ENTREVISTA

Se puede ser más humano y más competitivo


Stephanie Zweifel,

directora de la red de empresas de másHumano

Stephanie Zweifel 19/03/2013

Durante la última década la Fundación Mujer, Familia y Trabajo ha centrado todos sus esfuerzos en la incorporación de la mujer en el mercado laboral y que ésta estuviera asociada a la conciliación. Conscientes de que la sociedad ha cambiado, la entidad se está transformando en la Fundación másHumano con el objetivo de humanizar a la sociedad y aumentar la competitividad de las empresas.

A partir del mes de junio la Fundación Mujer, Familia y Trabajo pasará a llamarse Fundación másHumano. ¿A qué se debe este cambio?
La Fundación Mujer, Familia y Trabajo nació hace diez años con la misión concreta de incorporar a la mujer en el mercado laboral y, a la vez, favorecer que hubiera una conciliación entre su vida profesional y familiar. Después de diez años de trabajo vemos que el concepto se ha ampliado. Ya no hablamos sólo de mujeres, sino de mujeres y hombres, y ya no hablamos de conciliación, sino que hablamos de flexibilidad. En definitiva, hablamos de mujeres y hombres en un mundo flexible a nivel empresarial, profesional, personal… La sociedad ha cambiado.

Este cambio de nombre, ¿comportará un cambio en la misión de la Fundación?
La misión de la Fundación másHumano es poder lograr una transformación empresarial para poder implantar modelos de gestión de trabajo flexibles. Defendemos que se puede ser más humano y más competitivo, es decir que la flexibilidad y la humanidad al final llevan a la competitividad y a la productividad de las empresas, pero para conseguirlo hay que entender que las personas representan la ventaja competitiva de las empresas.

¿Cuáles son sus grandes líneas de actuación?
Actuamos en cuatro grandes áreas: mujeres, jóvenes, empresas y el tercer sector. En el área de mujeres trabajamos con colectivos en riesgo de exclusión y potenciamos su inserción en el mercado laboral y su equilibrio entre vida personal y profesional. En la parte de jóvenes nuestro objetivo fundamental es dinamizar el mercado laboral de este colectivo puesto que, hoy en día, tiene una tasa de desempleo altísima y representa las nuevas generaciones que van a sostener el país el día de mañana. En este sentido, queremos fomentar la inserción de los jóvenes en el mercado laboral y sensibilizarlos con unos patrones de trabajo equilibrados y flexibles. En tercer lugar, trabajamos en la profesionalización del Tercer Sector puesto que su labor es muy importante y representa el 12% del PIB. Y, finalmente, desde el área de empresas nuestra misión se centra en humanizar a las compañías porque a menudo las organizaciones se centran mucho en sus cuentas de resultados y dejan de lado su activo más importante: las personas.

Precisamente la red de empresas másHumano es el proyecto principal de la Fundación en materia de empresas. ¿En qué consiste?
La red de empresas másHumano es una red formada por 13 compañías que trabajan para implantar modelos de trabajo flexibles, es decir una forma diferente de trabajar. Forman parte de la red de empresas másHumano Acciona, Atento, Bankinter, Fundación Sagardoy, Línea Directa, Microsoft, MasterCard, Orange, SGS, Banco Santander, Siemens Enterprise, Philips y Wolters Kluwer, y todas ellas tienen en común que se puede ser más humano y a la vez más productivo y competitivo.

¿Qué valor diferencial aporta la red de empresas másHumano?
Hay tres aspectos que diferencian esta red de otras redes del mercado. En primer lugar, la red se diferencia por su exclusividad. Contamos con un número reducido de empresas donde cada una trabaja y aporta para lograr un cambio sustancial en las formas de trabajar. El segundo punto es que un cambio en la forma de trabajar lleva su tiempo y por ello trabajamos a lo largo del tiempo con un calendario establecido de desayunos de trabajo, congresos, sesiones de benchmarking… En tercer lugar es una red orientada a la acción, es decir, donde las ideas se traducen en un buen hacer. Las ideas se llevan a la acción y todo el tiempo invertido tiene un fin y un beneficio muy concreto que impacta en la cuenta de resultados.

¿A qué se debe esta exclusividad? ¿La red no está abierta a nuevas incorporaciones?
Está abierta, pero su valor diferencial es la exclusividad y por ello nunca vamos a ser un grupo masivo. Podemos llegar a ser una red de 20 o 25 compañías, pero somos muy coherentes con el perfil de empresas que forman la red y todas tienen que estar muy sensibilizadas con la ideología.

