RSE

Dos de cada tres empleos femeninos creados en el último año han sido para mujeres mayores de 45 años

Empleada del sector servicios y con estudios superiores. Así es el perfil de la mujer trabajadora


08/03/2018 08:00:29 Hoy en día la mujer trabajadora en España se corresponde con el perfil de una asalariada de entre 35 y 44 años, con estudios superiores y que trabaja en el sector servicios (área de servicios y ventas). En cambio, el perfil de aquellas que están desempleadas se corresponde con el de una mujer de entre 35 y 44 años de edad (aunque son las jóvenes de entre 16 y 19 años quienes ostentan la tasa de paro más elevada), con formación hasta la primera etapa de la educación secundaria y que lleva más de dos años buscando empleo sin encontrarlo. Esta es la radiografía del empleo femenino elaborada por The Adecco Group –en colaboración con Barceló & Asociados- en base a los datos de la Encuesta de Población Activa.

Al desgranar los datos en función de la edad, se observa que el 78,9% de las mujeres que trabajan en España tiene entre 25 y 54 años. Además, se produce una dualidad, ya que aunque el grupo de entre 35 y 44 años es que tiene una representación más amplia, también es, por otro lado, el más afectado estuvo por el desempleo (51,4%) el año pasado.

En este sentido, lo que reflejan los datos es que los grupos de edad que se sitúan por encima de los 54 años y por debajo de los 25, tienen un papel secundario en el mercado de trabajo. "En particular en el caso de las más jóvenes", detalla Adecco, dado que a pesar de que en 2017 el empleo creció proporcionalmente más en el caso de las mujeres más jóvenes, las mujeres de menos de 25 años sólo ocupan el 5,1% de los puestos de trabajo y, en el caso de las mujeres de 55 años o más, el 16%.

Una realidad que también queda constatada en el número de paradas, el cual ha disminuido en todos los grupos de edad, siendo mayor en el de las mujeres de entre 20 y 24 años (-17,8%) y de 25 a 34 años (-14,4%). De hecho, en total, son 257.100 mujeres las que han salido del paro en el último año (-11,3%).

Evolución del empleo femenino

En esta línea, el informe revela que, si el empleo femenino ha crecido un 2,6%, el de las mujeres de entre 16 y 19 años ha mejorado un 23,1% y el de las de 20 a 24 años lo ha hecho un 14,4%. Asimismo, se destaca que el crecimiento del empleo es más robusto cuanto mayor la franja de edad, dado que dos de cada tres mujeres que consiguieron un empleo en 2017 tenían 45 o más años de edad.

El informe detalla, además, que en todas las comunidades autónomas han visto disminuir sus respectivos grupos de mujeres sin empleo (Aragón, con un -18,7%; Asturias, con un -16,6% y Madrid, con un -15,7%, muestran las mayores reducciones) y que, en todas ellas, el grupo de ocupadas más nutrido es el de mujeres de entre 35 y 44 años de edad, especialmente en la Comunidad de Madrid, Cantabria y Andalucía, donde superan el 30%.

No obstante, las regiones donde más ha crecido el empleo de mujeres en 2017 son Murcia (+5,1%), Andalucía y Canarias (+4% en ambos casos), y solo el País Vasco lo ha reducido (-0,1%), mientras que Cataluña es la única autonomía donde ha aumentado el empleo en todas las franjas de edad.

Por otro lado, del grupo de 2 millones de mujeres desocupadas que hay en España, 775.200 buscan empleo sin conseguirlo desde hace más de dos años (38,5% del total de desempleadas). A ese grupo hay que añadir 299.600 mujeres que se encuentran en situación de paro desde hace más de un año y menos de dos años (14,9%). Es decir que poco más de la mitad de las mujeres paradas en todo el país sobrelleva tal situación desde hace al menos un año.

Nivel de formación

Con respecto a la formación, de las 8,6 millones de mujeres que trabajan en España, el grupo más nutrido, con 4,1 millones de personas (48% del total), es el de aquellas que alcanzaron la Universidad. Los dos grupos de educación secundaria tienen una cantidad de mujeres muy similar: 2 millones las mujeres con primera etapa de la secundaria (22,8% del total) y 2,1 millones aquellas que alcanzaron la segunda etapa (24%). Las restantes 439.800 mujeres ocupadas completaron como máximo la escuela primaria (5,1%)

Todas las comunidades autónomas presentan una composición similar, con el grupo de mujeres ocupadas con educación universitaria siendo el más grande y el de aquellas con hasta formación primaria el más pequeño. De hecho, cuanto mayor el nivel educativo, más grande el número de autonomías que han creado empleo.

En este sentido, el informe destaca que más de la mitad de los empleos femeninos creados en 2017 han sido para mujeres con formación superior, que han ganado 113.000 empleos (+2,8%). En cambio, las mujeres con educación hasta primaria han perdido 22.600 puestos de trabajo (-4,9%, cosa que en parte puede explicarse porque han completado ese nivel de estudios y han pasado a estar computadas en un nivel superior).

¿Emprendedoras o asalariadas?

Por otro lado, de esas 8,6 millones de mujeres trabajadoras españolas, un 87,8% son asalariadas y un 11,5% emprendedoras. Además, hay un pequeño grupo de 59.000 mujeres (0,7% del total), que no son ni lo uno ni lo otro, sino miembros de cooperativas, ayuda en el negocio familiar, tareas voluntarias, etc.

Entre las asalariadas, el colectivo más numeroso (68,1%) es el de las que trabajan en el sector privado. El 19,6% que completa el grupo de mujeres que trabaja en relación de dependencia corresponde a asalariadas del sector público.

Por su parte, las emprendedoras pueden desagregarse en dos grupos: empleadoras y autónomas sin empleados. El más nutrido de los dos es el último, con 697.700 mujeres (8,2% de todo el empleo femenino frente al 3,4% de las empleadoras). 

En todas las autonomías, las mujeres asalariadas en el sector privado son el grupo cuantitativamente más importante, aunque según Adecco, en el conjunto de España, por cada 10 mujeres asalariadas en el sector público, hay 35 en el sector privado. 

Asimismo, revela que Galicia es la comunidad autónoma donde las mujeres emprendedoras ocupan un mayor espacio del empleo total, con un 17,7%; seguida por La Rioja, con un 15,5%. En el otro extremo, solo hay dos comunidades en las que las emprendedoras suponen menos de un 9% del empleo femenino total: la Comunidad de Madrid (7,1%) y el País Vasco (8,9%). En esta línea, en España se cuentan 24 mujeres autónomas por cada 10 emprendedoras con asalariados a cargo.

Finalmente, el informe de Adecco señala cómo "una abrumadora mayoría de mujeres trabaja en el sector de los servicios", ya que el 88,8% de todas las mujeres ocupadas trabajan en él, mientras que las que desempeñan su actividad en la Industria representan el 7,7% del empleo femenino, y aquellas dedicadas a los sectores de la Agricultura y Construcción lo hacen en un 2,3% y 1,2%, respectivamente.

En esta línea, las trabajadores de Servicios y Ventas representan el 29,4% de todo el empleo femenino, y aquellas que realizan tareas Técnicas y Profesionales científicas e intelectuales suponen el 22%. Las Tareas elementales -donde se agrupan, entre otras, a empleadas domésticas, limpiadoras, vigilantes, etc.- conforman el tercer grupo con más mujeres, con un total de poco más de 1,4 millones (16,9%). Es decir que prácticamente 7 de cada 10 mujeres que trabajan (el 68,2%) lo hacen en una de las tres categorías ocupacionales mencionadas anteriormente.

  Deja tu comentario




  Enviar noticia