Reportaje

reporting

El reporting no financiero, clave para la sostenibilidad de las empresas

17/07/2017 La Directiva sobre divulgación de información no financiera y diversidad (Directiva 95/2014/UE) fija una serie de obligaciones de reporte para las grandes empresas de más de 500 empleados y de interés público. Pero, a día de hoy, España no ha culminado la transposición de esta normativa europea al marco jurídico nacional.

“Aunque el informe de reporting no es lo más determinante para saber si una empresa es responsable, es la herramienta que tenemos para que los líderes puedan conocer si sus compañías avanzan, para poder discutir aspectos de estos avances y para poder dialogar con los grupos de interés”, afirmó Ignasi Carreras, director del Instituto de Innovación Social de ESADE, durante su intervención en la jornada “Nuevas tendencias en reporting no financiero y rendición de cuentas”, organizada por Fundación SERES y ESADE. Por su parte, la directora general de la Fundación SERES, Ana Sainz, señaló que “la información no financiera debe ser tan fiable como la financiera, de modo que los inversores puedan tomar decisiones mejor informadas y les permita gestionar la empresa de una manera más efectiva, pensando en la diferenciación desde una perspectiva a largo plazo”.


Situación de la directiva europea de transparencia

En su intervención el director de la Fundación Garrigues, Jesús de la Morena, esbozó una radiografía de la situación actual de la Directiva sobre divulgación de información no financiera y diversidad y afirmó que “estamos en un momento de incertidumbre”. Tal y como recordó, la normativa europea se aprobó en 2014 y a finales del año pasado el gobierno español debería haber culminado el proceso de transposición al marco jurídico nacional. No obstante, este proceso está incompleto y la última información que se tiene es que el ICAC, Instituto de Contabilidad y Auditoría de Cuentas, sometió a información pública el borrador de la transposición por el cual se proponía la modificación de tres leyes españolas. “El gobierno hace un planteamiento de transposición de mínimos y se limita a establecer literalmente la Directiva con unos pequeños matices”, explicó de la Morena.


La aplicación en las empresas

Para conocer de qué manera la Directiva sobre divulgación de información no financiera y diversidad va a afectar al actual nivel de reporte de las empresas españolas, la jornada organizada por el Instituto de Innovación Social de ESADE y la Fundación SERES contó con las experiencias de MAPFRE y Adecco en el ámbito del reporting.

Durante su intervención, la directora de Responsabilidad Social y Reputación de MAPFRE, Clara Bazán, explicó que la compañía decidió avanzarse a la transposición en España y por ello “el informe de Responsabilidad Social orporativa, que se publicó el 10 de marzo, sigue el esquema que establece la Directiva”. Además, Bazán recordó que, desde el año 2005, MAPFRE publica su informe de sostenibilidad de acuerdo con los criterios que establece el GRI, a la vez que publica el Informe de Progreso del Pacto Mundial, y este año la compañía aseguradora ha realizado su primer Informe Integrado. No obstante, lamentó que “parece que la información financiera es más importante que la no financiera, cuando en realidad es la unión de ambas informaciones la que aporta una información muy valiosa a los grupos de interés sobre el impacto de la empresa en la sociedad o cómo es realmente el rendimiento de la empresa en su sector de actividad”.

Por su parte, Adecco no está obligada a seguir la normativa europea, pero la compañía ha decidido aplicarla en su informe anual de gestión, correspondiente al ejercicio del 2016, que la compañía realiza a nivel internacional. El responsable de reporting de Adecco y de la Fundación Adecco, Marc Ponce, explicó que la Directiva europea y la realización de un informe integrado a nivel internacional les ha brindado la oportunidad de profundizar en el valor compartido. “El año pasado se rediseñó la matriz de materialidad para generar valor compartido para todos los grupos de interés de Adecco: inversores, empleados, clientes, proveedores y partners sociales. Los factores materiales tienen la habilidad de aportarnos valor en nuestro desempeño. Necesitamos una contextualización de nuestra contribución social que medimos y valoramos con la RSE”

Descargar archivo »

Enviar reportaje