RSE

La semana de la ISR congrega a más de 500 personas en 6 eventos

La inversión sostenible se consolida en España


13/06/2018 08:15:38 Representantes de entidades financieras, aseguradoras, entidades gestoras, proveedores de servicios ISR, universidades, escuelas de negocios, organizaciones sin ánimo de lucro y sindicatos, se han reunido durante la Semana de la ISR 2018 en seis eventos organizados por el Foro de Inversión Sostenible (Spainsif) en Madrid, Barcelona, Valencia, Zaragoza, Bilbao y, de nuevo, Madrid del 1 al 8 de junio para discutir la consolidación de la Inversión Sostenible en España. El ciclo de eventos, el más importante que se celebra en España en materia de ISR, ha contado con la colaboración, como anfitriones y co-organizadores, de Fonditel, Caja de Ingenieros, Ética Patrimonios EAFI, Ibercaja, la Universidad de Deusto y BBVA, y ha permitido contrastar la experiencia de más de 25 protagonistas del ecosistema de la inversión.

Iniciativas europeas en finanzas sostenibles

El evento de apertura de la semana tuvo lugar en Madrid el 1 de junio, acogido por Fonditel, cuya presidenta y CEO, Teresa Casla, subrayó el momento clave de la ISR tras el plan de acción de la Comisión Europea sobre finanzas sostenibles, ante el reto de integrar la sostenibilidad en la inversión de activos, aspecto que cubren actualmente una cuarta parte de activos y que apunta a la mitad en 2020 y la totalidad en 2050. En este sentido profundizó el propio redactor del dictamen de la Comisión y miembro del Comité Económico y Social de la UE, Carlos Trias, quien abogó por crear un estándar y etiquetas que unifiquen el mercado europeo de la ISR y potenciar la inversión minorista.

Información extra-financiera en planes de pensiones

Este aspecto está cada vez más claro en el tramo institucional, cuya apuesta es muy notoria en los planes de pensiones de empleo (46 planes lo aplican en España, frente a ocho que aún no), como remarcó José Antonio de Paz, Subdirector de la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones, quien subrayó el porcentaje mayoritario de fondos de pensiones que integran criterios ambientales, sociales y de buen gobierno corporativo (ASG). De Paz abogó por tomar las medidas oportunas para que alcance el 100% de los fondos, objetivo en el que coincidieron los asesores y representantes de servicios y comisiones de control en el debate subsiguiente, en el que participaron, junto a José Antonio de Paz, Eduardo Déniz, Product Specialist en BBVA GPP;  David García, Responsable de Market Intelligence y Productos de Inversión Socialmente Responsable en Santander A.M.; José Ángel Barriga, Responsable de Calidad y Proyectos en Ibercaja Pensión; Mariano Jiménez Lasheras. Director de Área en CPPS y Presidente de Ocopen, y Andrés Herrero, Técnico de Planes de Pensiones de Empleo en UGT, moderados por Francesc Martinez, Director of Private Equity and Real State Investments en Fonditel.

Los panelistas valoraron la reciente Directiva de divulgación de información no financiera, primera iniciativa internacional que crea un marco jurídico para el reporte extra-financiero, así como su importancia en los planes de pensiones. David García lo ve como un cambio cultural que generará nuevos negocios y que resuelve, según Eduardo Déniz y también según Rebeca Minguela, Fundadora y CEO de Clarity, la asignatura pendiente de proporcionar información de impacto de los planes, hasta el punto de que, en palabras de Minguela, se deba reenfocar el mercado ISR desde ratings de impacto social además de desde los riesgos. Ratings que, de acuerdo con Teresa Casla, cada vez más, incorporan elementos de inteligencia artificial y machine learning. E impactos como los apartados específicos de revisión de políticas ASG, según Mariano Jiménez, o como la materialidad de apuestas contra el cambio climático o la exigencia de indicadores de seguimiento para garantizar que los signatarios de los planes aplican criterios sostenibles, según José Ángel Barriga.

La mencionada Directiva se une a otras iniciativas como el Código de Transparencia, lanzado en febrero por Eurosif y los SIFs nacionales, del que Andrés Herrero valoró su composición equilibrada social, medioambiental y de gobierno corporativo.

Mitigar riesgos a través de la inclusión de criterios ASG

Caja de Ingenieros, entidad pionera en inversión sostenible desde 2008, acogió en su sede de Barcelona el segundo evento de la Semana de la ISR, centrado en mitigación de riesgos para el inversor mediante la inclusión de criterios ambientales, sociales y de gobierno corporativo (ASG). Su director general, Xavier Fàbregas, abogó por profundizar en las estrategias de inversión, trascendiendo de la mera exclusión de empresas con impactos negativos y avanzando en la integración para el desarrollo sostenible.