¿Cuáles son los principales ámbitos de trabajo?
Trabajamos en cinco áreas. Trabajamos a nivel de instituciones públicas, y muy concretamente con el Ministerio de Empleo y Seguridad Social, con el objetivo de proponer reformas estructurales que permitan mejorar la competitividad de las empresas. También nos centramos en el posicionamiento y, con ejercicios de benchmarking las empresas de la red comparten conocimiento y casos de éxito en gestión de personas. Otro ámbito importante es la visibilidad en medios con el objetivo de transmitir a la sociedad que hay empresas responsables que son productivas y competitivas y dar a conocer casos de éxito que se pueden replicar en otras compañías. Otras actividades que trabajamos puntualmente se centran en los jóvenes y somos el nexo de unión entre universidades y empresas. De este modo actuamos como fuente de reclutamiento filtrando el talento que las empresas necesitan. Además, también nos centramos en el talento sénior porque consideramos que es un perfil con mucha sabiduría y expertise que hay que involucrar en las empresas. Finalmente en el ámbito de la RSC buscamos poder complementar todas las actividades de RSC de las empresas dentro de nuestra fundación.

¿Cuáles son las principales reformas que el Gobierno debería abordar para mejorar la competitividad de las empresas?
Hemos encontrado dos nichos para poder trabajar y aportar a la ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez. Uno es el concepto de la gestión de externos, es decir, cómo podemos trabajar el tema del outsourcing para generar empleo. Muchas veces las empresas tienen que centrarse en lo que realmente saben hacer y externalizar aquello que no es su actividad principal. Ahí es dónde es posible contratar a personas autónomas que ofrecen su talento, autónomos express o empresas especializadas en outsourcing, pero hoy en día muchas empresas tienen miedo porque la ley defiende más al trabajador que a la competitividad y a la empresa. En este sentido, creemos que es posible defender al trabajador y, a la vez, actuar de una forma responsable que ayude a dinamizar la empresa. El segundo punto en el que estamos trabajando es la flexiseguridad que significa que la flexibilidad, al fin y al cabo, aporta seguridad. La flexibilidad en todos sus aspectos, en la contratación, en la remuneración, en la formación, en las indemnizaciones… En definitiva, se trata de encontrar maneras flexibles que permitan hacer empresas más sostenibles en el tiempo y que al final den seguridad a los trabajadores.

¿Se pueden aportar datos concretos que apoyan los modelos de trabajos flexibles en los que trabaja la red?
La misión de ser humano y productivo se traduce en buenas prácticas que impactan en la cuenta de resultados y que permiten a las empresas ser fuertes y sostenibles. Por ejemplo, la Fundación Sagardoy se encontró con una empresa que tenía que despedir a 700 trabajadores y de la mano del despacho de abogados consiguió mantener a la plantilla.

¿¿Qué hizo?
Flexibilizó sueldos y contratos de trabajo y además dio prioridad a aquellas familias que tenían un miembro en el paro o un miembro con discapacidad. Además, la reducción de sueldo se complementó con formación, es decir remuneración en especie. Se trata de buenas prácticas creativas que han permitido mantener la plantilla de 700 personas de manera diferente. ¿Qué otras prácticas permiten a las empresas ser humanas y productivas? Atento está trabajando en identificar el potencial de las personas para poderlas promocionar cuando exista una oportunidad y Acciona ha recolocado en los años 2011 y 2012 un total de 38 puestos de trabajo que se tenían que eliminar, gracias a su programa de recolocación interna. En el campo del teletrabajo, Línea Directa ha conseguido tener un 10% de su plantilla teletrabajando lo que le ha permitido ahorra gastos en la empresa, aumentar la productividad de los empleados y bajar el absentismo. Por su parte, Microsoft ha cuantificado que trabajando en movilidad el aumento de productividad de la empresa es de un 60% y a nivel individual es de un 40%. La formación es otra manera de retribuir que no comporta un aumento de sueldo y aumentan la empleabilidad de las personas. Por ejemplo, el 97% de los trabajadores de Orange han pasado por programas de formación y cada empleado ha recibido 57 horas de formación al año. En el apartado de gastos generales en la cuenta de resultados, Siemens comenta que han reducido dos millones de euros a nivel corporativo, han gastado un 12% menos en equipos físicos y han ahorrado un 90% en consumos energéticos gracias a un trabajo en movilidad.

¿Quién forma la red de empresas másHumano?


  • La red de empresas másHumano está formada por 13 empresas: Acciona, Atento, Bankinter, Fundación Sagardoy, Línea Directa, Microsoft, MasterCard, Orange, SGS, Banco Santander, iemens Enterprise, Philips y Wolters Kluwer.
  • En su conjunto, la red de empresas másHumano factura 173.000 millones de euros y emplea a 375.000 empleados.
  • Las áreas de actuación de la red de empresas másHumano son las Administraciones públicas, el benchmarking, la visibilidad, los jóvenes y el talento sénior y la RSC de las empresas.

      Enviar entrevista






    CAPTCHA Image