Smart & Human Cities | Compromiso RSE. La actualidad de las organizaciones sostenibles.

CompromisoRSE

ENTREVISTA

San Sebastián apuesta por ser referente a nivel europeo en eficiencia energética


Euken Sesé,

Director de Fomento de San Sebastián

Euken Sesé

El currículum de San Sebastián como ciudad de referencia es amplio: fue elegida Ciudad de la Ciencia y la Innovación en 2010, consiguió el premio Civitas Ciudad del Año al transporte sostenible en 2012, el premio “Innovative City of the Future” en 2014 o un merecido puesto en el top 5 entre las ciudades españolas más inteligentes del índice del IDC. La ciudad lleva varios años invirtiendo en instalaciones renovables, reduciendo el consumo en edificios públicos y residenciales, en sistemas de alumbrado inteligente o en el ámbito de la movilidad inteligente y sostenible. Ahora, San Sebastián ha sido seleccionado por la Comisión Europea para desarrollar el proyecto STEEP que, junto a las ciudades de Florencia y Bristol, desarrollará un Plan Integral para avanzar hacia un modelo europeo de Smart Cities. Un trabajo activo que realiza junto a una red local con más de 100 empresas del sector energético.

San Sebastián fue elegida entre más de 100 ciudades europeas para potenciar en la UE la eficiencia energética ¿Por qué San Sebastián?
Llevamos muchos años trabajando en materia de sostenibilidad y lucha contra el cambio climático: en 2004 se aprobó el Plan de Acción Local sobre la base de la Agenda Local 21, en 2007 se aprobó el Plan de Lucha Contra el Cambio Climático y en 2008 la ciudad firmó el Pacto de Alcaldes, siendo una de las primeras del Estado en comprometerse. Pero además, esta ciudad lleva también varios años trabajando la especialización inteligente de sus sectores económicos, entre los que se encuentra el sector de las energías renovables y eficiencia energética. Actualmente, la Sociedad Municipal de Fomento de San Sebastián cuenta con una red local con más de 100 empresas del sector energético con las que trabaja activamente en el desarrollo de proyectos y en el fortalecimiento y competitividad del sector. Esta apuesta de ciudad, con y para las empresas locales, ha propiciado que el modelo sea referente a nivel europeo y que las iniciativas y proyectos desarrollados hayan tenido una alta aceptación por parte de los responsables técnicos de la Unión Europea en el ámbito de la eficiencia energética.

Junto a las ciudades de Bristol y Florencia, San Sebastián participa en el proyecto STEEP ¿En qué consiste esta iniciativa y cómo se está desarrollando?
El proyecto STEEP es un partenariado con las ciudades de Florencia, Bristol y San Sebastián que cuenta con financiación del Séptimo Programa Marco de la Unión Europea, para desarrollar, a través de metodología de procesos jerarquizados y mediante la aplicación del pensamiento sistémico, un Plan de Acción para un piloto en cada ciudad y un Plan Smart.

En el caso de San Sebastián el piloto presentado es la Vega del Urumea, una zona que incluye el mayor parque urbano de la ciudad que se llama Ametzagaina; el Polígono Industrial 27, que cuenta con más de 400 empresas; y una zona residencial en la que se incluye el barrio de Txomin. La metodología busca integrar a los agentes locales de forma que todos ellos puedan participar y se construya el proceso de planificación a partir de las aportaciones de todos.

¿De qué manera colaboran las distintas empresas en el desarrollo del proyecto, como Tecnalia o Acciona, así como empresas o pequeños comercios de la ciudad? ¿Y los ciudadanos?
El desempeño de los socios tecnológicos en el proyecto, como son Tecnalia o Acciona, es el de apoyar a las ciudades en la consecución de los objetivos marcados para el proyecto. En particular, aportando su conocimiento tecnológico, avances técnicos en los diferentes sectores, y siendo sostén técnico del personal municipal y de Fomento de San Sebastián que está desarrollando el proyecto.

Cabe reseñar que la propia metodología de planificación que se está experimentando en el marco del proyecto propicia la vinculación de las empresas, organizaciones y entidades locales. Podemos destacar que, en el caso de San Sebastián, más de 100 entidades (entre sector público, universidades, centros tecnológicos, organizaciones varias y empresas) están vinculadas en distintos grupos de trabajo del proyecto. Esto se hará también extensible a los ciudadanos a través del Departamento de Participación Ciudadana del Ayuntamiento de forma que se pueda garantizar una participación amplia y abierta a todos los ciudadanos.

