ENTREVISTA

Tenemos que actuar para que el mundo sea más sostenible


Mané Calvo,

consejero delegado de Grupo Calvo

Mané Calvo 06/02/2020

En el marco del evento internacional Sustainable Brands Madrid 2019, celebrado el pasado mes de octubre, el consejero delegado del Grupo, Mané Calvo, hizo públicos los compromisos que asume el grupo de alimentación en materia de gestión responsable para los próximos cinco años con los que espera hacer de Grupo Calvo una empresa más sostenible. De este modo, Calvo define 17 objetivos en tres áreas clave para la organización: océanos, medio ambiente y personas. Con un horizonte de cumplimiento a 2025, estos objetivos marcarán las directrices del Grupo a la hora de gestionar su negocio de forma responsable, incrementando su eficiencia y minimizando los impactos negativos asociados a su actividad.

 

Usted ha sido el responsable de presentar públicamente los 17 compromisos de sostenibilidad que se ha fijado la compañía para el 2025. ¿Es una muestra de que se trata de un tema que está en su agenda?


Por supuesto. A nivel personal, esta presentación conlleva ciertos riesgos porque te expones mucho explicando públicamente que vamos a adquirir estos 17 compromisos. Se trata de objetivos ambiciosos, nos vamos a tomar cinco años para alcanzarlos y, además, nos van a auditar terceros de una forma rigurosa. Todo ello denota que se trata de un compromiso que parte del consejero delegado y llega hasta el último trabajador de la compañía.

 

¿Está calando este mensaje en la compañía?

Cada día más. Si el consejero delegado y la directora de RSC y Comunicación, Mariví Sánchez, no estuviéramos totalmente concienciados sería imposible que este mensaje permeara hacia abajo. En nuestro caso es lo contrario. Colaboramos de forma muy estrecha porque no solo yo, sino que la alta dirección y los miembros del Consejo de Administración somos militantes y creemos que tenemos que actuar para que el mundo sea más sostenible, porque las cosas que pueden llegar a suceder son apabullantes si no tomamos medidas rápidamente. Entonces, nos lo creemos, lo comunicamos y el mensaje va llegando a toda la plantilla. En Grupo Calvo hay muchas personas comprometidas con el futuro sostenible.

 

Para lograr una adecuada gestión de los recursos y la protección de la biodiversidad en los océanos, la compañía se ha fijado que el 100% de sus lomos de atún procedan de una pesca responsable y sostenible. ¿Cómo lo lograrán?

Hay empresas que no auditan a sus proveedores y no saben de dónde procede el pescado o si este es sostenible o no. En Grupo Calvo tomamos consciencia de ello hace años y un buen porcentaje de nuestro atún ya procede de pesca responsable y sostenible, pero ahora vamos a garantizar que la totalidad de nuestro suministro procede de fuentes sostenibles, que no es solo una. No es solo estar certificado por MSC, que es una certificación importante y seria, también existe el Atún de Pesca Responsable (APR), promovido por la flota pesquera española que no solo se fija en la sostenibilidad, sino también en el impacto sociolaboral que tiene el hecho de ser tripulante de un barco de pesca. Lo que hacemos es establecer un marco donde nos fijamos en todas aquellas pescas que tienen ese punto de sostenibilidad, demostrable y auditable, y decir que el 100% de nuestro pescado va a venir de una de ellas.

 

Y a nivel de flotas propias, ¿qué se puede hacer para que la pesca sea sostenible?

Nuestra flota es absolutamente sostenible porque al controlarla nosotros directamente es más fácil llevar a cabo las buenas prácticas pesqueras. Todos nuestros barcos están auditados por AENOR y son barcos de atún de pesca responsable y certificados APR. Es decir, en nuestra flota propia hemos desarrollado buena parte del trabajo que queremos entregar en el 2025. En este sentido, nuestro reto es ir auditando a pequeños suministradores para llegar al objetivo que nos hemos marcado. Siempre hemos pensado que la imposición de un objetivo de un día para otro no es efectiva. Nuestra misión es contarles en qué punto están, dónde queremos llegar y explicarles cómo les vamos a ayudar para que en 2025 cumplan todos estos requisitos.

