RSE

Fátima Báñez destaca el papel de la Economía Social en el futuro del trabajo en la XXVI Asamblea General de Cepes

La Economía Social emplea a más 2,2 millones de trabajadores en España


29/05/2018 07:49:47 La ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, ha asegurado que la Economía Social representa un papel importante en el futuro del trabajo y pasa por “poner por delante el mayor activo que tienen las empresas en la actualidad, que son las personas”. Báñez ha realizado estas declaraciones durante la clausura de la XXVI Asamblea General de la Confederación Empresarial Española de la Economía Social (CEPES), acompañada por el presidente de esta patronal, Juan Antonio Pedreño.

El encuentro reunió a miembros del mundo de la política y las instituciones, así como a más de un centenar de entidades representadas a través de los socios de Cepes y de la Economía Social en España, un sector que en la actualidad engloba a más de 43.300 empresas y emplea a más 2,2 millones de trabajadores en todo el país.

En su intervención, la responsable de Empleo expresó la necesidad de seguir avanzando para hacer frente a los desafíos que plantea el futuro del trabajo y se ha referido a la Estrategia Española de Economía Social 2017-2020, como una medida para responder a la globalización, la digitalización de la economía y el envejecimiento de la población “porque esos desafíos sólo se convertirán en oportunidades si sabemos contar con todos, si sabemos atraer y retener todo el talento”.

Así, precisó que esos desafíos se convertirán en oportunidades si se hace frente al reto demográfico, impulsando las fórmulas que la economía social ya emplea para el desarrollo local, el aprovechamiento racional de los recursos nacionales y la lucha contra la despoblación, y promoviendo que las entidades del sector participen en las actividades de I+D+i recogidas en el Plan Estatal de Investigación Científica y Técnica y de Innovación 2017-2020 en el ámbito de cambio demográfico, entre otros.

Por ello, destacó además la importancia de trabajar de manera conjunta por parte del Gobierno, los agentes sociales, la Organización Internacional del Trabajo (OIT), con CEPES, el Consejo Económico y Social (CES) y el resto de agentes y fuerzas políticas.

El futuro del trabajo 

El presidente de Cepes abordó en su discurso los principales retos y oportunidades a los que tendrá que hacer frente el mercado de trabajo en el futuro. Entre ellos, la digitalización y el Big Data, las nuevas tecnologías, la deslocalización, la sostenibilidad o el cambio demográfico y el envejecimiento.

En un momento en el que el mundo avanza en una agenda 2030 para lograr un planeta sostenible, aportando nuevos modelos de producción, en nuevos sectores emergentes y con nuevas formas de consumir y producir, la Economía Social se ha hecho acreedora, según Pedreño, “de tener un papel protagonista en los debates que van a marcar el modelo de desarrollo socioeconómico que queremos construir juntos”.

“Nos enfrentamos a nuevas demandas, pero también a la aparición de nuevas estructuras productivas resultantes del también imparable proceso de globalización que se viene desarrollando desde hace décadas, y que van a ser fundamentales en el futuro de nuestra sociedad”, indicó Juan Antonio Pedreño.

En su opinión, es “esencial que las empresas tengan un comportamiento responsable desde el punto de vista social y tengan realmente presentes la sostenibilidad y los intereses de la sociedad”. 

En este sentido, reiteró que la Economía Social es un modelo de empresa en el que las personas priman sobre el capital y donde, sin perder de vista la dimensión empresarial, buscan la contribución de los trabajadores y el compromiso con su propia empresa. “Se trata de un modelo donde prima la gobernanza democrática, la defensa de la solidaridad y la responsabilidad con el entorno para generar un impacto positivo”, incidió.

Por ello, apuntó la necesidad de “dejar de plantear a los responsables políticos qué pueden hacer por la Economía Social y pasar a que entiendan y valoren lo que hace y lo que puede hacer la economía social por la sociedad”.

El presidente de CEPES subrayó el compromiso de la Economía Social de “avanzar hacia una sociedad más justa, solidaria, democrática y sostenible, que genere esa igualdad de oportunidades que demanda la sociedad y lograr un futuro sostenible e igualitario”. 

En este sentido, Pedreño apuntó “el compromiso de CEPES y de toda la Economía Social en la lucha contra la desigualdad de género al tratarse de empresas competitivas y viables que han sido y son ejemplo en la cohesión social, en la lucha por una sociedad más justa y equitativa, en el compromiso con el desarrollo local y la igualdad de oportunidades”.

La Economía Social, recordó el presidente de CEPES, siempre ha estado a la vanguardia de los derechos en el ámbito de la Responsabilidad social corporativa y esta debe integrar e incorporar  los avances que en materia de igualdad de género se deben llevar a cabo.

  Deja tu comentario




  Enviar noticia