Laura Diéguez
14/01/2021

La ecuación debe ser positiva para toda la cadena de valor, allí donde operamos

Laura Diéguez directora de Comunicación, Asuntos Públicos Corporativos y Sostenibilidad de Bayer España y Portugal

En el marco de su compromiso con la sociedad española para apoyar la situación que atraviesa el país, Bayer ha desarrollado un completo paquete de medidas que van desde la donación de recursos por valor de un millón de euros a la puesta en común del conocimiento, experiencia y el apoyo social. En este sentido, destaca la colaboración de la compañía con Save the Children, para reforzar su programa de lucha contra la pobreza infantil #QueNadieQuedeAtrás; así como el impulso de iniciativas como “Cuestión de Ciencia” que quiere adaptarse a la situación actual para acompañar la labor educativa y apoyar al profesorado, aportando recursos útiles y material pedagógico para fomentar la divulgación científica entre sus alumnos.

¿Cuáles son los principales objetivos de la política de Acción Social de Bayer?

Como compañía centrada en ciencias de la vida, con más de 150 años de tradición en el mundo y 120 años en España, nuestro propósito, “Ciencia para una vida mejor” y nuestra visión, “Salud y Alimentación para todos”, nos marcan una dirección clara para nuestra contribución a la sociedad. Allí donde operamos, la ecuación debe ser positiva para toda la cadena de valor, considerando no sólo el impacto de nuestra actividad en la economía, sino también el de nuestras acciones en el ámbito medioambiental y social.

En este sentido, trabajamos para responder a necesidades reales de la comunidad local, apuntando principalmente a los Objetivos 2 (Hambre Cero) y 3 (Salud y Bienestar) de Desarrollo Sostenible. Todo ello, con un claro foco en los más vulnerables como son la infancia y los más mayores.

 

Dada la situación que atraviesa el país Bayer ha desarrollado recientemente un completo paquete de medidas para apoyar a la sociedad española. ¿Cuáles destacaría?

Más allá de los esfuerzos a nivel global por poner en común el conocimiento en favor de la investigación científica, Bayer ha activado en España un plan para dar soporte local a las necesidades generadas a raíz de esta crisis. Una importante dotación económica de cerca de un millón de euros al Sistema Nacional de Salud, así como la donación de equipamiento técnico, la activación de acciones de voluntariado o un programa de acompañamiento educativo a profesorado a través de su acción “Cuestión de ciencia”, son algunas de las más destacadas.

 

¿Por qué Bayer ha decidido unirse a la campaña #QueNadieQuedeAtrás de Save The Children?

Nos hemos unido a ellos, como referente en atención a la infancia, y con el objetivo de reforzar su programa de lucha contra la pobreza infantil #QueNadieQuedeAtrás. Gracias a la colaboración complementamos su acción con los niños y niñas más vulnerables poniendo en marcha esta iniciativa para acercar alimentos saludables a centros escolares, promoviendo una alimentación saludable para la infancia. Bajo el nombre “Alimentando futuros”, la iniciativa ofrecerá desayunos y meriendas en estos centros, en las ciudades de Barcelona, Madrid y Sevilla.

 

¿En qué consiste el acuerdo? ¿Cuál será la aportación de la compañía?

La colaboración con Save the Children nos permite hacer tangible nuestra visión, “Salud y Alimentación para todos”, y nuestro compromiso con la sociedad española, contribuyendo a que estos niños y niñas puedan seguir construyendo su futuro. En este sentido, financiamos económicamente la actividad y promovemos el compromiso social de nuestros empleados a través de un reto para que todo aquel que lo desee pueda sumar una aportación individual.

Con Save the Children, Big Van Ciencia y el Parc Científic de Barcelona, Bayer España organiza la iniciativa “Cuestión de Ciencia 2.0: ¿Te atreves a desafiar el futuro?”

