OPINIÓN

El reto de la sostenibilidad

Ernest Quingles,

CEO de EPSON Francia, España y Portugal

Ernest Quingles

La sostenibilidad en el mundo de la empresa cada vez está cobrando mayor importancia, ya que de ello depende garantizar una mayor eficiencia energética y económica, así como asegurar el futuro y el progreso social.

La preocupación por el cambio climático está ocupando un lugar protagonista en las agendas de los principales líderes políticos y empresariales. Así, por ejemplo, la XXII Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático reunió hace unos meses en Marrakech a jefes de Estado de los cinco continentes junto a expertos y empresarios con el objetivo de ratificar los compromisos que se pusieron sobre la mesa la Cumbre del Clima de París y reforzar la respuesta para frenar el cambio climático.
El éxito empresarial pasa por adaptarse a las nuevas necesidades de sostenibilidad que demanda, cada vez más, la sociedad. En este sentido, y en busca de analizar la situación actual y afrontar nuevos retos medioambientales, desde Epson hemos impulsado un estudio creado por la consultora Quocirca con el objetivo de analizar qué importancia otorgan a la sostenibilidad pequeñas y medianas empresas de España, Francia, Italia, Reino Unido y Alemania.
Los resultados más significativos del informe han sido presentados este mes de abril en Madrid durante la jornada “El reto de la sostenibilidad de las empresas españolas”. Un evento organizado por Epson y la CEOE que ha reunido a más de 50 representantes de diferentes sectores.
A través de 500 encuestas a empresas del ámbito público, empresarial, educativo, financiero y comercial se revelan datos tan llamativos como que las PYMES se están quedando atrás en la carrera hacia la sostenibilidad. Según los datos de Quocirca, el 80% de pymes españolas considera que implementar medidas para impulsar la sostenibilidad solo tiene sentido si no representa un coste económico para la compañía.
Frente a este dato contrasta la posición de las grandes empresas. Las corporaciones de España ya están en la senda de la sostenibilidad y en la actualidad hasta un 74% de las compañías de mayor tamaño considera que los aspectos relativos al medioambiente son importantes para su futuro empresarial, es decir, ya han asumido que la ecología forma parte de su propia estrategia de negocio.
En España predominan las pequeñas empresas, pero el hecho de que éstas no se involucren en materia de sostenibilidad hace que no saquen todo el potencial que tienen y que no consigan conectar con una sociedad cada vez más sensibilizada con estos aspectos. En cambio, hasta un 42% de grandes empresas está a favor de invertir en mejoras que favorezcan la sostenibilidad, mientras que solo un 20% de las PYMES nacionales están a favor de este tipo de inversiones.
Analizando los resultados de todas las empresas europeas, el informe constata que el 57% de las grandes corporaciones ya tienen personal con un rol en sostenibilidad, mientras que solo el 9% de las PYMES destina empleados para este fin. En definitiva, la estructura de las organizaciones juega un papel clave, pero poner en práctica soluciones sostenibles está al alcance de todos.
En la actualidad las empresas españolas están implementando, principalmente, medidas como: el reciclaje de papel de oficina (69%); iluminación de bajo consumo (69%); mejoras de eficiencia energética (59%); o el reciclaje de hardware (41%); mientras que sólo un 11% utiliza electricidad de fuentes de energía renovables. Los datos evidencian que queda mucho camino por recorrer, pero no cabe duda que la sostenibilidad está cobrando día a día una mayor relevancia.
Sin duda, uno de los principales frenos a la incorporación de prácticas responsables es la falta de recursos económicos. Existe un elevado desconocimiento sobre los beneficios y ayudas que las entidades públicas y privadas dan a los empresarios que apuestan por la sostenibilidad. Desde la Unión Europea, por ejemplo, se conceden ayudas a proyectos de uso de energías renovables, que promueven el ahorro energético y el respeto por el medio ambiente. Una de ellas se denomina “Ecoinnovación”, una iniciativa creada para apoyar la innovación entre las pymes y mejorar su competitividad. En esta misma línea, la Cámara de Comercio de España ha lanzado el programa ecoInnoCámaras, destinado a mejorar la competitividad mediante la incorporación de soluciones innovadoras en el terreno del medio ambiente.
La sociedad apuesta por la sostenibilidad y el mundo de la empresa debe actuar como motor de este necesario cambio. Por eso, es fundamental seguir innovando, desarrollar nuevos sistemas y poner la tecnología al servicio de la sostenibilidad, invertir en soluciones green que permitan “Activar el cambio” en todas las organizaciones, al margen de su tamaño.

TEMÁTICA TRATADA EN OPINIÓN

TEMÁTICA GENERAL