 

Una gran problemática es la presencia de plásticos en los océanos. ¿Qué retos se han fijado en este ámbito?

En líneas generales, nuestro reto es conseguir que ninguno de nuestros residuos vaya a vertedero. El problema de los plásticos en el mar lo tenemos más que superado porque en nuestros barcos de pesca no descartamos ni un solo residuo al mar, sino que los almacenamos en el barco y cuando llegamos a puerto los reciclamos en el mayor porcentaje posible. El compromiso de Grupo Calvo es que a futuro el 100% del residuo que generamos en las fábricas sea valorizado y no llevado al vertedero. Para ello dentro de nuestras plantas tenemos dos fábricas de harina de pescado que recogen todo el residuo animal como cabezas, colas, espinas, etc., y lo convierten en harina de pescado que sirve para la alimentación animal.

 

En el área medioambiental, la compañía se compromete a reducir sus consumos, tanto en las fábricas como en las oficinas. ¿Cuáles son los principales objetivos?

Nos hemos marcado reducir el 10% de consumo de agua por tonelada producida y el 10% de consumo de energía y emisiones por tonelada, además de incrementar hasta el 50% el uso de electricidad de origen renovable en fábricas y oficinas.
Por ejemplo, en nuestra oficina de Madrid hemos eliminado el consumo de botellines de agua de plástico y ahora tenemos fuentes de agua y botellas de cristal. Con esta medida hemos ahorrado 13.000 botellines de agua al año.

 

En el ámbito de personas, Grupo Calvo se ha marcado como reto incrementar la presencia femenina en puestos directivos y de mando. ¿En qué punto se encuentran?

En la actualidad, el 65% de la plantilla está formado por mujeres, pero la mayoría están en la base de la pirámide porque históricamente la limpieza de pescado la han realizado mujeres, mientras que los marineros de los barcos han sido tradicionalmente hombres. La sociedad está inmersa en un viaje hacia la igualdad y nosotros queremos poner nuestro grano de arena y ser ejemplo para otros. Al final, si la sociedad es paritaria lo normal es que la empresa reproduzca esta realidad. En Calvo tenemos la capacidad y el interés en que esto suceda poco a poco y, por ello, nos hemos marcado como objetivo que el 30% del comité de dirección esté formado por mujeres y que un 44% de mujeres ocupen puestos en la categoría de mandos intermedios.

 

Los objetivos serán anualmente verificados por entidades independientes y su progreso se podrá consultar a través de la web del Grupo…

Estamos ante un momento clave para la compañía en sus casi 80 años de historia. Creemos que es posible crear valor para la sociedad, para el planeta y para el negocio si nuestra gestión integra la responsabilidad, la innovación y la excelencia. Hace tiempo que venimos dando pasos en este sentido, pero podemos hacerlo mejor y por eso vamos a comprometernos públicamente con unos objetivos medibles y verificables. Hoy, damos un gran paso para que nuestro negocio sea más responsable y más sostenible. Queremos ser mejores y por eso hemos decidido establecer unos objetivos exigentes y hacerlos públicos. Todos los años actualizaremos nuestro grado de cumplimiento y los datos serán auditados por un tercero independiente. Es nuestro deber como empresa responsable tratar de hacer las cosas cada día mejor.

 

Otra muestra de comunicación y transparencia hacia el consumidor es el sello de Compromiso Responsable. ¿El consumidor premia a las empresas responsables?

Las encuestas apuntan que sí, pero la realidad se impone. Estamos en el camino en el que efectivamente esto tenga una importancia mayor de la que tiene en la actualidad. Es un camino sin retorno y espero que algún día el mercado nos premie por ser sostenibles y por esforzarnos en mejorar y comunicarlo.

  Enviar entrevista






CAPTCHA Image