ENTREVISTA

La educación tiene que ser un tema de la sociedad, no puede ser sólo de los políticos, colegios y padres


Carmen Bieger,

directora de la de Fundación ATRESMEDIA

Carmen Bieger 26/05/2014

Con el objetivo de atender los derechos y necesidades de la infancia y la primera juventud, en el 2005 nace la Fundación ATRESMEDIA impulsada desde la propia dirección del Grupo. Un claro ejemplo de este impulso es que en la actualidad el Patronato de la Fundación ATRESMEDIA está formado por el Consejo de Administración del Grupo mediático.

¿Cómo nace la Fundación ATRESMEDIA?
La Fundación nace porque nos dimos cuenta de que la televisión, además de informar y entretener, tiene un gran poder de movilización social. Entonces, ¿cómo no íbamos a capitalizar ese poder de movilización social a favor de una causa? Elegimos la infancia porque es el colectivo más vulnerable y siempre hemos querido protegerle de una manera más especial.

¿Cómo valora que por tercer año conscutivo la Fundación ATRESMEDIA lidere el ranking de las fundaciones más transparentes?
Para nosotros es un orgullo encabezar la clasificación de este informe que elabora la Fundación Compromiso y Transparencia, máxime cuando ya son varios años en este buen camino. Como Grupo, estamos convencidos de la necesidad de contribuir entre todos a tener una sociedad ética y transparente. Precisamente las entidades que obtenemos fondos de terceros para proyectos sociales tenemos la obligación de corresponder a su confianza y dar a conocer con claridad los resultados que obtenemos gracias a su generosidad.

¿Cuál es la línea de trabajo de la Fundación?
Trabajamos con un Plan Estratégico a tres años, aprobado por el Patronato, y en el que cada año nos centramos en un tema específico como el medioambiente, la educación... Siempre intentamos trabajar de una manera constructiva, amena y con mensajes optimistas, e intentamos que todos los proyectos que llevamos a cabo respiren los valores de la Fundación como son la innovación, la transparencia, el espíritu lúdico, el afán didáctico…

¿Qué ámbitos abarca el Plan Estratégico de la Fundación?
Nuestro Plan Estratégico tiene tres niveles asistenciales. El primer nivel es proteger aquellos derechos de los niños que no se respetan. En España es algo de lo que, de momento, no tenemos que ocuparnos, por eso suelen ser proyectos de cooperación al desarrollo que articulamos a través de ONG españolas que trabajan en países en vías de desarrollo. En el segundo nivel se sitúan los proyectos asistenciales que llevamos a cabo en España. En el tercer nivel englobamos proyectos menos asistenciales, pero no por ello menos importantes. A través de este tipo de programas articulamos los mecanismos de escucha y participación de niños y jóvenes.

¿Por qué?
Porque al final nos dimos cuenta de que nuestro valor diferencial es esta capacidad de comunicar y de dar visibilidad a los asuntos que les preocupan. No sólo con un afán formativo y de sensibilización, sino que intentamos que con estas acciones ellos se sientan parte activa de la sociedad, inculcándoles esa capacidad de emprender socialmente, de ser responsables de las cosas que les afectan porque son agentes muy activos y muy brillantes en lo que piensan.

El 2013 fue el año de la Educación. ¿Qué balance hacen?
Hemos sido los últimos en llegar al mundo educativo y nos ha cautivado plenamente. De hecho, no sólo hemos dedicado el 2013 a la Educación sino que este año queremos continuar trabajando en este ámbito desde la óptica de unir esfuerzos entre entidades y ampliar objetivos. Por este motivo el 2014 se centrará en el lema “Juntos por la Educación”, con la posibilidad de que se convierta en una línea de trabajo transversal y permanente de la Fundación.
Estamos convencidos de que al final la educación tiene que ser un tema de la sociedad, no puede ser sólo de los políticos, de los colegios y de los padres. Toda la sociedad civil tiene que unir esfuerzos y recursos para conseguir que la educación sea algo puntero. Los niños son el futuro, el gran activo que tenemos y hay muchas cosas interesantes por hacer.

¿Cuáles son los objetivos?
Los objetivos del año pasado se centraron en mejorar el ambiente escolar. Hicimos iniciativas como “Te Toca” preguntándoles a los niños cómo creían que se podía mejorar el ambiente escolar y trabajamos mucho alrededor de la figura del buen profesor recordando a ese profesor que todos tuvimos y que nos estimuló tanto. Organizamos un gran encuentro para profesores con el fin de estimularles, reconocerles y, en la medida de lo posible, inspirarles. También organizamos los Premios a las Buenas Prácticas Educativas.
Este año queremos seguir trabajando en la figura del profesor porque el grupo de expertos que nos asesora tiene claro que el profesor es el primer eslabón de la cadena y que hay que motivar y estimular a los profesores y dar visibilidad al buen trabajo que muchos de ellos hacen. Otro de los temas que también queremos trabajar este año es impulsar la Formación Profesional para que socialmente no se vea como algo negativo.

