María Eugenia Coronado
29/09/2021

La vulnerabilidad no es ajena a la transición energética

 

Fundada en el año 1992, Fundación Naturgy tiene como misión la difusión, formación, información y sensibilización de la sociedad en temas de energía y medio ambiente. También desarrolla programas de acción social tanto en el ámbito nacional como internacional, incidiendo especialmente en actuaciones destinadas a paliar la vulnerabilidad energética. Los programas sociales de lucha contra la pobreza energética, que han beneficiado ya más de 100.000 personas, son fundamentalmente tres: El Fondo Solidario de Rehabilitación Energética, con actuaciones en más de 2.000 viviendas; la Escuela de Energía, que ha formado ya a más de 25.000 personas, entre familias vulnerables y técnicos de Servicios sociales y organizaciones sociales; y el Voluntariado energético, a través del cual empleados de Naturgy ofrecen asesoramiento energético a familias vulnerables.

En 2017, la Fundación Naturgy puso en marcha el Fondo Solidario de Rehabilitación Energética dirigido a ayudar a colectivos vulnerables. ¿Qué balance hace de estos cinco años?

Con el Fondo Solidario de Rehabilitación Energética tenemos el propósito de rehabilitar viviendas de familias vulnerables y la decisión no pudo ser más acertada. En un primer momento identificamos las claves de rehabilitación una exprés. Es decir, intervenciones que podíamos hacer en una vivienda con pocos recursos, pero que tuvieran un gran impacto. Para ello, establecimos alianzas con las entidades sociales que ya están trabajando con las familias, conocen sus necesidades y tienen identificadas viviendas que puedan requerir este tipo de intervención.  Hoy ya tenemos más de 2.000 viviendas rehabilitadas, una cifra que para nosotros es un éxito porque se traduce realmente en un beneficio para las familias que pueden reducir el coste de su factura. Creo que se ha hecho mucho en este tiempo.

 

Y en paralelo crearon la Escuela de Energía…

Efectivamente, a través de la Escuela de Energía formamos a las familias en hábitos de consumo responsable, les asesoramos para que entiendan mejor su factura y vean si tienen bien contratados los servicios de energía, y les asesoramos para que puedan acceder al bono social, si tienen derecho a este recurso. Echando la vista atrás, hemos atendido a más de 25.000 personas, que se traducen en 100.000 beneficiarios cuando hablas en términos de familias. 

 

Para realizar este asesoramiento, la Fundación Naturgy cuenta con voluntarios de la compañía. ¿Cómo ha sido la acogida?

Actualmente trabajamos con más de 30 entidades sociales que tienen identificadas a las familias y con la Administración Pública que, a través de los Servicios Sociales de los distintos ayuntamientos, nos permite ir sumando beneficiarios. Pero todo esto sería imposible sin los voluntarios de la compañía que, al final, son el alma de Naturgy. 

La Fundación Naturgy trabaja en una transición justa y una atención a la vulnerabilidad

Los voluntarios son los que están en el día a día de las auditorías que se realizan en estas viviendas y en las recomendaciones que se hacen para hacer la rehabilitación. Pero además de realizar este tipo de asesoramiento, colaboran con la Escuela de Energía para impartir formaciones a las familias.

Este último año ha sido un trabajo muy intenso, pero muy gratificante porque hemos trabajado en explicar todas las medidas puestas en marcha a raíz de la pandemia, cómo es la relación de las energéticas con los clientes, cuáles son los compromisos y las obligaciones del Gobierno en esta materia, etc. Aquí hay un camino muy importante por recorrer en materia de vulnerabilidad.

Este año, la Fundación ha puesto en marcha una nueva línea de actuación con el desarrollo de proyectos de innovación social. ¿Cuál es el denominador común?

Estamos viviendo en un momento de transición energética y de transición justa, y estamos buscando un planeta que apunte a unos objetivos de descarbonización muy importantes para llegar al 2050 con cero emisiones netas. La vulnerabilidad no es ajena a esta transición y no podemos caminar en esta vía olvidándonos de ella. Por este motivo, hemos aunado las energías renovables y la vulnerabilidad. En estos proyectos acudimos a la experiencia interna de la compañía para identificar proyectos de mayor envergadura donde podamos realizar instalaciones de generación de energía fotovoltaica que beneficien a un número importante de personas. 

¿Qué proyectos destacaría?

En Barcelona, la Fundación ha desarrollado el proyecto junto a la Fundación Hábitat 3 en un inmueble ubicado en la Zona Franca en el que viven 32 familias. Esta colaboración ha permitido la instalación de 30 paneles solares, con una potencia de 12kW de energía solar fotovoltaica, que permitirán a las familias, que viven en régimen de alquiler social, beneficiarse de ahorros energéticos y reducciones en su factura eléctrica.