La mesa redonda entre Antoni Fernández. Director General de Caja Ingenieros Vida y Pensiones; Domingo Torres, Director de España y Portugal de Lazard Fund Managers; Sébastien Senegas, Director de España e Italia de Edmond de Rothschild AM, y Xavier Fàbregas, Director General de Caja de Ingenieros Gestión SGIIC, moderados por el director general de Spainsif, Javier Garayoa, profundizó en la integración de criterios ASG en los instrumentos de ahorro y previsión buscando el retorno financiero y la optimización de la rentabilidad y el riesgo a largo plazo, según definió Fernández. Los panelistas detallaron sus estrategias ISR combinadas de exclusión e integración, precedidas de análisis que incorporan criterios ISR para todas sus inversiones y que apuntan hacia impactos positivos medibles como los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas, los acuerdos contra el cambio climático de París (COP 21), y los compromisos del sector financiero en inversión sostenible (PRI).

La inversión sostenible es rentable

La Bolsa de Valencia acogió el tercer evento de la Semana de la ISR con el apoyo de Ética Patrimonios EAFI, sobre la nueva generación de productos de inversión basados en la rentabilidad y la responsabilidad. Y es que estos fondos son más resistentes frente a las crisis y más seguros, según comentó Fernando Ibáñez, director General de Ética Patrimonios EAFI, en la apertura, y recalcó el director general de Spainsif, Javier Garayoa, que considera que, en breve, empezaremos a ver “como algo normal que los inversores pregunten por un producto sostenible”. Por ello, cada vez más son una opción de peso para los inversores particulares que quieren acercarse a la sostenibilidad, de acuerdo con Fernando Luque, editor de Morningstar, que valoró la buena situación de España en el scoring mundial de sostenibilidad junto con Europa y respecto a Estados Unidos.

La mesa redonda que sucedió a la intervención de Luque contó con las novedades de los productos de inversión, que buscan rentabilidad económica a través de criterios que aseguran el impacto social positivo y la minimización de riesgos extracontables, junto a la alineación con los valores humanos del inversor. Los principales responsables y gestores de estos nuevos productos ISR hablaron de sus características y objetivos:  Degroof Petercam (Fernando Loscertales) y Ética Patrimonios EAFI (Christian Dürr) con su SICAV, Bankia (David Menéndez) con su fondo de inversión, Caja de Ingenieros (Xavier Fàbregas) con su plan de pensiones y la Universitat Jaume I (Mª Angeles Fernández) con las investigaciones para modelizar y encontrar medidas cuantitativas de impacto. Cerró la jornada el director general de Economía Sostenible de la Generalitat Valenciana, Francisco Álvarez, que se mostró convencido de que cada vez más empresas auditaran sus criterios sostenibles y que los consumidores van a darle prioridad a las empresas que los incorporen.

La futura ley de cambio climático ya impacta en los inversores

Ibercaja acogió en su sede de Zaragoza el cuarto evento de la Semana de la ISR, marcado por la futura Ley de Cambio Climático y Transición Energética y su impacto en los inversores. Rodrigo Galán, director del Grupo Financiero de Ibercaja; Victor Viñuales, director ejecutivo de Ecodes, y Javier Garayoa, director general de Spainsif, trasladaron el reto que para empresas y administraciones públicas supone financiar las inversiones necesarias para desarrollar energías verdes, el vehículo eléctrico, o mejorar la eficiencia energética del sector residencial.

Durante la jornada, el director del del Observatorio Ciudad 3 R sobre Rehabilitación Urbana, Juan Rubio; el director técnico de AEDIVE (Asociación para el Desarrollo e Impulso del Vehículo Eléctrico), Rafael del Río, y Sophie del Campo, executive managing director para Iberia y Latinoamérica de Natixis Asset Management debatieron sobre el impacto en los inversores de los compromisos de reducción de CO2 derivados de los Acuerdos de París contra el cambio climático.

Para cumplir los compromisos de la Comisión Europea de crecer un 30% la eficiencia energética, se deben aumentar los esfuerzos en la modernización de los edificios, ya que representan el 40% del consumo total de energía en Europa. Según los cálculos de la Comisión, las medidas supondrán la creación de 400.000 puestos de trabajo y un ahorro de 70.000 millones de euros en la importación de combustibles fósiles.

El transporte supone en España el 40% del consumo final de energía y es responsable directo del 25% de las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI). El desarrollo del vehículo eléctrico será fundamental para alcanzar el objetivo de la Comisión Europea de reducir en 2030 las emisiones de CO2 un 40% respecto a 1990.

Finalmente, el sector financiero está llamado a desempeñar un papel fundamental como financiador de la transformación a una economía baja en carbono. Además, está inmerso en un proceso de cambio normativo que nace del Plan de Acción de la Comisión Europea para unas finanzas más sostenibles, que acercará las cuestiones medioambientales al núcleo del negocio financiero y la gestión de activos.

Inversiones de impacto como generadoras de valor a largo plazo

El jueves 7 de junio, Deusto Business Alumni ofició de organizador del quinto evento de la Semana de la ISR.  La jornada comenzó a las 9.30 horas en el auditorio Pedro de Icaza, en Deusto Business School – Campus Bilbao. con las palabras de bienvenida de Jose San Blas, Director General de Deusto Business Alumni y Javier Garayoa, Director General de Spainsif.

