Reportaje

empleo y vulnerabilidad

Más de 4 millones de personas seguirán atrapadas por el desempleo y la pobreza laboral

12/06/2017 Los beneficios de la recuperación económica y la creación de empleo están llegando de forma muy desigual a la población española. Un total de 4,2 millones de personas -residentes en España en hogares de bajos ingresos o baja intensidad laboral- continuarán atrapados por el desempleo o la pobreza laboral a lo largo de los próximos doce meses. Esta es la principal conclusión del primer “Estudio de Población Especialmente Vulnerable ante el empleo en España”, elaborado por Accenture, Fedea y diferentes entidades sociales de la iniciativa “Juntos por el Empleo de los más Vulnerables”.

El término con el que se ha designado a la población objeto de estudio es “población especialmente vulnerable ante el empleo (EVAE)” o, lo que es lo mismo, “personas que, viviendo actualmente en hogares de bajos ingresos o de baja intensidad laboral y estando en situación de inactividad, aunque deseen trabajar y estén disponibles, en paro o situación de precariedad laboral, tendrán alto riesgo en los próximos doce meses de estar en una situación de falta de empleo o de pobreza en el trabajo”. La cuantificación y caracterización de este colectivo se ha realizado con los datos de las personas encuestadas en la EPA del cuarto trimestre del 2016 y el apoyo de otras fuentes de datos como microdatos de las submuestras anuales y de flujos de la EPA, la Encuesta de Condiciones de Vida y la Muestra Continua de Vidas Laborales.


Radiografía de las personas EVAE

El primer “Estudio de Población Especialmente Vulnerable ante el empleo en España”, elaborado por Accenture, Fedea y diversas entidades sociales, pone de manifiesto que en el cuarto trimestre de 2016 en España había unos 4,2 millones de personas en situación de especial vulnerabilidad ante el empleo (EVAE). Esta cifra representa el 13,9% de la población española de entre 16 y 64 años. Además, el estudio realiza una proyección para los próximos 12 meses y prevé que, de estos 4,2 millones de personas, 1,8 millones estarán en riesgo de seguir sin empleo y otros 2,4 millones estarán en riesgo de pobreza en el trabajo.

De los 1,8 millones de personas vulnerables que seguirán sin empleo, más de 403.000 viene de una situación de inactividad y 1,4 millones del paro. Además, el estudio señala que no hay una edad claramente predominante, aunque se observa que los mayores de 45 años son un grupo significativo, tanto en los que provienen del desempleo como de la inactividad. También hay más mujeres que hombres en ambos grupos y el nivel de estudios es un claro condicionante: más del 60% sólo tiene estudios iguales o inferiores a la ESO. Por comunidades autónomas, el estudio apunta que Andalucía, seguida de Valencia y Cataluña son las comunidades con mayor participación sobre el total nacional de personas que seguirán en la trampa del no empleo en los próximos doce meses. Y, finalmente, la inmensa mayoría (73,9%) no reciben prestaciones por desempleo y el 20% ni siquiera estaba registrada en los servicios públicos de empleo.

Por otra parte, el estudio también analiza el perfil de los 2,3 millones de personas en riesgo de estar en pobreza en el trabajo durante los próximos doces meses. Los principales datos apuntan que el 58% de las personas que están atrapadas en una situación de pobreza laboral son mujeres. Además, el riesgo de pobreza en el trabajo es decreciente con la edad y el nivel de estudios, de modo que el 31,9% son jóvenes de 25 a 34 años y el 60% sólo tiene estudios iguales o inferiores a la ESO, aunque el 16% tiene educación superior. Por otra parte, un 35,5% de estos trabajadores reside en Andalucía, seguida de Valencia (11,8%) y Cataluña (9,5%). Y, finalmente, sólo el 18,6% percibe alguna prestación. El 40,4% ni están inscritas como demandantes de empleo ni percibe prestaciones.

Ante esta situación, el presidente de Accenture, Juan Pedro Moreno, ha afirmado que “la magnitud el problema hace necesario establecerlo como prioridad en la agenda de empresas, donantes, administraciones públicas, entidades sociales… Todos tenemos que ayudar a la mejora de la situación laboral de estas personas. Para ello, deberemos aprovechar todo el potencial que tiene la digitalización, desde la educación hasta la formación y empleabilidad”.

Por su parte, el director corporativo del Área Social de la Obra Social “la Caixa”, Marc Simón, ha señalado que “desde la Obra Social “la Caixa” trabajamos firmemente para facilitar la integración laboral a personas en situación vulnerable, fomentando en las empresas la Responsabilidad Social basada en la idea que el progreso de la sociedad es la mejor garantía para la actividad empresarial. Y, por lo tanto, dando oportunidades a aquellas personas que más lo necesitan se contribuye al progreso de la sociedad y a la vez es una apuesta para futuras oportunidades de negocio”.

El primer “Estudio de Población Especialmente Vulnerable ante el empleo en España” aporta una nueva y potente herramienta de identificación, diagnóstico y segmentación de las distintas situaciones de especial vulnerabilidad ante el empleo. Esto supone el primer paso para llegar a todos los que más necesitan la ayuda y hacerlo de forma todavía más personalizada de acuerdo sus circunstancias específicas. En este sentido, para Antoni Bruel, coordinador general de Cruz Roja Española, “es imposible enfocar adecuadamente nuestra respuesta a las personas más vulnerables sin conocer en profundidad cuáles son los grupos y perfiles que tienen que ser prioritarios”.


“Juntos por el Empleo de los más Vulnerables”

Precisamente, aunar esfuerzos entre entidades sociales, empresas y administraciones públicas es lo que viene haciendo desde hace cuatro años “Juntos por el Empleo de los más Vulnerables”. Una iniciativa, generada y coordinada por Accenture, que agrupa a más de 1.200 entidades (mil organizaciones sociales, 73 empresas y fundaciones empresariales y 13 administraciones públicas). Entre todos se identifican necesidades, se desarrollan soluciones y se extiende su uso. De este modo, en los cuatro años de andadura de esta iniciativa, se han desarrollado 21 soluciones –en su mayoría digitales– para ponerlas al servicio de las organizaciones sociales de manera gratuita y abierta, contribuyendo así a mejora de las oportunidades de empleo de estos colectivos.

Muchas de las entidades sociales participantes, fortalecidas por las soluciones generadas dentro de la iniciativa, están logrando mejorar significativamente la empleabilidad de las personas en estas situaciones de especial vulnerabilidad ante el empleo alcanzando tasas de inserción de entre el 30% y el 50% en sus itinerarios de empleo.

“Juntos por el Empleo de los más Vulnerables” continuará profundizando en las necesidades específicas para cada grupo y construyendo las soluciones más idóneas para ellos, implicando en todo el proceso a todos los actores necesarios.

Descargar archivo »

Enviar reportaje