OPINIÓN

Responsabilidad Social integrada y sostenible

Yolanda Villaseñor,

directora de Calidad y Responsabilidad Social de AENOR

Yolanda Villaseñor

Algunos de los acontecimientos económicos y sociales sucedidos en los últimos tiempos, han puesto de manifiesto que los valores tradicionales de las organizaciones deben completarse con otros que las hagan más sostenibles mediante la inclusión de las necesidades del entorno en sus políticas y estrategias. Afortunadamente, muchas empresas mantienen un compromiso serio y riguroso con la Responsabilidad Social (RS), pese a la crisis económica que sufrimos todos desde hace más de 4 años.

Sin embargo, para que la responsabilidad social sea un compromiso eficaz, creíble y sostenible a largo plazo tiene que estar debidamente integrada en la gestión general de las organizaciones, en su política y estrategia, teniendo en cuenta las necesidades de todos los grupos de interés.

Desde AENOR, como entidad de referencia en certificación en España, hemos apostado por la herramienta que IQnet, la mayor red mundial de certificación, pone a disposición de las organizaciones que deseen avanzar en la compleja tarea de intentar satisfacer las necesidades y expectativas de sus stakeholders: IQnet SR10. Esta Red internacional constituyó un grupo de trabajo formado por diversos organismos de certificación expertos en el manejo de sistemas de gestión, en responsabilidad social y tomando como referencia la norma ISO 26000 y sus recomendaciones así como otras referencias existentes en este ámbito, ha elaborado el estándar IQnet SR10.

IQnet SR10 es un estándar internacional que establece los requisitos para definir, implantar, mantener y mejorar un sistema de gestión de responsabilidad social con el propósito de integrar la responsabilidad social en toda la organización y contribuir al desarrollo sostenible, considerando las necesidades y expectativas de los stakeholders.

Los requisitos de IQnet SR10 se estructuran siguiendo el ciclo de mejora continua PDCA, del mismo modo que en ISO 9001, ISO 14001 y OSHAS 18001, de tal forma que es fácilmente integrable y compatible con otros Sistemas de Gestión; Además, considera y da respuesta a los principios y directrices reconocidos recogidos en la norma internacional ISO 26000 y en otros convenios internacionales.

Actualmente, 17 países pertenecientes a IQNet han firmado el acuerdo por el cual pueden certificar a organizaciones interesadas en demostrar conformidad con el estándar IQnet SR10; entre ellos, se encuentran: Italia, Alemania, Bélgica, Rusia, Israel, Suiza y China. Desde la puesta en marcha del esquema, 20 organizaciones de diferentes países han certificado su Sistema de Gestión de la RS conforme a IQNet SR1o. Asimismo, los miembros de IQnet están haciendo un gran esfuerzo para proporcionar competencia técnica a sus auditores en este esquema, teniendo en cuenta la demanda e interés que han detectado en sus países sobre este estándar por parte de las organizaciones.

Principios, prácticas y beneficios de la RS
Por otra parte, AENOR y Garrigues han publicado recientemente el libro Principios, prácticas y beneficios de la responsabilidad social, una obra que tiene como objetivo facilitar la comprensión y aplicación de los conceptos de RS a aquellas organizaciones interesadas en su gestión, utilizando como referencia la norma UNE-ISO 26000:2012 Guía de responsabilidad social, la versión española de la norma internacional ISO 26000, incorporada al catálogo de normas de AENOR este año. La ISO 26000 constituye la guía de responsabilidad social que mayor consenso ha conseguido a nivel internacional y que ha contado con un mayor número de expertos en su elaboración.

Principios, prácticas y beneficios de la responsabilidad social no pretende sustituir a la Norma UNE-EN-ISO 26000:2012, sino aclarar y explicar los conceptos introducidos en la misma a partir de los dos capítulos principales del documento: los principios y las materias fundamentales en responsabilidad social.

TEMÁTICA TRATADA EN OPINIÓN

TEMÁTICA GENERAL