Smart & Human Cities | Compromiso RSE. La actualidad de las organizaciones sostenibles.

CompromisoRSE

ENTREVISTA

Reciclar adecuadamente los residuos repercute sobre la calidad de vida de las personas


Jordi Julian,

director de Proyectos y Empresas Adheridas de ECOTIC

Jordi Julian

Fundada el 2005, la organización privada sin ánimo de lucro dedicada al reciclaje y reutilización de aparatos electrónicos cumple este año sus 10 años. Lo hace en un estado de buena salud y con unas cifras que muestran la tendencia al alza de su actividad. Su director de Proyectos y Empresas Adheridas, Jordi Julian, destaca, en esta entrevista, la importancia de su actividad para el desarrollo de entornos amables con la ciudadanía. “Reciclar adecuadamente los residuos repercute sobre la calidad de vida de las personas”, defiende, para después añadir: “se trata de una importante contribución para poder alcanzar una economía circular, garantía de la sostenibilidad del sistema”.

¿Cuáles son los principales objetivos de ECOTIC?

ECOTIC es una organización privada de naturaleza fundacional, sin ánimo de lucro, cuya constitución ha sido promovida por las principales empresas del sector de la electrónica de consumo. Desde su constitución en 2005, en ECOTIC trabajamos en favor de la defensa del medio ambiente y el desarrollo sostenible a través de la sensibilización y formación de fabricantes, distribuidores y usuarios de aparatos eléctricos y electrónicos. Nuestra principal actividad es la correcta gestión de los residuos de aparatos eléctricos y electrónicos (RAEE) de las empresas y entidades adheridas a nuestro Sistema Colectivo de Responsabilidad Ampliada del Productor (SC), dando respuesta a los requisitos legales que los productores y distribuidores de aparatos eléctricos y electrónicos deben cumplir. Nuestra gestión de los residuos garantiza no solamente su adecuado reciclaje, sino que éste se realice de la forma más eficaz y económicamente razonable, optimizando los recursos destinados a la financiación del proceso, y logrando de este modo que el sistema sea sostenible y garantizando su perdurabilidad en el tiempo.

¿Y qué actuaciones desarrollan para conseguirlos?

Nuestros principales objetivos son la defensa del medio ambiente y el desarrollo sostenible, para lo que trabajamos en numerosas líneas de actividad que contribuyen a su consecución, como por ejemplo, el establecimiento, desarrollo y gestión de sistemas de recogida, tratamiento y control de residuos de aparatos, equipos y componentes electrónicos al final de su vida útil, garantizando la optimización de los recursos destinados al reciclaje por parte de los adheridos. También la realización de estudios e investigaciones sobre la recogida, tratamiento y control de los RAEE, la divulgación de información sobre la recogida, tratamiento y control de este tipo de residuos,
tanto en el ámbito profesional como entre la sociedad en su conjunto, el desarrollo de actividades científicas y tecnológicas de debate y formación sobre los RAEE y su gestión y la difusión de la cultura del desarrollo sostenible en el ámbito de los equipos y aparatos
eléctricos y electrónicos.

En 2015 se cumplen 10 años de su creación. ¿Cómo llega ECOTIC a esa efeméride?

Ha sido una década de intensa actividad, en la que el reciclaje electrónico ha pasado de ser un tema básicamente desconocido, a uno de los grandes retos para la sostenibilidad del medio ambiente y la economía. Actualmente, ECOTIC se ha consolidado como la entidad de referencia en España para la gestión de los residuos electrónicos, con autorización para gestionar las 10 categorías de RAEE a nivel nacional, contando con la colaboración de una amplia red de gestores de residuos autorizados, y con más de 5.500 puntos de recogida distribuidos por toda la geografía española.

En cuanto a las magnitudes, en 2014 financiamos y gestionamos un total de 66.302 toneladas de RAEE, lo que representa un incremento del 28,2% respecto al ejercicio anterior. A lo largo de estos 10 años, hemos logrado cerca de 360.000 toneladas, lo que para hacernos una idea sería el equivalente a haber reciclado más de 200.000 automóviles de tamaño medio.

¿Qué importancia tiene para el medio ambiente y el desarrollo sostenible, que fabricantes, distribuidores y usuarios trabajen conjuntamente en ese sentido?

El reciclaje de los RAEE persigue dos objetivos principales. En primer lugar, evitar el impacto negativo que pueden suponer para el medio ambiente y la salud de las personas debido a la presencia de sustancias potencialmente tóxicas. Por otra parte, es fundamental que podamos recuperar y valorizar la máxima cantidad de materiales contenidos en los residuos, para de este modo evitar el desgaste de unos recursos naturales finitos y cada vez más escasos. En este sentido, es importante que todos nos hagamos responsables sobre nuestro papel. Por parte de los fabricantes, potenciando el ecodiseño para sustituir determinados materiales en los procesos productivos, y diseñando los productos de modo que favorezcan su reciclaje. La distribución desempeña un papel fundamental debido a su capacidad de canalizar residuos de los consumidores, por lo que su implicación es fundamental para cerrar el ciclo. Y naturalmente, los usuarios deben ser conscientes de su responsabilidad haciendo entrega de los RAEE en Puntos Limpios o en los comercios dedicados a la venta de aparatos eléctricos y electrónicos.

