ENTREVISTA

Henkel y Fundación Quiero Trabajo empoderan a las mujeres para encontrar un empleo


Vanessa López ,

directora de Fundación Quiero Trabajo; y Elisenda Ballester, directora de Comunicación Corporativa de Henkel Ibérica

Vanessa López 25/07/2018

En mayo de 2017, Henkel Ibérica firmó un acuerdo de colaboración con Fundación Quiero Trabajo enmarcado en el proyecto Million Chances, iniciativa internacional de Schwarzkopf que pretende aportar los recursos necesarios para que mujeres en una situación social desaventajada puedan hacer realidad sus ambiciones. A través de esta alianza, Henkel y Fundación Quiero Trabajo ayudan a empoderar a mujeres en riesgo de exclusión social preparándolas para entrevistas de trabajo concertadas. Hasta la fecha, Fundación Quiero Trabajo ofrecía a las candidatas una formación de dos horas compuesta por una sesión de estilismo para aconsejar la combinación de ropa más adecuada de cara a la entrevista y una de coaching one-to-one que aporta las claves para afrontarla con éxito. Gracias al acuerdo de colaboración alcanzado con Henkel, ambas formaciones se amplían con el servicio de peluquería que ofrecen peluqueros profesionales clientes de Schwarzkopf.

 

¿Cómo surge la colaboración entre Henkel y Quiero Trabajo?

Elisenda Ballester. El proyecto Million Chances de Schwarzkopf tiene como objetivo empoderar a las mujeres en todo el mundo y cada uno de los países donde Henkel está presente tiene la libertad de buscar el partner más adecuado. Entonces, en España, vimos que, aun saliendo de la crisis, la situación de desempleo era un tema muy relevante para las mujeres en riesgo de exclusión social y queríamos buscar un partner que les ayudara a encontrar un trabajo. En este proceso de búsqueda recibimos un mail de Fundación Quiero Trabajo en el que se daba a conocer.

Vanessa López. Hacía pocos meses que habíamos creado Quiero Trabajo pero, pese a nuestra juventud, teníamos muy claro que queríamos alinearnos con patrocinadores o sponsors con los que compartiéramos nuestros valores. Hace años había trabajado en Henkel y, aunque no conocía personalmente a Elisenda, contacté con ella y le presenté la Fundación.

Elisenda Ballester. En la actualidad, llevamos más de un año trabajando juntos y acabamos de renovar nuestra colaboración para otro año. Creo que es un caso de éxito porque vamos un paso más allá. No se trata solo de un apoyo económico, sino también de una implicación muy directa de nuestros empleados a través del voluntariado corporativo.

 

¿Cómo han involucrado a los empleados en este proyecto?

Elisenda Ballester. Fundación Quiero Trabajo necesita voluntarios y voluntarias para realizar las sesiones de estilismo y de coaching para empoderar a estas mujeres y sobre todo para incrementar su autoestima para que puedan superar la entrevista de trabajo y conseguir su objetivo. Lanzamos el proyecto a nivel interno con el objetivo de buscar esta sensibilidad dentro de la organización e implicar a la plantilla a través del voluntariado corporativo. Realizamos una charla con todos los empleados para explicarles en qué consistía la colaboración y que se podían involucrar tanto siendo coaches como estilistas y a partir de entonces empezó la tarea formativa de la mano de Quiero Trabajo. Ahora tenemos un grupo de 50 personas apuntadas al programa.

Vanessa López. Los voluntarios necesitan tener una sensibilidad porque cuando trabajan con personas en situación de vulnerabilidad necesitan adaptar el discurso, ser conscientes de su situación y de las vicisitudes que puedan tener, de su nivel de autoestima, etc.

Elisenda Ballester. Nos dieron herramientas y consejos para convertirnos en coaches y ayudar a las mujeres a sacar el mejor partido de su curriculum y poner en valor su experiencia profesional. Además, nos explicaron cómo abordar el estilismo para sacar el mejor partido de cada mujer, en función de la entrevista a la que van, pero que a la vez se sientan ellas mimas. Es muy importante que se sientan cómodas y seguras, capaces de afrontar esa entrevista y ser más ellas, con un vestuario que se podrían comprar, pero que no tienen los recursos para hacerlo.

Vanessa López. Más allá de regalarles la ropa que se van a poner en la entrevista, las reafirmamos con mensajes positivos desde el primer momento. Es algo que hacen muy bien tanto las estilistas como los mentores porque las mujeres llegan a la Fundación compungidas y les ayudan a quitarse sus complejos y a sentirse seguras de sí mismas.

Los procesos de selección son muy duros porque a menudo las empresas, cuando trabajan con perfiles poco cualificados, realizan entrevistas grupales y éstas son muy complicadas para las personas que tienen la autoestima dañada porque siempre hay alguien que habla más que tu o que es capaz de defenderse mejor. Desde la Fundación les ayudamos a dar la vuelta a su discurso y les hacemos ver que, si han llegado hasta la entrevista, tienen las mismas posibilidades que cualquier otra persona.

