RSE

Save the Children alerta del aumento de la pobreza infantil en España

La crisis deja a 500.000 niños españoles en situación pobreza severa


15/02/2017 08:20:00 La crisis económica española ha dejado a millones de familias sin hogar ni recursos con los que prosperar. Una situación especialmente alarmante cuando hay menores de por medio y que, sin embargo, según Save the Children, ha afectado en 7 años a 424.000 niños. Este aumento en el número de infantes en situación de pobreza severa ha quedado reflejado en el informe que la ONG ha dado a conocer esta semana, titulado 'Desheredados. Desigualdad infantil, igualdad de oportunidades y políticas públicas en España'.

Save the Children ha denunciado una subida de casi medio millón de niños que se han visto afectados por la crisis y que mantiene a sus familias en situación de pobreza severa. Según datos de su informe, España está entre los países de la Unión Europea con más desigualdad y, de hecho, las personas más ricas ganan siete veces más que las más pobres, cuando la media europea es de 5,2 veces.

Asimismo, recuerda que en las sociedades más desiguales, el éxito de los niños está condicionado por la herencia económica y social de los padres. "En España, un niño que nace en un hogar pobre está condenado de por vida a serlo. Ni las políticas públicas de protección social ni el sistema fiscal están diseñados para reducir la desigualdad y acabar con la pobreza", afirma Andrés Conde, director general de Save the Children.

Según la ONG, en España los impuestos tienen limitaciones para reducir la desigualdad porque proporcionalmente gravan más a las personas más pobres en relación con las más ricas.

Además, denuncia que, pese a que la escolarización es universal, la financiación y calidad de los servicios educativos favorecen más a unos alumnos que a otros y la consecuencia es “el 43% de los niños de familias más pobres, acaba abandonando prematuramente sus estudios".

El documento señala que la desigualdad está también directamente ligada con el empleo y añade que España es el país donde más ha aumentado durante la crisis el número de niños que viven en hogares donde nadie trabaja, hasta llegar a los 800.000 menores. "Pero tener un trabajo tampoco es una garantía para salir de la pobreza: la tasa de hogares pobres con hijos en los que algún miembro trabaja en España es de las más altas de Europa", afirma Save the Childre.

Apenas el 33,6% de los niños pobres tienen acceso a la única prestación dirigida a mejorar su situación. Además, los niños más pobres viven en hogares que destinan más del 40% de sus recursos a los gastos del hogar y son los recursos energéticos los más recortados y son, no obstante, los que más se han encarecido.

  Deja tu comentario




  Enviar noticia