Los programas sociales de lucha contra la pobreza energética han beneficiado ya a más de 100.000 personas

El proyecto de Ávila se está desarrollando junto a Cáritas, en el edificio que la Diócesis tiene en la capital abulense. Esta iniciativa, que beneficiará a las más de 1.200 personas que atiende Cáritas en el edificio, disminuirá el impacto ambiental y mejorará su eficiencia energética con instalación de placas fotovoltaicas. Todo ello reducirá el gasto de consumo y el ahorro económico generado se podrá destinar a atender las necesidades esenciales de las personas y familias que participan en los programas de Cáritas. 

Asimismo, la Fundación ha realizado una instalación fotovoltaica de 8,7 kW en la sede de la Asociación Aleph-Tea, en Madrid. Los ahorros obtenidos se destinarán a actividades propias de esta organización, que atiende a niños y jóvenes afectados por trastorno del espectro autista.

Son tres claros ejemplos de innovación de la mano de la transición energética. Seguimos trabajando en nuestra línea de rehabilitaciones, pero vamos sumando ideas que, además, contribuyen en ambas vías: una transición justa y una atención a la vulnerabilidad.

En el ámbito educativo, la Fundación Naturgy trabaja con centros de Formación Profesional. ¿Cómo es la formación que les ofrecen?

En el ámbito formativo siempre hemos trabajado con niños y adolescentes para que entiendan su responsabilidad con el planeta y aprendan hábitos de consumo. Concretamente hemos desarrollado cinco programas de Formación Profesional que versan sobre la movilidad sostenible, rehabilitación eficiente de edificios, digitalización de redes, gases renovables y asesores energéticos para colectivos vulnerables. En este programa tenemos más de 10.000 beneficiarios que han recibido una formación para mejorar sus competencias y su empleabilidad. Pensamos que si trabajamos en la vía de la formación y de las energías renovables estamos construyendo un tejido que genera un círculo virtuoso de mejora de las condiciones de vida y de empleabilidad siempre bajo el paraguas de la sostenibilidad y la transición justa.

En este sentido, recientemente la Fundación Naturgy ha firmado un acuerdo con el SEPE para alinear la formación a las necesidades del sector energético.

Gracias a este acuerdo todos nuestros programas están en formato online y a disposición de los usuarios del Servicio Estatal de Empleo, tanto para desempleados o empleados, que quieran reciclar sus conocimientos. Se trata de una formación que hemos diseñado con el respaldo de la Universidad Oberta de Catalunya. Nuestro objetivo en el ámbito de la formación es disponer de una plataforma donde los usuarios se puedan formar online y estar permanentemente actualizados en temas relacionados con el sector energético.

Y para los más pequeños cuentan con el programa Efigy Education. ¿En qué consiste?

Tenemos una escuela itinerante con la que estamos presentes en diferentes colegios en los que realizamos formación en temas de energía. No solamente explicamos temas de hábitos de consumo responsable, sino que queremos que entiendan cómo es la energía actual y del futuro. Por ello, hablamos mucho de energías renovables, hacia dónde vamos y qué es la transición realmente. Adaptamos los contenidos a un nivel que se pueda entender porque atendemos a niños de primaria y secundaria.

Este año hemos puesto también en marcha la plataforma de blended learning Efigy Planet para enseñar, a través del juego, temas de energía a estos niños y explicarles cosas como, por ejemplo, cómo funciona un aerogenerador, qué es un parque eólico o un parque fotovoltaico… Es la apuesta de la Fundación en la parte educativa y esperamos consolidarlo e ir creciendo en esta línea de transición energética.

Compartir:
  • linkedin share button

Proyectos de innovación social

En el marco de sus programas de lucha contra la vulnerabilidad, Fundación Naturgy ha puesto en marcha este año una nueva línea de actuación con el desarrollo de proyectos de innovación social que aúnan las energías renovables con la lucha contra la vulnerabilidad energética, para seguir ampliando el número de familias beneficiadas por sus programas sociales.

Esta nueva línea de actuación de la Fundación de la compañía energética consiste en dotar de instalaciones de generación fotovoltaica a edificios donde viven o donde se ayuda a personas vulnerables, con el objetivo de que la transición energética no deje atrás a estos colectivos y que puedan beneficiarse también de las ventajas del autoconsumo, reduciendo así su factura energética y sin renunciar al confort en el hogar. En el seguimiento de los proyectos se implicarán los voluntarios de la Fundación, que trabajarán junto a las organizaciones sociales para monitorizar los ahorros y ofrecer asesoramiento en materia de eficiencia energética a las familias.