Xavier Ribera
11/05/2021

El reto marcado por los ODS es tan mayúsculo que todos debemos colaborar para conseguirlo

Xavier Ribera director de Comunicación, Relaciones Institucionales y Sostenibilidad de BASF

¿Cuáles de las iniciativas desarrolladas en 2020 en materia de RSE y Sostenibilidad destacaría?

Las iniciativas previstas para 2020 quedaron relegadas ante la llegada del covid, que ha sido para nosotros nuestra prioridad principal. En primer lugar, la protección de nuestros empleados; desde el inicio de la pandemia, la compañía activó un extenso paquete de medidas para proteger su seguridad, física y mental. Además, modificamos nuestra producción para fabricar y donar hidrogeles, y también contribuimos con material 3D para elementos de seguridad sanitaria. En paralelo, estacaría la segunda edición de los Premios a la mejor práctica de Economía Circular. El objetivo es reconocer aquellos proyectos o investigaciones que, basados en la economía circular, contribuyan o tengan el potencial de contribuir de forma sustancial al desarrollo de la competitividad empresarial de nuestro país, con especial atención en los proyectos que incluyan la perspectiva de la sostenibilidad ambiental y social. A nivel productivo, la compañía es pionera en la fabricación de productos basados en residuos plásticos sometidos a reciclaje químico.

La química es clave para la búsqueda de soluciones más sostenibles en la sociedad

¿Cuáles son sus principales retos en esta área de cara a futuro?

Lo resumiría en Alianzas. Se ha cumplido el quinto aniversario del nacimiento de los ODS de las Naciones Unidas. Tenemos un reto claramente definido: hacer avances significativos hacia un mundo más sostenible en 2030. La química y, en general, la ciencia, investigan para ofrecer al mundo soluciones más sostenibles que mejoran el bienestar de la sociedad en materias tan importantes como la salud, la vivienda, la movilidad, la alimentación, la transición energética o la economía circular. Sin química, y sin la investigación asociada, ese desarrollo no es posible. Y, el reto es tan mayúsculo que, o lo hacemos juntos o fracasaremos.