledad Bautista. Leroy Merlin tiene una firme apuesta por la responsabilidad con el entorno y, en este sentido, dar la oportunidad a empresas sociales para que tengan un lugar donde comercializar los productos que fabrican. De otra forma, quizás, tendrían más difícil poder vender y tener notoriedad con sus productos. Leroy Merlin es una enseña reconocida en el mercado y establecer relaciones comerciales con este tipo de empresas no solo les ayuda a aumentar su visibilidad y tener una cierta notoriedad, sino que además favorece la integración socio-laboral de colectivos en riesgo de exclusión.

Piedad Romero. Forma parte de nuestro ADN. En Leroy Merlin tenemos una cultura muy colaborativa, con unos valores sociales muy concretos. Ello se traduce que, por ejemplo, en mi puesto de trabajo en concreto pueda desarrollar un producto de estas características. Está en nuestras manos ayudar a una empresa que está dando la oportunidad de reinsertar a personas en el mercado laboral. Si esto encaja en la estrategia de la empresa, con nuestra visión personal y depende de nosotros, ¿por qué no hacerlo?

 

Recientemente, la compañía ha desarrollado una línea de productos con la empresa social Soulem. ¿En qué consiste?

Piedad Romero. Concretamente vendemos pantallas para lámparas de Soulem. En toda la gama de productos de iluminación, en la parte decorativa, el material y los acabados son muy importantes y, en este caso, se trata de un producto que se fabrica completamente a mano por mujeres que han sobrevivido a situaciones extremas, como la exclusión social o la explotación sexual, que ahora trabajan en Soulem. Ha sido muy interesante ver que se puede ofrecer un producto de alta calidad, elaborado manualmente y con importante componente social detrás.

Soledad Bautista. Es un producto totalmente diferente y muy competitivo. En iluminación, es muy difícil tener productos que no sean industriales, que sean 100% artesanos. No es tan fácil encontrar esta tipología de productos y, en estos momentos, hay una mayor concienciación social en el ámbito de productos reciclados, más naturales, de volver a lo tradicional, a los orígenes… Tenemos muchos clientes que demandan esto.

 

El cliente demanda este tipo de productos, pero la gran distribución los tiene que ofrecer en sus lineales…

Piedad Romero. A un producto de corte social le exijo exactamente lo mismo que a cualquier otro. Por este motivo, cuando nos planteamos este proyecto, igual que con cualquier otra categoría de decoración, lo primero que buscamos es que el producto sea atractivo para que el cliente lo valore y lo quiera comprar. Creo que en este caso lo hemos conseguido.

Ha sido un co-desarrollo entre Leroy Merlin y Soulem, puesto que como son fabricantes pueden hacer lo que queramos. Desde la Central de Compras hemos trabajado conjuntamente con ellas para que el producto fuese muy comercial y atractivo en precio, pero además hemos querido transmitir al cliente los valores que hay detrás de estas lámparas y pantallas y, por ello, los explicamos a través del etiquetado.

 

¿Cómo ha sido el proceso de co-creación del producto?

Piedad Romero. Ha sido como cualquier otro desarrollo de producto. En cuanto a la creación del producto, hemos tratado a Soulem como un proveedor más porque es la manera en la que profesionalizas este tipo de empresas. Entonces, en base a las tendencias y a lo que es más comercial, nos sentamos con el proveedor y elegimos los materiales con la intención de hacer un producto atractivo. De ahí salió el tejido estampado y luego unos básicos, que es un yute en beige claro.

Soledad Bautista. Al ser un producto totalmente artesanal, no todos los tejidos se pueden manipular manualmente. Al final, se trata de trabajar codo con codo con el proveedor para poder elaborar las pantallas para lámparas.

 

¿Qué acogida está teniendo entre los clientes?

Soledad Bautista. Está teniendo muy buena aceptación porque el producto tiene una buena calidad y su precio es competitivo. Muestra de ello es que su volumen de ventas es acorde al de otros productos decorativos que tenemos en la tienda. Los modelos que más vendemos son las pantallas en tonos beige, que gustan a todos los clientes, mientras que el modelo botánico, con estampado de helecho, va más acorde a personas que buscan la última tendencia, el último modelo, y que quieren renovar su casa a un coste asequible.

 

¿Cómo se ha transmitido este proyecto a los empleados para que sepan transmitir los valores que hay detrás?

Piedad Romero. Como todas las empresas, tenemos una intranet donde comunicamos la información más relevante de todos los ámbitos de la compañía y tenemos un apartado dedicado a producto. Ahí, colgamos un video en el que explicamos el proyecto, una responsable de Soulem cuenta lo qué hacen, enseñamos el trabajo artesano que realizan, desde tienda se explica las características del producto y los precios… Y, luego Soledad, anima al resto de directores de tienda para que tengan estos productos en sus lineales.

Soledad Bautista. En la tienda también pusimos el video y animamos a todos los colaboradores para que conocieran estos productos. Siempre buscamos que la plantilla esté informada de las iniciativas que hacemos.

Piedad Romero. Paralelamente, en la reunión anual de Servicios Centrales también contamos el proyecto con el objetivo de darle notoriedad y animar al resto de equipos para que también trabajen en esta dirección.

 

¿Por dónde pasa el futuro de la relación entre Leroy Merlin y Soulem?

Piedad Romero. En iluminación decorativa, renovamos producto una vez al año, cambiando entre el 30% y el 40% de toda la colección. Para mí, el mejor síntoma de que esto está interiorizado en nuestro trabajo es que tiene el mismo tratamiento que el resto de los productos. Entonces, se renovará una vez al año como el resto de referencias y cambiaremos los estampados de acuerdo con las tendencias para que la estrategia sea interesante.

Soledad Bautista. Siempre con el objetivo de que el producto sea interesante para el cliente, en función del tipo de productos que el cliente nos vaya demandando y lo que Soulem nos pueda ofrecer dentro de la construcción de nuestra gama de productos.

 

Negocio responsable

Leroy Merlin lleva tiempo apostando por proveedores con responsabilidad y compromiso social y, por ello, ha desarrollado diferentes iniciativas como el proyecto Ecomallas, que promueve la inserción socio-laboral de personas con discapacidad intelectual a través de la producción y comercialización de revestimiento porcelánico. También destaca la iniciativa llevada a cabo con la Fundación Intras en la que la totalidad de las muestras de suelo laminado que comercializa están fabricadas por personas con discapacidad a causa de una enfermedad mental.

Además, Leroy Merlin y la Fundación Comercio para el Desarrollo (COPADE) desarrollan conjuntamente la primera alianza público-privada para el desarrollo de productos de comercio justo para el acondicionamiento de jardín. Los productos fruto de este proyecto cuentan con los sellos Madera Justa y FSC y se comercializan en todas las tiendas de Leroy Merlin de España, impulsando el comercio justo y la autogestión sostenible de los productores de Guatemala.

  Enviar entrevista






CAPTCHA Image