Reportaje

voluntariado corporativo

Los empleados de Mondelez se vuelcan en el voluntariado corporativo

25/01/2018 En Mondelez International “octubre” es sinónimo de solidaridad. El mes de voluntariado corporativo de la compañía ha concluido con una participación de casi 250 empleados que han destinado 835 horas para colaborar con los comedores sociales de Cáritas, Fundación Amavir, Aldeas Infantiles SOS, Fundación Ronald McDonald, Cruz Roja Española, AXLA y Fundación A la Par.

El programa de voluntariado de Mondelez está englobado en el compromiso de #Impact4Good, una iniciativa que forma parte de la estrategia corporativa “Grow our Impact” y que define la forma de hacer negocios de la compañía. De esta forma, Mondelez busca ejercer un impacto positivo en la comunidad, al tiempo que inspira a las personas que forman parte de la empresa –trabajadores y stakeholders – para marcar una diferencia en el entorno a través de la actividad de su negocio.

“Desde que lo iniciamos en 2009, nuestro programa de voluntariado corporativo se ha convertido en una oportunidad para que nuestros empleados aprovechen para ejercer su responsabilidad social a la vez que crecen personalmente con una experiencia que siempre marca. Como voluntarios y como empresa, conseguimos un impacto positivo, real y tangible porque alineamos las iniciativas del voluntariado con nuestra actividad como empresa de alimentación, con foco en las necesidades de nuestra comunidad y las inquietudes de nuestros empleados”, explica Esther Patino, responsable del programa de voluntariado de Mondelez Internacional.

Después de ocho ediciones, el programa de voluntariado de Mondelez España se ha consolidado como una parte importante de la estrategia de RSC de la compañía y de las agendas de sus empleados. “Lo reinventamos cada año incorporando nuevas propuestas y partners sociales que sumamos a iniciativas que mantenemos por lo mucho que significan para nuestros empleados, como es ir a ayudar a los comedores sociales o a los bancos de alimentos”.

El programa de voluntariado está en permanente evolución para sorprender cada año a los empleados, a la vez que mantiene una esencia y unos objetivos constantes. “Es, por lo tanto, un fiel reflejo de las necesidades de nuestra comunidad y, al mismo tiempo, de las inquietudes de nuestros empleados”. En este sentido y “como empresa de alimentación que somos, estamos especialmente enfocados en la lucha contra el hambre y contra la desigualdad social, la promoción de hábitos de vida saludable y el cuidado del medio ambiente”, comenta la responsable del programa de voluntariado de Mondelez International.


Siete partners sociales

En la edición de 2017, el programa de voluntariado corporativo se ha articulado bajo una campaña de comunicación titulada “Voluntarios en Acción”, que ha agrupado las iniciativas realizadas con siete partners sociales.

“Hemos colaborado con comedores sociales de Cáritas, una actividad ya tradicional en nuestro programa y muy relevante dado que somos una empresa que opera en el sector de la alimentación”. Además, los empleados de Madrid y Barcelona han tenido la oportunidad de compartir tardes de juegos y deberes con los niños de Aldeas Infantiles; en dos residencias de Amavir, en Barcelona y Madrid, han generado tardes de diversión y acompañamiento a mayores mediante un encuentro intergeneracional al que asistieron hijos de algunos empleados; y con la Fundación Ronald McDonald han organizado distintos talleres con niños y familias acogidos en su centro de Madrid.

Completan el programa de este año el voluntariado realizado con la Fundación a la Par y Cruz Roja España, y una sesión de sensibilización contra el abandono de mascotas y la opción de adopción a cargo de la Fundación AXLA.

“Ha sido un programa ambicioso y muy variado para que los empleados se convirtieran en voluntarios en apoyo del proyecto con el que se sientan más identificados: lucha contra el hambre, fomento de hábitos saludables, ayuda al medio ambiente o la integración social de colectivos desfavorecidos. Como conclusión, hemos contado con una participación de casi 250 empleados y hemos donado unas 835 horas en voluntariado”, explica Esther Patino.


Una buena acogida

Estas cifras son una muestra de la buena acogida del voluntariado corporativo en Mondelez Internacional. Según Patino, “lo que más valoran nuestros empleados es la oportunidad que les brindamos desde el marco corporativo para descubrir el voluntariado y la impresionante labor que desarrollan las ONG. Valoran el dejar a un lado su rutina de emails y reuniones para conocer otras realidades y contextos que les da mucho que pensar y que dan lugar a un tsunami de sensibilización, reflexión y emociones”.

“Cada vez que el voluntariado ocupa nuestras agendas, ocupa también nuestras conversaciones no sólo en la oficina, sino también en casa. De ahí que cada vez más, la experiencia del voluntariado corporativo se extienda a familiares y amigos de los empleados porque así nos lo proponen, o incluso a una faceta más personal. El “gracias por la oportunidad y por la experiencia” es el feedback más repetido”

Descargar archivo »

Enviar reportaje