Victoria Morales,
15/07/2021

Borges: 125 años de compromiso, responsabilidad y profesionalidad

Victoria Morales, directora de RRHH de Borges International Group

Hace 125 años, la ilusión, el trabajo bien hecho y el compromiso con la familia, la tierra y la comunidad sentaron las bases sobre las que se sustenta el negocio de Borges. Una empresa de origen familiar fundada por la familia Pont Creus, referente mundial en el sector agroalimentario y que apuesta por la calidad, la innovación, la sostenibilidad y el trabajo bien hecho para seguir creciendo y cosechando los mejores frutos.

¿Cómo definiría las políticas de Responsabilidad Social de Borges?

Nuestra política de Responsabilidad Social podríamos decir que se empieza construir desde nuestros orígenes, sentando las bases de lo que somos y representamos hoy. Durante toda nuestra historia, hemos aprendido a valorar lo que importa, estando al servicio de nuestros consumidores y personas que nos rodean, y trabajando e innovando para ofrecer productos sanos, saludables y de calidad de la forma más sostenible posible.

En este sentido, la política de RSC de Borges International Group se basa en el compromiso de desarrollar un negocio responsable que garantice unas modalidades de consumo y producción sostenibles, siendo un referente de empresa ética, responsable, integrada en la sociedad y comunicativa con sus grupos de interés.

Para ello, afrontamos las ambiciones y líneas de trabajo que tiene que liderar el sector agroalimentario y que pasan por conseguir una alimentación y una agricultura sostenible, mejorando la protección ambiental, la eficiencia en el uso de recursos y garantizar la seguridad alimentaria mundial. Estas grandes líneas se traducen en nuestro caso en tres grandes ámbitos de trabajo que impactan en toda nuestra cadena de valor y que definimos en: Agricultura Responsable, Gente Comprometida y Productos Sanos y Sostenibles.

Uno de los pilares de nuestro proyecto agrícola pasa por la aplicación de criterios responsables y sostenibles en nuestras actividades

Los principales objetivos que buscan son garantizar la compra y el suministro de materias primas de forma sostenible, contribuir a mejorar el bienestar y desarrollo de toda la Gente Borges y de nuestras comunidades, y ofrecer una alimentación saludable y sostenible liderada por la mejora continua de los beneficios nutricionales de nuestros productos.

¿Cómo es la Agricultura Responsable que la compañía lleva a cabo?

Uno de los pilares principales de nuestro proyecto agrícola pasa por la aplicación de criterios responsables y sostenibles en las actividades del día a día. Hay que recordar que la agricultura y el sector agrario son uno de los sectores más vulnerables y con mayor exposición al cambio climático, ya que la actividad depende directamente de factores climáticos. Por ese motivo, es aún más importante trabajar para preservar este capital natural tan valioso que tenemos promoviendo ecosistemas saludables para las generaciones presentes y futuras sin comprometer recursos naturales como la tierra, el agua o la biodiversidad, entre otros.

Actualmente gestionamos un total de 2.012 hectáreas de almendros, pistacheros y nogales ubicados principalmente en España y Portugal, todas ellas regidas bajo criterios de agricultura sostenible que los resumimos en una gestión integral de suelo, agua y prácticas agrícolas.

Un ejemplo es la apuesta por la agricultura de precisión que nos permite una mayor eficiencia en el uso de recursos permitiendo así monitorizar el estado hídrico del suelo y la planta y ajustar la dosis de riego en todo momento. También la adhesión a la plataforma EsAgua, cuyo objetivo es posicionar a las empresas españolas como referentes en la huella hídrica y en el ámbito de la sostenibilidad y los planes que tenemos de reconversión de las plantaciones más antiguas de nogales y pistacheros convirtiéndolas en plantaciones más responsables con un uso más eficiente de los recursos.

Otro ámbito de trabajo ha sido el desarrollo de planes y medidas para favorecer la biodiversidad del entorno en más de 138 hectáreas, a través de la reforestación, la conservación de hábitats seminaturales o la implementación de cubiertas vegetales, entre otros, medidas que, además, contribuyen al secuestro de carbono, a la reducción de la erosión y a la mitigación del cambio climático.

Precisamente están inmersos en un proceso de certificación de sus fincas con GLOBAL GAP. ¿En qué consiste?

