Charo Arévalo
22/12/2021

No podemos llevar a cabo ninguna acción que no tenga como referencia el buen desempeño ESG

Charo Arévalo, directora Corporativa de Grupo ENUSA

Con el objetivo de garantizar que los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) forman parte ineludible de su estrategia de negocio, el Grupo ENUSA ha actualizado este año su análisis de materialidad. Ello le ha permitido verificar los aspectos de sostenibilidad prioritarios para el Grupo y le servirá como base para fijar compromisos futuros en materia de ODS.

Recientemente el Grupo ENUSA ha actualizado el análisis de materialidad. ¿Qué les ha permitido este análisis?

En el Grupo ENUSA llevamos varios años trabajando en los ODS y este año hemos realizado un nuevo análisis de materialidad que nos ha permitido integrarlos, todavía más, en los planes estratégicos de la empresa. Pensamos que es fundamental trabajar en los ámbitos ESG y no podemos llevar a cabo ninguna acción que no tenga como referencia el buen desempeño ambiental, social y de buen gobierno. De esta manera, hemos conseguido no solo pensar en un plan estratégico que contemple los ODS, sino pensar en acciones comerciales que los tengan en cuenta y los integren. 

Este análisis de materialidad no sólo nos servirá para determinar los contenidos de la Memoria Anual de información no financiera y diversidad. También esperamos utilizarlo como base para fijar compromisos futuros en materia de ODS, así como para orientar las acciones de nuestra estrategia de RSC.

El Plan Integrado de Energía y Clima 2021-2030 (PNIEC) prevé el cierre de las centrales nucleares. ¿Cómo les afectará?

Efectivamente, el cierre está planificado, pero, aunque dejemos de producir combustible nuclear, la empresa tiene muchas oportunidades. Hemos realizado un Plan Estratégico a diez años que contempla nuevos nichos de negocio y acciones que podemos emprender y, entre ellas, está el desmantelamiento de centrales nucleares. Entendemos que podemos aportar conocimiento sobre este tema y nuestro planteamiento es alcanzar una colaboración público-privada que nos permita trabajar de la mano de empresas españolas. Tenemos claro que ENUSA tiene que ser una empresa sostenible económica y socialmente y, en este sentido, vamos a continuar evolucionando. 

Precisamente tienen previstas nuevas inversiones. ¿En qué se van a centrar?

Realizaremos una inversión para la construcción del Centro de Tecnología y Mantenimiento de Equipos (CTME). Será una infraestructura que construiremos en Juzbado, al lado de la fábrica, y que será la sede del desmantelamiento que nos permita continuar operando, a la vez que seguimos apostando por Juzbado y por el desarrollo empresarial de la zona. Entendemos que la transición justa debe pasar por ahí, por complementar nuestras actividades actuales con las previstas en el Plan Estratégico, de tal forma que sigamos aportando valor económico y social a la población. 

Es una muestra más de la vinculación de compañía con la comunidad…

ENUSA siempre ha tenido una estrecha relación con la provincia de Salamanca, aportamos un valor económico significativo y generamos importantes oportunidades formativas. En este sentido, destaca nuestra apuesta por la Formación Dual porque necesitamos un tipo de profesional que no se ajusta a la formación reglada que se imparte actualmente. Necesitamos formar a personas que luego se incorporen a la empresa. Con ello conseguimos tres objetivos: fijar población, contratar gente en la zona y es una apuesta por la igualdad. 

Hablando de igualdad de género, impulsan las vocaciones científicas y tecnológicas en el talento femenino a través de la colaboración con STEM Talent Girl…

Como parte de nuestro compromiso social y de responsabilidad empresarial, en ENUSA tenemos un firme compromiso con la igualdad de género y la diversidad en todas sus vertientes. Todas las empresas tenemos que tomar medidas para atajar la brecha de género. Pero esto es especialmente importante en un sector, como el energético, muy masculinizado que adolece sustancialmente de una falta de diversidad. En nuestro caso, las mujeres representan un 26% del total de la plantilla, y en nuestra fábrica de Juzbado el porcentaje es menor, el 15%. Aunque hemos ido avanzando con los años, aún queda mucho camino por recorrer.