 

Además del voluntariado corporativo, también han involucrado a los clientes de Schwarzkopf en este proyecto. ¿De qué manera?

Elisenda Ballester. Hemos dado un paso más y hemos explicado el proyecto a nuestros clientes para que también sean voluntarios y lleven a cabo las sesiones de peluquería. Para ello, hemos montado una peluquería física en las instalaciones de Fundación Quiero Trabajo.

 

Siempre trabajan con mujeres. ¿Por qué?

Vanessa López. En Quiero Trabajo replicamos un modelo que existe desde hace más de 20 años en Inglaterra y en Estados Unidos, y tenemos un acuerdo de partnership con Smart Works, una entidad británica que trabaja con mujeres. El hecho de trabajar solo con mujeres ha sido un tema de debate en las reuniones del patronato y de la junta directiva porque no queremos ser discriminatorios, pero es cierto que las mujeres tienen una serie de consecuencias distintas que las que acarrean los hombres parados de larga duración, bien porque quedan relegadas al cuidado de los hijos o de padres o porque no pueden encontrar trabajos a jornada completa.

 

¿Qué requisitos deben cumplir las beneficiarias de este proyecto?

Vanessa López. Trabajamos con mujeres mayores de 45 años, paradas de larga duración, con víctimas de violencia de género, extrabajadoras sexuales, exdrogodependientes… Siempre son mujeres que nos llegan derivadas de servicios sociales del Ayuntamiento de Barcelona o de otras entidades de la provincia con las que trabajamos en red.

Elisenda Ballester. Todas las mujeres llegan derivadas de otras entidades y siempre tienen una entrevista concertada.

 

¿Quién concierta la entrevista?

Vanessa López. Ellas mismas a través de autocandidaturas o las entidades con las que colaboramos.

Elisenda Ballester. Desde mi punto de vista este es el factor diferencial y el impacto tan relevante que tiene la iniciativa. Puesto que las mujeres vienen con una entrevista ya concertada, puedes aprovechar esas dos horas de coaching personal para dotarlas de energía y empoderarlas. Es muy importante el poco tiempo que hay entre el impacto que reciben y la entrevista, y los números lo avalan.

Vanessa López. Quiero Trabajo es el eslabón final del proceso de reinserción. Hay muchas entidades que hacen un trabajo previo fantástico, que aterrizan a las participantes, las ayudan a formarse, a hacer curriculums, a buscar ofertas… pero no había ninguna entidad que focalizara el esfuerzo en la superación de la entrevista. Puedes tener el mejor curriculum del mundo, pero si no eres capaz de superar la entrevista no vas a conseguir un empleo.

 

¿Por qué es tan importante la imagen en este colectivo?

Vanessa López. Los siete primeros segundos durante los que conoces a una persona son aquellos en los que te formas una primera impresión a raíz de tus juicios y prejuicios. Si esa primera impresión no es la adecuada en una entrevista de trabajo después es muy difícil cambiar esta percepción durante la entrevista de trabajo. Oscar Wilde decía que no hay una segunda oportunidad para causar una primera buena impresión y gracias a Henkel, además de ayudar a las mujeres a tener una buena imagen de cuello para abajo, también les  ayudamos de cuello para arriba. Es cerrar el círculo de una manera muy bonita.

Elisenda Ballester. La Fundación ofrecía ayuda en el ámbito de ropa y estilismo, ayudaba a las mujeres a llevar prendas con las que se sintieran a gusto y de alguna manera aumentar su autoestima para que se sintieran con fuerza para superar una entrevista de trabajo que le puede cambiar la vida, pero no estaba tratando el cabello de las mujeres y ahí es donde nosotros hemos podido aportar ese valor.

 

Además del estilismo y del coaching, ¿qué otras acciones llevan a cabo?

Vanessa López. La ropa nos la donan patrocinadores como Inditex, Mango o Adolfo Domínguez, pero además realizamos campañas de recogida de ropa de segunda mano. Intentamos dignificar el hecho de que las personas no tengan recursos para ir vestidas de la manera adecuada, así que cuidamos mucho todo el proceso para que todas las prendas estén en perfecto estado, bien  ordenadas, perfectamente planchadas…

Elisenda Ballester. Este año, coincidiendo con la celebración del Día Internacional de la Mujer, organizamos, entre otras actividades, una acción de recogida de ropa y complementos con la que obtuvimos una muy buena respuesta de los empleados. Posteriormente, voluntarios de la Fundación y de Henkel estuvimos trabajando con el filtrado de la ropa para asegurar que estaba en buen estado y era adecuada para ir a una entrevista de trabajo.

Vanessa López. Además, Henkel nos ha donado unas goodie bags con producto que nos ayudan enormemente. Les regalamos champús, mascarillas, jabón, pasta de dientes, crema hidratante… Es una manera de abordar sutilmente los problemas de higiene que puedan existir y un regalo que hace muy felices a las mujeres.

 

El objetivo de Quiero Trabajo es atender a mil mujeres al año. ¿Lo han conseguido?