Así es, hemos iniciado el proceso de certificación Global GAP (Good Agricultural Practices), uno de los estándares internacionales en materia de buenas prácticas agrícolas y agricultura sostenible, con el objetivo de tener todas nuestras fincas certificadas con dicho estándar en los próximos años. Actualmente, el 72% de las nuevas plantaciones de almendros ejecutadas desde 2016 tienen ya el distintivo Global GAP y prevemos alcanzar el 100% a medida que empiecen a entrar en producción el resto de las hectáreas. Hoy en día son ya 953 hectáreas de almendros, nogales y pistacheros certificados con el reconocimiento de Global GAP.

Porque venimos de dónde venimos y por el vínculo que tenemos con nuestros orígenes y territorio, estamos Comprometidos por Naturaleza

Porque venimos de dónde venimos y por el vínculo que tenemos con nuestrosorígenes y territorio, estamos Comprometidos por Naturaleza

Borges trabaja en el Healthy & Green Solid Oil para ofrecer productos más saludables y sostenibles. ¿En qué consiste?

En línea con el objetivo de posicionarnos dentro del mercado de productos y grasas saludables y como resultado de intensos trabajos de investigación y desarrollo, lanzamos una nueva línea de productos para dar respuesta a la gran demanda del mercado para buscar alternativas al uso de grasas tropicales altamente saturadas (coco y palma), grasas lácteas (mantequilla, nata), grasas hidrogenadas, parcialmente hidrogenadas y grasas de origen animal (manteca de cerdo, tocino y panceta).

De este planteamiento, nace H&GSO (Healthy & Green Solid Oil) una alternativa saludable, elaborada a base de aceites vegetales insaturados, en sustitución a las grasas saturadas que se utilizan en la industria alimentaria y que se caracteriza también por ser una línea de productos sostenibles en términos de cultivo contribuyendo también al mantenimiento de la biodiversidad. Este se caracteriza por ofrecer la textura y la palatabilidad que la industria requiere ofreciendo a la vez un perfil nutricional similar al de un aceite saludable, lo que lo hace un producto ideal dirigido al sector industrial alimentario, en especial a las industrias de bollería y dulces, repostería, galletería, cremas, chocolates y elaborados cárnicos.

En el ámbito medioambiental trabajan en la reducción del impacto del packaging. ¿Qué acciones destacaría? ¿Qué hitos han logrado?

Los esfuerzos para la optimización de los materiales se materializan tanto en el packaging final como en materiales secundarios, priorizando la reducción del plástico, siempre que sea posible, y trabajando para la reciclabilidad de dichos envases. Un ejemplo está siendo la introducción paulatina de plástico PET reciclado en las botellas de aceite y la reducción de su peso. Como resultado de ello, durante el último ejercicio conseguimos reducir hasta 145 tn de plástico con la introducción de rPet y la reducción de hasta un 20% del peso del envase.
Por otro lado, también destacamos la certificación ECOSENSE de nuestras tarrinas monodosis de aceites y vinagres que certifica que están hechas de un 90% de material reciclado que proviene en parte de los mismos materiales sobrantes durante el proceso de fabricación de la propia tarrina y que son devueltos al mismo proveedor que suministra el material.

¿Cuáles son los próximos retos que se marca la compañía?

En general, para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible, centrados también en un crecimiento inteligente, sostenible e integrador, necesitamos un sector agroalimentario fuerte capaz de ser productivo y sostenible a la vez. Productivos para poder cubrir las necesidades de una población mundial que sigue creciendo y sostenibles para mantener la fertilidad de nuestros suelos agrícolas, evitar la sobreexplotación de acuíferos, mantener la biodiversidad de nuestros ecosistemas, entre otros. Por ello, compatibilizar ambos mundos, el respeto y preservación de la biodiversidad con la explotación agrícola, se hace hoy imprescindible y las empresas tenemos la obligación de actuar en este sentido.

Tenemos que ser capaces de anticiparnos a las necesidades de la sociedad y contribuir a generar cambios e impactos positivos. Queremos seguir innovando, desarrollando y ampliando nuestra gama de productos para poder ofrecer a nuestros consumidores soluciones y alimentos que contribuyan a su salud y a su bienestar. La búsqueda constante de la excelencia en todas las áreas durante estos 125 años nos ha convertido en embajadores de la cocina y estilo de vida mediterráneos alrededor del mundo, y así queremos que siga siendo por mucho más tiempo.

Como decimos siempre en Borges, porque venimos de dónde venimos y por el vínculo que tenemos con nuestros orígenes y nuestro territorio, estamos Comprometidos por Naturaleza.

Compartir:
  • linkedin share button