En este sentido ¿Qué proyectos ya están en marcha?
En el mes de junio hemos inaugurado el Enertic, un edificio próximo a emisiones cero, que cuenta con casi 6.000 m2 de espacio alquilable y que pretende servir como infraestructura de apoyo a las empresas de soluciones inteligentes de la ciudad. Se trata de un espacio físico donde ubicarse, pero sobre todo un espacio para compartir y poder colaborar con otras empresas, aportando valor añadido a través de los servicios que se ofrece a estas empresas y al “networking” que podrán realizar en sus instalaciones. En dicho edificio, además, se ha instalado también i-Sare. Se trata de un proyecto de micro-red inteligente de 400kVa para poder experimentar con la generación, distribución y sobre todo el almacenamiento eléctrico. La instalación contará con un sistema de almacenamiento compuesto por baterías, volantes de inercia para la gestión de energía cinética y supercondensadores cuya virtud es proporcionar cargas altas de corriente sin mantenimiento.

Otro proyecto importante será el District Heating del barrio de Txomin. Se trata de una zona en la que está previsto realizar un importante esfuerzo de regeneración urbana. En este marco se prevén construir alrededor de 1.400 nuevas viviendas y el proyecto dotará de calefacción centralizada a la nueva urbanización. Está prevista una mezcla de generación que combine la biomasa con una caldera de gas de alta eficiencia.

¿De qué manera ha avanzado San Sebastián en los últimos años en materia de sostenibilidad? ¿Podemos hablar de una ciudad respetuosa con su entorno?
Ya en la estrategia de sostenibilidad municipal de principios de siglo XXI se consideraba necesario invertir en instalaciones renovables en edificios públicos. Se comenzó en el año 2000, pero es en el 2008 cuando se intensifica hasta llegar en el presente a un valor de más de 1MW de potencia instalada. También se ha trabajado en el ámbito de la eficiencia energética reduciendo el consumo en los edificios públicos y en el ámbito residencial, o implantando sistemas de alumbrado inteligente en el municipio.

Pero no se está trabajando exclusivamente en el ámbito energético, sino también en el ámbito de la movilidad inteligente o en la aplicación de las TICs a mejorar la eficiencia de los servicios municipales. Esto ha motivado que la ciudad haya sido reconocida a nivel estatal e internacional en varias ocasiones. Por ejemplo, en el top 5 de las ciudades españolas más inteligentes del índice del IDC durante varios años; con el Premio Civitas Ciudad del Año al transporte sostenible en 2012: el Premio “Innovative City of the Future” en 2014; el reconocimiento de Ciudad de la Ciencia y la Innovación en 2010 o el galardón de Capital Europea de la Cultura 2016, entre otras.

De hecho, edificios como el Polo Innovación Audiovisual, el Albergue Uba o Talent House, entre otros, cuentan todos con instalaciones basadas en criterios sostenibles.
Fomento de San Sebastián puso en marcha hace varios años una estrategia de especialización económica a través de un modelo de clusterización urbana. Muy en la línea de lo que posteriormente se ha venido en denominar Estrategia de Especialización Inteligente (RIS3), promovido por la Unión Europea. Como parte de esta estrategia de especialización, la entidad, además, ha apoyado a los diferentes sectores mediante la provisión de infraestructuras físicas que pudieran facilitar el networking y ofrecer a las empresas un espacio físico en el que compartir. Cabe destacar que en la construcción de todas estas instalaciones se han tenido en cuenta siempre criterios de sostenibilidad ambiental y eficiencia energética. Por ejemplo, el albergue UBA, un edificio eco-eficiente que utiliza la biomasa para la calefacción y paneles solares para electricidad. El PI@ o Polo de Innovación Audiovisual para albergar a las empresas del sector digital y del ámbito creativo que cuenta con geotermia, solar fotovoltaica, solar térmica y una minieólica además de una piel inteligente. O el Talent House, residencia de investigadores que ofrece a los centros de I+D+i, universidades y empresas una alternativa para alojar a sus expertos y que cuenta con biomasa, solar térmica y solar fotovoltaica.

¿La ciudadanía es consciente de toda esta labor que se realiza desde el Ayuntamiento? ¿Reciben comunicación y formación en este sentido?
En el caso de Donostia se debe de considerar siempre un aspecto importante y que tiene que ver con una forma de trabajo en la ciudad, un modelo, un sistema de Participación Ciudadana. Y a su vez sobre una arquitectura adaptada a las posibilidades, carácter e idiosincrasia de la ciudad. Este es un elemento propio y diferenciador que debe de tenerse en cuenta.

Todo este proceso implica también una ciudadanía muy exigente en la calidad de la información que recibe y de los servicios de los que disfrutan. Por tanto, siempre es necesario ajustar la comunicación y formación sobre las implicaciones de los diferentes proyectos. Y cuando no se realiza así es la propia ciudadanía la que lo demanda activamente.

Proyecto STEEP: www.smartsteep.eu


  Enviar entrevista






CAPTCHA Image

EMPRESAS & SMARTCITIES

accenture

Correos

Endesa