Vanessa López. El ritmo a nivel social es distinto que el empresarial, las entidades nos están conociendo y, a pesar de lo jóvenes que somos, tenemos una fantástica reputación. Desde que empezamos, en octubre de 2016, hasta ahora hemos atendido a 507 mujeres, un 87% de las cuales ha conseguido el trabajo. Cada vez nos conocen más y nos derivan a más mujeres y,  comparativamente con el año pasado, este año tenemos la previsión de duplicar el número de mujeres atendidas.

Por otra parte, desde Quiero Trabajo hacemos formaciones grupales con las que hemos llegado a unas mil personas, entre mujeres y hombres, en las que abordamos temas como la autoestima, la gestión emocional, la gestión de cambio, la preparación de la entrevista y la imagen, entre otros aspectos.

 

Además de este proyecto, Henkel también implica a los clientes de Schwarzkopf a través del proyecto Shaping Futures. ¿En qué consiste?

Elisenda Ballester. Con nuestros clientes vamos a países con elevados índices de pobreza y durante dos semanas impartimos formaciones de peluquería a colectivos con trabajos muy precarios para que tengan, así, una profesión. Las personas beneficiarias reciben una formación reglada, con un certificado de la marca y un kit de peluquería que les permite empezar un negocio.

 

Por otra parte, este año se celebra el 20ª aniversario del proyecto Make an Impact on Tomorrow…

Elisenda Ballester. Es una iniciativa global con la cual la compañía apoya económicamente los proyectos propuestos por los empleados y que tienen como denominador común que se centran en la infancia porque son los futuros consumidores de nuestros productos y también los futuros empleados de la compañía. A nivel global, destinamos ocho millones de euros anuales a este programa y en los 20 años que llevamos con esta iniciativa hemos apoyado 14.000 proyectos en 100 países. A nivel de Henkel Ibérica iniciamos el programa cinco años más tarde y, en este tiempo, hemos apoyado 142 proyectos en 20 países.

 

Ello crea una importante involucración de los empleados, además de orgullo de pertenencia…

Elisenda Ballester. Es muy importante que los empleados conozcan toda esta estrategia y vivan y actúen de acuerdo con ella tanto en su vida profesional como personal. Por ello, en Henkel hemos invertido muchos esfuerzos en formar a toda nuestra plantilla en materia de sostenibilidad y convertirles en embajadores sobre la importancia de la sostenibilidad para nuestro planeta y para nuestra sociedad.

 

 

Confianza y seguridad para afrontar una entrevista de trabajo

Quiero Trabajo es una fundación sin ánimo de lucro que asesora, instruye y viste a mujeres para que afronten con confianza y seguridad su entrevista de trabajo y consigan un empleo. Derivadas por las diferentes entidades sociales, las mujeres llegan a la Fundación con una entrevista de trabajo confirmada. Es entonces cuando Quiero Trabajo les facilita el atuendo necesario y les ayuda a preparar la entrevista, para aumentar así su autoestima y que puedan sacar lo mejor de ellas mismas. Se trata de una labor que llevan a cabo gracias a un equipo de expertos voluntarios formados por estilistas, que se aseguran que las candidatas se sientan cómodas y seguras con la ropa escogida, y mentores, que  de forma empática y comprensiva trabajan con la candidata imitando el escenario de la futura entrevista y ayudándole con las preguntas y respuestas  que puedan surgir. Quiero Trabajo no es una fórmula nueva, sino que trabaja bajo el paraguas de Smart Works. Una fundación que funciona en Reino Unido desde hace más de nueve años, asesorando a 2.000 mujeres al año, de las cuales el 62% ha obtenido un puesto de trabajo.

 

 

Factor 3, la estrategia de sostenibilidad de Henkel

Con más de 140 años de historia, la sostenibilidad forma parte del ADN de Henkel. Muestra de ello es que fue la primera compañía que tuvo una guardería para hijos de empleados y la primera que abordó la seguridad en el trabajo en Alemania.

A principios de esta década, Henkel lanzó su Estrategia de Sostenibilidad para 2030, cuyo objetivo es triplicar la eficiencia en todos los procesos de la compañía, bajo el concepto Factor 3. Con esta estrategia mundial Henkel pretende conseguir más con menos. Esto significa triplicar el valor que crea por huella medioambiental que genera de sus operaciones, productos y servicios siendo tres veces más eficiente. Para reducir el impacto medioambiental y hacer posible el consumo sostenible, la compañía ha definido tres áreas de actuación: productos, partners y personas. Desarrollando y produciendo productos innovadores, Henkel pretende fomentar el desarrollo sostenible entre sus clientes y consumidores, así como sus proveedores y clientes industriales, implicando toda la cadena de valor. A la vez, la compañía ayuda a sus clientes a reducir su huella medioambiental. Más de 50.000 empleados de la compañía de todo el mundo colaboran en la implementación de esta estrategia, habiéndose convertido en embajadores de sostenibilidad. Su trabajo a favor de la sostenibilidad le ha permitido repetir como líderes del Dow Jones Sustainability Index en el ámbito de bienes de consumo.

  Enviar entrevista






CAPTCHA Image