¿De qué manera se puede sensibilizar en ese sentido?

Resulta estratégico impulsar campañas de información y sensibilización sobre la importancia del reciclaje de los RAEE, y de la responsabilidad que todos y cada uno de nosotros tenemos al respecto. A lo largo de estos 10 años, desde ECOTIC hemos puesto en marcha numerosas campañas de comunicación, dirigidas tanto a los consumidores y usuarios de los aparatos, como a los colectivos profesionales que intervienen en su ciclo de vida. Algunos ejemplos recientes son la campaña “Otro Final es Posible”, dirigida a los usuarios de los aparatos y articulada a través de los comercios, o el programa ECOinstaladores, dirigido a los instaladores de aparatos de aire acondicionado por su papel clave en el adecuado reciclaje de este residuo cuyos niveles de reciclaje distan en general de las cantidades deseables.

¿Hay conciencia en España de la necesidad de reciclar los aparatos electrónicos?

La verdad es que a lo largo de los últimos años hemos venido constatando un mayor conocimiento y sensibilización respecto al reciclaje electrónico entre la ciudadanía, que cada vez es más consciente de la importancia de la necesidad de dar una adecuada respuesta a un tipo de residuo que crece tres veces más rápido que el resto de residuos sólidos urbanos. Cabe señalar que la acogida de las distintas campañas de sensibilización que llevamos a cabo, tanto de forma individual como conjuntamente con otros Sistemas Colectivos de Responsabilidad Ampliada del Productor, suelen tener una muy buena acogida y unos elevados niveles de participación. Asimismo, también resulta interesante destacar la creciente cobertura por parte de los medios de comunicación de la que gozan los temas relacionados con el medio ambiente y el reciclaje, lo que sin lugar a dudas contribuye a la concienciación ciudadana.

¿Se recicla más, menos o igual que en el resto de Europa?

El objetivo establecido por el anterior Real Decreto, transposición de las Directivas europeas, era el de reciclar cuatro kilogramos/habitante/año, aunque el cumplimiento en los distintos países de la Unión Europea es desigual, con varios países muy por encima esta cifra, otros en torno al objetivo y varios por debajo de este nivel. En el caso concreto de España, el nivel de recogida se situaba en torno a los 3,37 kilogramos/habitante/año, sensiblemente por debajo del objetivo. El incumplimiento de la recogida viene determinado principalmente por la existencia de flujos paralelos de RAEE que no están controlados por los Sistemas Colectivos de Responsabilidad Ampliada del Productor, y que por tanto no se contabilizan para la consecución de objetivos pese a ser efectivamente gestionados. Por este motivo, las estimaciones que realizamos desde ECOTIC apuntan a que en realidad la cifra de recogida se sitúa en realidad en torno al objetivo establecido de 4 kilogramos/habitante/año. Un mayor control y trazabilidad de los RAEE, y la incorporación de los gestores actualmente fuera del sistema, son dos elementos clave sobre los que consideramos que se deberá trabajar de forma intensiva para alcanzar los objetivos establecidos por el nuevo Real Decreto.

El hecho de hacerlo, ¿qué aporta al desarrollo de ciudades más inteligentes y amables con sus ciudadanos?

Naturalmente, el hecho reciclar adecuadamente los residuos repercute sobre la calidad de vida de las personas, mediante la conservación del medio ambiente que nos afecta a todos de un modo u otro. Por otra parte, el impulso de la reparación y reutilización de los aparatos, más allá del beneficio derivado del ahorro de recursos y energía empleados para su fabricación, consideramos que tendrá dos consecuencias principales. Por un lado, la generación de nuevos empleos relacionados con el sector verde, un ámbito en el que se ha experimentado un importante crecimiento a lo largo de los últimos años. Y por otra parte, el acceso por parte de un mayor número de personas a los aparatos, que en ocasiones pueden quedar fuera del alcance de determinados grupos de población debido a motivos, por ejemplo, como el precio. En definitiva, creemos que se trata de una importante contribución para poder alcanzar una economía circular, garantía de la sostenibilidad del sistema.

¿Desarrollan alguna actuación en materia Smart City? ¿Qué ofrece ECOTIC a las ciudades de hoy?

Disponer de sistemas de control que garanticen la trazabilidad y la gestión efectiva de los residuos tiene innegables beneficios tanto para el medio ambiente como para la salud de las personas, asegurando un entorno natural y urbano con las máximas garantías de salubridad y habitabilidad. Nuestras actuaciones se limitan a la gestión de los RAEE, por lo que no desarrollamos iniciativas específicas en el ámbito de las infraestructuras del entorno urbano. No obstante, y de un modo más estrechamente relacionado con nuestra actividad principal, actualmente estamos desarrollando un sistema de etiquetas de seguimiento de los residuos por radiofrecuencia (Radio Frequency IDentification, RFID), que permitirán mejorar los aspectos de trazabilidad y contabilización de los residuos que hemos mencionado anteriormente, y que contribuirán sin duda a poder alcanzar los ambiciosos objetivos de reciclaje de los RAEE establecidos por la nueva normativa.

  Enviar entrevista






CAPTCHA Image

EMPRESAS & SMARTCITIES

accenture

Correos

Endesa