Paloma Alonso
01/04/2021

Escuchar a la sociedad para liderar el futuro

Paloma Alonso directora de Química y ESG de Cepsa

Qué iniciativas de 2020 en materia de RSE y Sostenibilidad destacaría?

Nuestro hito más destacable es la creación de la dirección de ESG (Environmental, Social & Governance), que nace para dar un mayor impulso a es-tos aspectos en todos los procesos y decisiones de la compañía. Es el reflejo de nuestra voluntad de escuchar a la sociedad y de ser un actor de referencia en la creación del futuro. “Este año hemos creado la dirección de ESG para impulsar estos criterios en todos los procesos y decisiones de Cepsa” Pero no podemos olvidarnos de los desafíos que la crisis de la Covid-19 nos ha puesto a todos por delante. Como compañía, hemos mantenido y reforzado nuestro compromiso con las personas, protegiendo la seguridad de nuestros profesionales, consiguiendo mantener nuestra actividad. Además, hemos contribuido a paliar los efectos de la crisis en familias vulnerables y en los colectivos más necesitados, sin olvidar el seguir trabajando para desarrollar nuestro compromiso medioambiental. En cuanto a la gobernanza, hemos continuado con nuestro compromiso de reforzar nuestra cultura de ética e integridad, fundamentada en el Código de Ética y Conducta. Esta firme apuesta nos ha permitido certificar nuestros sistemas de gestión antisoborno.

 “Este año hemos creado la dirección de ESG para impulsar estos criterios en todos los procesos y decisiones de Cepsa”

¿Cuáles son sus principales retos en esta área de cara a futuro?

Hoy más que nunca nos encontramos frente a un entorno cambiante y desafiante, y debemos estar preparados para afrontar el reto de progresar en la transición energética e impulsar con más determinación si cabe la gestión responsable y eficiente. Queremos ser un agente proactivo que aporte soluciones a los grandes retos de la sociedad, porque formamos parte de ella. Y queremos que la transparencia sea total, acercándonos más hacia los grupos de interés para que entiendan el proceso y puedan acompañarnos en el mismo. Y, por último, tengo que destacar a las personas, activo importantísimo de la compañía. Su adaptación cultural será imprescindible en este proceso de transformación, y estamos seguros de que contamos con un equipo comprometido con este proyecto.