RSE

La ONU lanza un SOS ante los problemas de hambruna y cólera que sufre Yemen

Yemen sufre la mayor crisis humanitaria del mundo


27/07/2017 08:20:00 Yemen sufre "el peor brote de cólera en el mundo en medio de la mayor crisis humanitaria del mundo". Así lo han asegurado las tres agencias de Naciones Unidas en un comunicado conjunto. La Organización Mundial de la Salud (OMS), el Programa Mundial de Alimentos (PMA) y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) ha constatado que solo en los últimos tres meses se han producido "casi 1.900 muertes asociadas al cólera y unos 400.000 casos sospechosos de haberla contraído".

Los Directores de tres organismos de las Naciones Unidas –el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), el Programa Mundial de Alimentos de las Naciones Unidas (WFP, por sus siglas en inglés) y la Organización Mundial de la Salud (OMS)- han viajado juntos a Yemen para conocer de primera mano la magnitud de la crisis humanitaria e intensificar sus esfuerzos conjuntos para ayudar al pueblo de Yemen.

Y es que tal y como apuntan en un comunicado, Yemen está sufirendo "el peor brote de cólera en el mundo" en medio de "la mayor crisis humanitaria del mundo". Sólo en los últimos tres meses se han registrado 400.000 casos sospechosos de cólera y cerca de 1.900 muertes asociadas.

Aseguran los directivos que las instalaciones esenciales de salud, agua y saneamiento "se han visto interrumpidas por más de dos años de hostilidades y han propiciado las condiciones ideales para que las enfermedades se propaguen".

El país está al borde de la hambruna, con más del 60% de la población sin saber de dónde vendrá su próxima comida. Casi 2 millones de niños yemeníes sufren desnutrición aguda. La desnutrición los hace más susceptibles al cólera y las enfermedades generan más desnutrición. "Es un círculo vicioso", aseguran.

"En un hospital, visitamos a niños que apenas pueden reunir fuerzas para respirar. Hablamos con familias, superadas por el dolor por sus seres queridos enfermos y luchando por alimentar a sus familias. Mientras recorrimos la ciudad, vimos cómo infraestructuras vitales como las de salud y las instalaciones de agua han sido dañadas o destruidas", describen.

En medio de este caos, unos 16.000 voluntarios de las comunidades van de casa en casa, proporcionando a las familias información sobre cómo protegerse de la diarrea y el cólera. Los médicos, el personal de enfermería y otros trabajadores sanitarios esenciales están trabajando sin descanso para salvar vidas pese a que más de 30.000 trabajadores de la salud no han cobrado sus salarios en más de 10 meses.

Según cuentan, desde UNICEF, WFP y la OMS han establecido más de 1.000 centros de tratamiento de diarrea y puntos de rehidratación oral. La entrega de suplementos alimenticios, líquidos intravenosos y otros suministros médicos, incluidas las ambulancias, está en curso, al igual que la reconstrucción de infraestructuras críticas - la rehabilitación de hospitales, centros de salud de distrito y la red de agua y saneamiento-.

"Estamos trabajando con el Banco Mundial en una asociación innovadora que responde a las necesidades sobre el terreno y apoya el mantenimiento de las instituciones locales de salud", afirman. 

El fruto de los esfuerzos está teniendo su resultado dado que más del 99% de las personas que están enfermas con casos sospechosos de cólera y que pueden acceder a los servicios de salud están sobreviviendo. No obstante, el número total de niños que sufrirán desnutrición aguda grave este año se estima en 385.000.

"La crisis yemení requiere una respuesta sin precedentes", describen los directores. "Nuestras tres agencias trabajan en equipo con las autoridades yemeníes y otros aliados para coordinar nuestras acciones a través de nuevas formas de trabajar para salvar vidas y prepararse para futuras emergencias". Sin embargo, piden que la comunidad internacional "redoble su apoyo al pueblo de Yemen". 

Acción Social: Acción Social

  Deja tu comentario




  Enviar noticia