Reportaje

cadena de suministro

Las claves de la gestión responsable en la cadena de suministro

17/07/2017 El pasado mes de junio Forética y FTA organizaron la jornada “Sostenibilidad en la cadena de suministro. Generando oportunidades para las personas y las empresas en el entorno global, a través del comercio responsable”. En el marco de este evento se abordaron los principales desafíos de la integración de la sostenibilidad en la cadena de valor y cómo gestionar los proveedores de forma responsable e integrarlos en el modelo de negocio de sostenibilidad de la organización.

Estamos viendo cómo la integración de los principios de responsabilidad social y sostenibilidad en la gestión de la cadena de suministro se está convirtiendo en una pieza indispensable en la estrategia empresarial. ¿Cómo se está viviendo esta evolución desde la perspectiva empresarial?

Germán Granda. Efectivamente, cada vez más se está poniendo de manifiesto la relevancia de una gestión responsable y sostenible de la cadena de suministro. Es, además, un factor clave para la competitividad a largo plazo de la empresa en un entorno global. Estamos siendo testigos de cómo la deslocalización de la producción y la complejidad asociada a su seguimiento y control es un elemento estratégico para las organizaciones; y por ello, la implantación de criterios socialmente responsables aguas arriba de la cadena de valor de la organización es determinante. De esta forma, la empresa realiza una gestión proactiva de los impactos, los riesgos y las oportunidades sociales y ambientales derivados de su cadena de suministro.

Desde Forética, creemos que es fundamental que las empresas acompañen a sus proveedores en la mejora de sus procesos, ayudándoles a alcanzar unos requisitos mínimos de sostenibilidad que les permitan crear un mayor valor añadido a todos sus grupos de interés.


Desde Forética, ¿cómo se está apoyando a las empresas a la hora de abordar este completo reto?

Germán Granda. Enfocamos el reto de la gestión empresarial responsable de la cadena de valor desde varios ángulos y a través de diferentes herramientas. Por una parte, la Norma SGE 21, como sistema de gestión integral de empresas, abarca todas las dimensiones de la empresa, incluida la gestión de la cadena de suministro. Este apartado es esencial para cualquier empresa que quiera evaluar la adecuación de sus sistemas de gestión con los aspectos sociales, ambientales y de buen gobierno más relevantes. La Norma SGE 21 evalúa la puesta en marcha de una política de relación con proveedores, así como prácticas de contratación con criterios de responsabilidad social. Por otra parte, la dimensión de derechos humanos que es transversal a varias dimensiones de la gestión empresarial tiene una aplicación en la gestión de proveedores.

También son importantes los sistemas de evaluación de proveedores. Así pues, trabajamos con nuestros socios para implantar una metodología que permita a las empresas priorizar sus proveedores más críticos y desarrollar sistemas para incorporar dimensiones sociales, ambientales y de buen gobierno como parte de su sistema habitual de evaluación. Estos procesos ayudan a entender qué dimensiones de la RSE son las más relevantes a desarrollar en las relaciones con los proveedores tanto desde una perspectiva de creación de valor compartido como de gestión de riesgos.

Finalmente, en cuanto a la formación y sensibilización, más allá de la vinculación estratégica con FTA, iniciativa a través de la cual participan varios socios de Forética, desde nuestra asociación promovemos herramientas, buenas prácticas y tendencias sobre aspectos de la gestión de la relación con los proveedores que ayudan a mejorar el conocimiento de nuestros socios en estos temas relevantes.


Comercio y sostenibilidad, ¿se trata de dos términos compatibles?

Delia García. Por supuesto, y ese es precisamente el propósito de FTA, un Comercio con Causa, un comercio compatible con la sostenibilidad económica, social y ambiental, teniendo en cuenta los efectos de la acción comercial sobre las personas y el medio ambiente en toda la cadena de valor, convirtiendo el comercio en verdadero desarrollo sostenible. De ahí la Visión 2030, que integra los Objetivos de Desarrollo Sostenible en la propia estructura de gestión de FTA.


¿Qué proceso se recomienda que sigan las empresas en la integración de los criterios de responsabilidad social en la cadena de suministro?

Germán Granda. Para empezar, es importante que las empresas definan y establezcan unos criterios responsables de compra, analizando cuáles son los aspectos de la sostenibilidad claves en la gestión de sus proveedores para esa empresa (el sector, la localización o el contexto de la operación). Para ello, es útil realizar un diagnóstico y evaluación de proveedores que permita conocer, verificar y monitorizar el desempeño responsable de las empresas que contratan para llevar a cabo su actividad.

Los resultados de este diagnóstico permitirán identificar, prever y mitigar riesgos presentes y futuros. Además, esto tiene un vínculo directo con la mejora de la competitividad de la empresa, puesto que, conocer estos condicionantes permitirá optimizar los procesos productivos, reducir costes y ayudar a la empresa a decidir qué criterios priorizar a la hora de seleccionar a los proveedores.


Por otra parte, ahora se cumple un año que se creó el Grupo Nacional de Contacto de FTA en España. ¿Qué balance hace de este primer año en funcionamiento?

Delia García. El balance es muy positivo. Desde que se creó el Grupo Nacional de Contacto de FTA en España, hemos crecido en número de miembros activos un 50% y el diálogo continuo con las empresas miembros y otros muchos grupos de interés, así como el trabajo conjunto está siendo fundamental para avanzar en nuestro compromiso con una cadena de suministro responsable, que es el principal objetivo de FTA.


¿Cuáles son los principales objetivos de las empresas españolas miembros de FTA?

Delia García. Las empresas miembros de FTA, como todas las empresas, se enfrentan a grandes retos cada día. Sus objetivos fundamentales son conocer en profundidad su cadena de suministro, interiorizar los riesgos y las oportunidades en los países en los que operan y avanzar en sostenibilidad con un enfoque de mejora continua.


¿En qué medida apoya FTA al cumplimiento de dichos objetivos?

Delia García. FTA cuenta con herramientas de gestión clave para cumplir estos objetivos. Por ejemplo, un cuadro de mando para la gestión económica, social y ambiental de la cadena de valor, una herramienta para valorar el riesgo país basada en 25 indicadores clave, etc.

Asimismo, FTA como organización internacional líder en la gestión de la RSE en cadena de valor, cuenta con una red global formada por profesionales de la RSE de cada país y permite a las empresas miembros la acción conjunta para enfrentarse a importantes retos que el comercio plantea.

Descargar archivo »

Enviar reportaje