Reportaje

alimentación saludable

Nutriplato, el Método de Nestlé y Sant Joan de Déu para prevenir la obesidad infantil

25/01/2018 En los últimos años, la población española se ha alejado de la dieta mediterránea y ha adoptado hábitos más sedentarios que provocan el aumento de trastornos como el sobrepeso y la obesidad, tanto en adultos como en niños.

El último estudio Aladino 2015 revela que más de un 23% de los niños entre 6 y 9 años en España tiene sobrepeso y más de un 18% obesidad. “Estamos hablando de que más del 40% de los niños tiene exceso de peso. Es un dato que alerta de que hay una desviación de la dieta mediterránea hacia unos hábitos más sedentarios”, advierte la responsable de Nutrición de Nestlé España, Laura González.

En este contexto, y con la voluntad de mejorar la calidad de vida de las personas y contribuir a un futuro más saludable, nace Nutriplato. Es un método de educación nutricional que ayudará a las familias a saber qué deben comer los pequeños y en qué cantidades. Mantener las proporciones adecuadas de cada grupo de alimentos según la edad del niño es la clave de una alimentación equilibrada. “Las verduras deben ocupar la mitad del plato y las carnes e hidratos de carbono un cuarto, respectivamente. Sin embargo, en la realidad, estas proporciones están invertidas en la mayoría de los hogares españoles, siendo los hidratos de carbono los que ocupan más del 50% del plato de los pequeños de la casa en lugar de las verduras”, destaca González.

El Método, en el que ha trabajado un equipo multidisciplinar de 20 expertos del Hospital Sant Joan de Déu y de Nestlé, está inspirado en el reconocido Healthy Eating Plate de la Harvard School of Public Health. A diferencia del proyecto estadounidense, Nutriplato es pionero en Europa porque se ha diseñado pensando en los niños de entre 4 y 12 años y adaptado a la dieta mediterránea. “Hemos incluido el aceite de oliva, las legumbres, el pescado azul, los frutos secos...”, explica.


Con la voluntad de ayudar familias

Alineado con el propósito de la compañía de mejorar la calidad de vida de las personas, el Método Nutriplato ofrece una serie de herramientas para mejorar los hábitos alimentarios de los niños con el objetivo de acompañar a los padres en todo el proceso de educación nutricional. Consta de un plato didáctico de tamaño real que, con un atractivo diseño, marca las proporciones de los grupos de alimentos que deberían estar presentes en las dos ingestas principales del día, la comida y la cena.

Nutriplato va acompañado de una guía que, de forma fácil y atractiva, muestra cómo usar el plato y cómo seguir el método de forma óptima. Los dietistas-nutricionistas que han desarrollado Nutriplato han incluido, entre otros contenidos, consejos sobre el tamaño óptimo de las raciones según la edad del niño y un recetario con menús equilibrados adaptados para cada etapa. Además, con la voluntad de ayudar a los padres, se ha desarrollado la web www.nutriplatonestle.es que acompañará a las familias en la mejora de los hábitos nutricionales de los pequeños.

El objetivo de Nestlé es llegar al máximo número de familias por lo que los padres podrán solicitar gratuitamente el Método Nutriplato a través de la web y recibirlo en casa sin coste. En palabras de la responsable de Nutrición de Nestlé España, “es un proyecto de promoción de salud en el que la intención es llegar a todas las familias ofreciendo una correcta información sobre educación nutricional. Nutriplato es una herramienta física, visual y didáctica para conseguir que los niños coman bien”.


El hospital evaluará la eficacia del Método

Por otro lado, la Unidad de Nutrición Clínica y Dietética del Hospital Sant Joan de Déu está llevando a cabo un programa de intervención nutricional a mil niños con sobrepeso u otras patologías asociadas que deben mejorar sus hábitos alimentarios. Durante dos años, este hospital pediátrico de referencia pasará consulta dos veces por semana para evaluar si, aplicando el Método Nutriplato, los pequeños recuperan los hábitos de la dieta mediterránea o si, aquellos que lo necesitan, mejoran su índice de masa corporal. El equipo de profesionales espera disponer de los primeros resultados al finalizar el primer año de seguimiento. En una segunda fase, el reto es hacerlo extensivo a otros ámbitos como, por ejemplo, los centros de atención primaria

Descargar archivo »

Enviar reportaje