Después comenzó el turno de ponentes que en primer lugar hablaron sobre experiencias de carteras temáticas y de impacto, para ello se contó con la participación de Isabel Goiri, presidenta del consejo asesor de inversiones de la Fundación ANESVAD y Joan-Antoni Fernández, director General en Mutuavalors dels Enginyers EAFI.

A continuación se realizó una mesa redonda en la que participaron Aitor Arrizabalaga Kaltzakorta, Director gerente de ORZA, Entidad de Inversión Directa, Jon Recacoechea, Director de Inversiones Sostenibles en Fineco-Banca Privada Kutxabank, Javier Garayoa, Director General de Spainsif y Jon Aldecoa, Consultor de Pensiones e Inversión Responsable en Novaster ,con un tema central los inversores y las inversiones de impacto. Fernando Gómez-Bezares, Catedrático de Finanzas de la Universidad de Deusto, fue el encargado de moderar el debate.

La aportación de la ISR a los Objetivos de Desarrollo Sostenible

El viernes 8 de junio tuvo lugar en el Centro de Innovación del BBVA en Madrid la jornada de cierre de los seis eventos que han jalonado la Semana de la ISR, organizada por Spainsif por toda la geografía española. Más de un centenar de personas en representación de todo el ecosistema de inversión sostenible atendieron al evento, centrado en la aportación de la ISR a los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) promovidos por Naciones Unidas como un llamado universal a la adopción de medidas para poner fin a la pobreza, proteger el planeta y garantizar que todas las personas gocen de paz y prosperidad.

El director general de Spainsif, Javier Garayoa, definió la inversión sostenible como “una cerrera de fondo” y agradeció la colaboración de los 62 asociados de Spainsif y las más de 25 entidades participantes durante la Semana de la ISR para, a continuación, dar paso a la conferencia magistral del Decano de Ordenación Académica del Instituto de Empresa, Joaquín Garralda, que destacó que el 40% de las 250 empresas más grandes del mundo ya reportan su impacto en los ODS.

Garralda subrayó las billonarias expectativas de los inversores asociadas a los ODS, cifradas por ejemplo en los 62 billones de dólares gestionados por los signatarios de los Principios de Inversión Responsable (PRI). Mencionó cómo los tres objetivos más citados por empresas y entidades son el cambio climático, el trabajo decente y el desarrollo económico y de la salud. Hizo hincapié, asimismo, en las ventajas de la simbiosis entre inversión sostenible y ODS, desde el deber fiduciario, hasta su naturaleza inevitable en los “universal owners” como Blackrock, y las oportunidades que conllevan, tanto a escala macro (el crecimiento económico de asociar la inversión a objetivos demostradamente menos arriesgados a largo plazo), como micro (los ODS como guía para la selección de activos).

Esto ha hecho nacer, a su juicio, un interesante concepto: el accionista o inversor “activista”, que a través del “engagement” se hace presente en los órganos de gobierno de las empresas en que invierte reclamando decisiones sostenibles, un aspecto compartido por los integrantes de la mesa redonda que puso el broche a la jornada, que sumó a Javier Garayoa y Joaquín Garralda la experiencia de la directora general de la Red Española del Pacto Mundial de Naciones Unidas, Isabel Garro, la directora de Allianz Global Investment en Iberia, Marisa Aguilar, y el economista de Comisiones Obreras, Mario Sánchez-Richter, moderados por el Director de Sostenibilidad del BBVA, Emilio Martín-More.

Garayoa remarcó que el mercado español ya está ofreciendo productos financieros claramente orientados a la necesaria financiación de los ODS, desde instituciones de inversión colectiva a planes de pensiones individuales (aspecto muy subrayado por Mario Sánchez-Richter junto a la importancia de la negociación colectiva) o fondos ad-hoc que ligan los criterios ASG a los principales Objetivos y coincidió con Garralda en la importancia de medir correctamente los impactos reales de estas acciones.

Estos productos responden, según Isabel Garro, al deber "visionario" de explicar a empresas e inversores cómo potenciar los ODS porque implica necesariamente su desarrollo a largo plazo: "Nuestra responsabilidad es anticiparnos", dijo. En esta explicación procede resaltar, según Garralda, que no se trata de filantropía, sino de maximizar el binomio rentabilidad-riesgo, motivo que prima en inversiones como las que hace 20 años lleva desarrollando Allianz Global Investment, según describió su directora, Marisa Aguilar, que junto con Garro destacó en el debate el elemento transversal a todos los ODS que suponen los derechos humanos.

Entre las conclusiones que Martín-More invitó a formular a los panelistas, Garayoa destacó que la inversión sostenible avanza en línea con una corriente general que implica a todos los actores en un compromiso fuerte con los objetivos de sostenibilidad; Garro cifró en 12 millones de dólares las oportunidades anuales en torno a los ODS y se preguntó si merece la pena “ir a por ellos”; Garralda respondió que la duda ya no tiene beneficio en este sentido; Aguilar expresó el deseo de que la inversión sostenible se convierta en “mainstream”, en el “equipamiento de serie de nuestras carteras, no en los extras”; y Sánchez-Richter pidió más transparencia, lo que permitirá tomar las decisiones de inversión más sostenibles y medir el impacto final de esta materia.

  Deja tu comentario




  Enviar noticia