El canal FAN3 es el buque insignia del Programa de Asistencia Hospitalaria. ¿Qué objetivos se han marcado?
Efectivamente, FAN3 forma parte del Programa de Asistencia Hospitalaria y este canal tiene como objetivo que los niños que están en los hospitales normalicen su estancia y les ayude en su recuperación. Yo no puedo estar más agradecida al Colegio Oficial de Psicólogos y a la Asociación Española de Pediatría por su colaboración altruista.
Actualmente, FAN3 está presente en 90 hospitales mientras que el Programa de Asistencia Hospitalaria llega a más de 120 hospitales de toda España. Este año nos hemos marcado como objetivo superar el centenar de centros y ampliar la programación a los fines de semana porque la televisión, junto con las actividades de voluntarios, puede ser sin duda un gran compañera de viaje en estas situaciones.

¿Qué tipos de contenidos ofrece FAN3?
En este canal mezclamos entretenimiento con pequeñas píldoras en las que contamos a los niños qué les va a pasar cuando están en el hospital, cómo funcionan los aparatos, a qué se dedica cada médico… Además, creamos secciones que intentan ser interactivas como, por ejemplo, las bromas de “Jeringuillo”, un personaje muy gracioso que cuenta chistes, lo que permite a los niños contárselos al personal médico y a sus visitas. También tenemos una sección en la que enseñamos a los niños trucos de magia con cosas que pueden tener en el hospital como una bola de algodón, tiritas, vendas… La idea es conseguir que ellos también tengan algo que contar y no sean meros espectadores.
Por otro lado, acabamos de estrenar una sección muy divertida con un doctor un poco locatis llamado “Doctore Felice” y que es experto en sentimientos. Hicimos un estudio sobre cómo los niños hospitalizados gestionan el dolor y una de las conclusiones que obtuvimos es que tenían cierta confusión sobre los estados de ánimo. El “Doctore Felice” les enseña a distinguir la pena de la rabia, de la frustración, así como a identificar los sentimientos positivos. Cuando el niño está bien todo se facilita y su proceso de recuperación se acelera. Si el niño está bien, los padres suelen estar mejor y se genera una corriente de tranquilidad que contribuye a que se recuperen antes.

Otro de los ámbitos de actuación de la Fundación ATRESMEDIA es la inserción laboral de las personas con discapacidad…
Como fundación empresarial corporativa, la Fundación también nace con esa vocación de devolver a la sociedad par te de lo que recibe. Nos parecía que, independientemente de contemplar la infancia y la juventud como un objetivo primordial, poder devolverle algo al sector audiovisual también podía ser una idea muy innovadora y por eso siempre intentamos trabajar con y para el sector audiovisual. ¿Cómo no ofrecer a los jóvenes con discapacidad, bien sea congénita o sobrevenida, la capacidad de insertarse en un sector tan apasionante como éste?
Esto tiene todo el sentido del mundo porque el siglo XXI es el siglo de las pantallas y así jugamos un doble papel social. Uno es la integración, pero también nos permite la sensibilización, porque, qué mejor prescriptor o difusor de lo que es la discapacidad que alguien que la viva y pueda estar delante de una cámara o de un micrófono para contarla.

Aquí se enmarca el Proyecto PRO. ¿En qué consiste?
Es un proyecto formativo dirigido a mejorar la empleabilidad de los jóvenes con discapacidad y para ello ofrecemos cursos muy concretos que permitan ir formando en las distintas profesiones del sector. Vamos cambiando el perfil cada año para ir cubriendo las distintas discapacidades y las distintas necesidades del sector audiovisual, porque lógicamente tenemos que ajustarnos a las demandas de esta industria.
El Proyecto PRO nace con vocación de dar una respuesta a todo el sector y generar una bolsa de empleo entre todos: productoras empresas, ONG y todos aquellos que tengan un canal de televisión. Realmente está funcionando muy bien y el año pasado, a pesar de las dificultades, se colocaron siete personas. Siete historias de éxito que nos llenan de satisfacción.

Uno de los cursos que se están impartiendo se centra en la interpretación. Por qué?
Este año hemos dado un paso más porque creemos que esa sensibilización e integración no sólo debe ser detrás de la cámara. Por este motivo hemos organizado un curso de interpretación que compartimos con la Fundación Globomedia. Estamos formando a doce personas para que puedan ser actores de series, de spots de televisión y de cine de forma que esos personajes que tienen una discapacidad no sean actores sino que sean per sonas reales que encuentran un trabajo como cualquier otra.

  Enviar entrevista






CAPTCHA Image