 

Queremos ayudar a cubrir algunas de las necesidades más básicas de estos niños durante el curso escolar, pero también alimentar su curiosidad y su talento, haciéndoles partícipes de nuestra iniciativa corporativa “Cuestión de Ciencia”, por la que invitamos a estudiantes a buscar en la ciencia, con el soporte de educadores y los profesionales de BigVan Ciencia, respuestas a algunos de los mayores retos en salud y alimentación.

 

Precisamente, con Save the Children, Big Van Ciencia y el Parc Científic de Barcelona, la compañía ha organizado la iniciativa “Cuestión de Ciencia 2.0: ¿Te atreves a desafiar el futuro?”. ¿Qué objetivo persigue?

El objetivo vuelve a ser apoyar a los más jóvenes, aunque en este caso con un enfoque diferente. Estamos convencidos de que las nuevas generaciones tienen mucho que decir sobre el futuro, y el objetivo en este caso es inspirarles sobre su futuro y acercarnos a ellos en un formato diferente para hablar de ciencia de una forma distendida y amena. También con esta iniciativa nos aproximamos al profesorado para facilitar el uso de los recursos digitales y nuevas herramientas de comunicación, que se han convertido en ejes claves de comunicación y docencia en el momento actual.

 

Este año se celebra la segunda edición de esta acción. ¿Qué novedades incorpora esta edición?

En esta nueva edición de “Cuestión de ciencia” 2.0, la sostenibilidad y la contribución a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) se refuerzan como ejes claves, que guiarán el desarrollo de la iniciativa, teniendo muy presentes el apoyo a aquellos centros que más puedan beneficiarse de los recursos y el apoyo que ofrecen. Vivimos un momento especialmente retador como sociedad en el que la ciencia ha recuperado una posición angular. Desde Bayer, con esta nueva edición de “Cuestión de Ciencia”, queremos invitar a los jóvenes a buscar respuestas en la ciencia, y acompañar al profesorado, a través de innovadores recursos educativos, en su fomento del espíritu crítico entre los jóvenes. Iniciativas como “Cuestión de ciencia” nos invitan además a mirar con optimismo hacia el futuro y, guiados por los Objetivos de Desarrollo Sostenible, poner en práctica nuestra visión, “Salud y alimentación para todos”, comprometidos con una educación de calidad y la reducción de las desigualdades.

 

¿Cómo ha sido la acogida de los centros educativos?

Estamos muy contentos del buen recibimiento. Cuestión de ciencia se inició el año pasado en el marco de la celebración de nuestro 120 aniversario en España. Cientos de jóvenes tuvieron ocasión de asistir en directo a las sesiones, y en vista de la buena acogida tanto de los centros educativos como de los propios estudiantes, decidimos continuar también en 2020.

Bayer se compromete con una educación de calidad y la reducción de las desigualdades

Este año, además, no solo adaptamos la iniciativa para apoyar al profesorado en el confinamiento, sino que además en la presente edición, hemos ampliado la convocatoria a un mayor número de centros y ciudades, con especial foco en aquellos colectivos que se han visto más afectados por su situación de vulnerabilidad.

En la gala final, que celebraremos el próximo 11 de febrero coincidiendo con el día de la mujer y la niña en la ciencia, tendremos ocasión de ver los mejores trabajos finalistas de los que saldrán los ganadores de este año.

 

¿Cómo se estructura el voluntariado corporativo de Bayer?

Estamos presentes en todo el territorio con un total de nueve centros de trabajo que incluyen nuestras plantas de producción, I+D y oficinas. Y en todas ellas existe un fuerte compromiso y acción social. Este año hemos avanzado para integrarles a todos buscando acciones que puedan desarrollarse transversalmente en todo el territorio y contribuyan a un objetivo común.

En paralelo, y de nuevo en el marco de la emergencia sanitaria, también hemos canalizado el interés de su equipo médico y científico de Bayer por apoyar la situación. De esta forma, se suman a la red de voluntariado de la compañía ofreciendo asistencia sanitaria a los más vulnerables, a través de diferentes programas de acción directa o de telemedicina. Médicos, biólogos, farmacéuticos y psicólogos son algunos de los perfiles que forman parte de esta red.