Ante esta situación, apostamos por fomentar la incorporación de mujeres y jóvenes en el sector apoyando iniciativas como el proyecto STEM Talent Girl, con el objetivo de contribuir al desarrollo de las vocaciones científico-tecnológicas de las mujeres.

ENUSA es miembro Gold de la Fundación Empresa & Clima. ¿Qué proyectos destacaría?

Entre los proyectos planteados que contribuyen a la lucha contra el cambio climático, destaca la construcción de plantas solares de autoconsumo para la fábrica de elementos combustibles de Juzbado y el centro de Saelices el Chico que no sólo supondrán un importante ahorro en el consumo eléctrico sino también una disminución de nuestras emisiones de gases de efecto invernadero, estimada en unas mil toneladas anuales de CO2.

¿Qué otros en materia medioambiental se han fijado?

El respeto al medio ambiente siempre ha sido un valor fundamental de nuestra actividad. Por eso, desde 1999, la fábrica de elementos combustibles de Juzbado tiene implantado y certificado un Sistema de Gestión Ambiental, conforme a la ISO 14001 que, desde 2003, también está verificado según el Reglamento Europeo EMAS III. De esta forma, en el marco de este sistema de gestión se establecen objetivos y metas ambientales anuales en diferentes ámbitos: minimización de la generación de residuos, reducción del consumo de recursos naturales, mejora del impacto visual de la fábrica, etc. En los últimos años, por ejemplo, estamos planteando proyectos que van a tener un impacto importante en materia de eficiencia energética como, por ejemplo, la reforma del circuito de agua fría de climatización y la renovación del Sistema de Ventilación y Aire Acondicionado (SVAC).

Por otro lado, como ejemplo de innovación en materia medioambiental, podemos citar las actuaciones que estamos desarrollando en nuestro centro de Saelices el Chico en el marco de la restauración de las antiguas explotaciones mineras de uranio que estuvieron en funcionamiento desde 1972 al año 2000. El objetivo de esta restauración es recuperar el espacio natural para tratar de devolverlo a su estado original, con unas condiciones medioambientales y radiológicas lo más similares posibles a las de antes de la explotación minera. En este contexto, para solucionar el problema de la generación de las aguas ácidas en la mina, ENUSA desarrolló un proyecto de I+D, denominado proyecto TEKURA, consistente en la fabricación de suelos artificiales (tecnosoles) a partir de residuos inertes, en colaboración con el CIEMAT, EMGRISA y la Universidad de Santiago de Compostela y cofinanciado por el Centro de Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI). Los buenos resultados conseguidos han determinado que el Proyecto TEKURA vaya a tener continuidad en los próximos años en un segundo proyecto de I+D denominado MINETRA. Con esta iniciativa, ENUSA apuesta por la innovación, situándose a la vanguardia de las tecnologías de regeneración de suelos contaminados y de la gestión de residuos.

¿Cuáles son los retos de futuro de la compañía?

Como comentábamos, el principal reto a futuro de la compañía es mantener la viabilidad económica más allá del cierre programado de las centrales nucleares españolas. Para ello, ENUSA ha elaborado este ejercicio un Plan Estratégico 2021-30 que recoge el conjunto de decisiones y acciones que sentarán las bases durante los próximos diez años. El objetivo es consolidarnos, a nivel nacional e internacional, como empresa especializada en servicios de ingeniería nuclear, la gestión de residuos y el desmantelamiento de instalaciones nucleares. En esta estrategia empresarial, serán esenciales el proceso de internacionalización, la exploración de nuevos mercados y el emprendimiento de nuevas iniciativas como puede ser el desmantelamiento. Todo ello encaja con nuestra apuesta por la sostenibilidad, la recuperación de espacios para el medio ambiente y el compromiso con la sociedad.

Compartir:
  • linkedin share button