RSE

Nuevo modelo funcional y urbanístico que observan con atención otras capitales

La Supermanzana, nueva célula urbana de Barcelona para reducir la contaminación


20/02/2017 07:51:17 La transformación de las ciudades basada en supermanzanas es una iniciativa que, Salvador Rueda como director de la Agencia de Ecología Urbana de Barcelona, ha impulsado desde el año 1987. En esa época dirigía los servicios técnicos de medio ambiente del Ayuntamiento de Barcelona y uno de los trabajos realizados fue el mapa de ruido de la ciudad.

Los niveles de contaminación en el aire es una preocupación constante para las autoridades de la ciudad condal. Una solución alternativa es la puesta en práctica de un plan piloto para recuperar espacio público y reducir el tráfico en Poblenou, un barrio de la ciudad.

"Me di cuenta que el ruido sigue un patrón de todo o nada, es decir, si pasan coches los niveles de ruido superan siempre los 65 dBA (ruido diurno inadmisible). Para reducir el ruido a niveles admisibles, la calle debe ser vecinal. Se me ocurrió que la gestión del ruido (así se incluyó en el Plan de lucha contra el ruido de Barcelona), sin comprometer la funcionalidad del sistema urbano, podría ser articulada por una célula urbana: la supermanzana." Así define Rueda su supermanzana. En la página web de la Agencia de Ecología Urbana de Barcelona, explica con detalle su proyecto. 

En su explicación del proyecto :"Una célula de unos 400x400 m (9 manzanas del Ensanche de Barcelona), definida por una red de vías básicas que conectaban los orígenes y destinos de toda la ciudad. Las vías interiores (intervías) constituyen una red local de velocidad limitada a 10 km/h. La supermanzana no se atraviesa, lo que supone que los movimientos en el interior sólo tienen sentido si su origen o destino está en las intervías, provocando que las calles sean vecinales sin ruido, ni contaminación, etc. y liberando más del 70% del espacio, que hoy ocupa la motorización de paso, para los movimientos a pie y en bicicleta. Es la fase funcional de las supermanzanas. En una segunda fase, la urbanística, se incluyen nuevos usos y derechos ciudadanos."

Un plan que de esta manera pretende reducir la contaminación de Barcelona y muchas otras capitales del mundo observan con atención. Entre los ciudadanos hay disparidad de opiniones a favor, por la recuperación de las calles para los peatones, y en contra, por la prohición de circulación de vehículos y los problemas de movilidad que conlleva.

 

 

 

Acción Social: Acción Social RSE. Buen Gobierno y Reputación: Responsabilidad Social | Buen Gobierno

  Deja tu comentario




  Enviar noticia